OPINIÓN: Pocas (y malas) cartas…

ENRIQUE ARANDA / EXCELSIOR

A las vista, en los hechos, el arranque del proceso sucesorio de Enrique Peña Nieto en la Residencia Oficial de Los Pinos, el priismo observa con mal disimulada preocupación cómo, al tiempo que se acerca el momento de elegir a quien deberá abanderarlo en los estratégicos comicios de 2018, se reduce el número de prospectos susceptibles de ser considerados…

En las últimas semanas, y más específicamente ahora que el “último tramo” de la ruta hacia el próximo 4 de junio, ha sido cubierto, la atención de propios y extraños en el más alto nivel del Revolucionario Institucional y del gobierno federal tenderá, tiende ya, a centrarse en la organización de la XX Asamblea Nacional, primero, y luego, en la selección de su candidato presidencial… ¡de entre un grupo de prospectos cada vez más reducido! y, peor, ¡poco competitivo!

Y es que, a la vista toda suerte de ejercicios, el comando tricolor encabezado, aún, por el insulso Enrique Ochoa Reza y el grupo más cercano al jefe del Ejecutivo, no consigue ir más lejos de los personajes —“ninguno que garantice los niveles de alta competitividad que exigirá el venidero proceso, ciertamente”— hasta ahora mencionados: los secretarios José Antonio Meade Kuribreña, Aurelio Nuño Mayer y (hasta) José Narro Robles, de Hacienda y Crédito Público, Educación Pública y Salud, respectivamente, si de los afines al peñismo-videgarayismohablamos o, en el frente contrario, del también secretario Miguel Ángel Osorio Chong, de Gobernación.

Fuera de ellos, nadie… ningún otro que garantice una participación decorosa en las presidenciales, cuando no sea alguno de los “abiertamente rebeldes…” que, huelga decir, apostará todo en la reunión partidista de agosto en que, en esencia, la pretensión de los oficialistas no será otra que centrar los trabajos de la misma en la definición de la plataforma electoral de cara a 2018, partiendo de lo realizado en el sexenio en turno, en tanto que los contrarios buscarán arrebatar al presidente Peña Nieto su exclusiva facultad de elegir y nominar a su eventual sucesor, o al menos condicionarla…

El escenario, pues, al margen del resultado de los próximos comicios en Coahuila, Nayarit, las municipales de Veracruz y, de manera especialmente relevante en el Estado de México, no parece ser el mejor para el PRI-gobierno que, a la compleja problemática derivada de la (mayoritariamente mala) percepción existente sobre lo actuado y realizado por la administración sexenal en turno, enfrenta una notable, evidente carencia de perfiles —“de cartas con las cuales jugar, pues…”— lo que, insistamos, nada bueno les augura…

 

ASTERISCOS

* Inexplicable la singular cruzada que en defensa y apoyo del cuestionado Miguel Ángel Mancera y su gestión realiza el dirigente del blanquiazul, Mauricio Tabe Echartea, que si de problemas de inseguridad y violencia, o contaminación en la Ciudad de México, se trata, no duda en culpar de estos al Estado de México y su gobierno pues, aquí, ¡no pasa nada y todo marcha de maravilla!…

* ¡Vaya apoyo de última hora! el que parece haber encontrado Alfredo del Mazoen su andar hacia la conquista de la gubernatura del Estado de México: el de la pastora Rosi Orozco, la otrora efusiva calderonista dirigente de “Casa sobre la Roca”, una secta de corte religioso que se presenta como asociación civil, convertida ahora en ferviente luchadora contra la trata de personas…

* Tal como se previó, el Instituto Federal de Telecomunicaciones de Gabriel Contreras procedió ayer penalmente contra Tecnoradio, el grupo liderado por Alí Bañuelos Santana, que falseó información y ocultó su relación con Radiorama, con miras a obtener beneficios económicos ilegales en la pasada licitación de frecuencias radiofónicas y, a decir de especialistas, frustrar la apertura en el sector…

http://www.excelsior.com.mx/opinion/enrique-aranda/2017/05/31/1166712

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.