OPINIÓN: Una mafia u otra

Jorge Suárez-Vélez / REFORMA

Una de las frases que mejor describen a México proviene del principio del libro Zapata y la Revolución Mexicana de John Womack: “este es un libro acerca de unos campesinos que no querían cambiar, por eso mismo hicieron una revolución”.

López Obrador ofrece eso, detener el cambio, dar vuelta en U, asegurarse de que regresemos al México de los setenta, ignorando la evidencia de un entorno que era radicalmente distinto y de un modelo que aun entonces quebró.

AMLO habla de las “mafias del poder”. Tiene razón. Habla del PRIÁN. También la tiene. La controversia no está ahí. La pregunta a hacernos es si él la desarticularía o la perpetuaría; es si simplemente propone mudar la mafia existente a otra nueva que garantice que el statu quo prevalezca.

Hemos cambiado, pero sí hay costos qué asumir. México es infinitamente más democrático que hace 20 o 30 años. Pero las elecciones competitivas son más caras. En la elección presidencial que viene los distintos partidos empeñarán fortunas grotescas. Pero hoy el PRI es mucho menos dominante. Si pierde las elecciones estatales que vienen, podría acabar controlando menos de 30% del presupuesto nacional.

Ahora, el Poder Legislativo tiene acceso a más dinero. Pero es justo eso lo que ha hecho que cada legislador se haya vuelto “empresario”. En vez de vigilarse unos a otros o de ponerle límites al Poder Ejecutivo, como vemos que ocurre con Trump en Estados Unidos, nuestros diputados y senadores están más cerca de conformar su propia cámara de comercio que de hacer su chamba, inventándose además bonos y prestaciones con pasmoso cinismo. Unos cubren las espaldas de otros, la línea entre ideologías políticas se ha borrado pues interfiere con el business.

No tenemos por qué pensar que AMLO o Morena deseen algo diferente. La evidencia de extorsión y diezmo de Delfina en Texcoco o la recolección de efectivo de Eva Cadena, no son más que mínimas muestras de cómo operaría Morena con acceso a un chiquero más grande. Si buscaran cambio, ¿por qué cedería AMLO a una alianza entre el SNTE y su candidata en el Estado de México? ¿Por qué lo apoyan algunos de los empresarios de más cuestionable reputación? ¿Por qué mantiene entre sus huestes a corruptos comprobados? Pero, más aún, ¿por qué le ofrece amnistía a quienes se unan a su decadente causa? La sola oferta delata su mesiánica visión.

Considerando el hartazgo ocasionado por la corrupción generalizada y la impunidad rampante, muchos ponen sus barbas a remojar. AMLO y Morena pueden volverse el salvoconducto para cientos de políticos sucios y caciques regionales. Una victoria de Delfina en el Estado de México los haría parecer más que posibles, probables. Las ratas huirían del barco priista que se hunde para buscar resguardo en una nueva letrina que ofrezca mejor resguardo.

México se encuentra inmerso en una maraña de corrupción y de conflictos de interés. Ésta se sigue arraigando y creciendo. México no es un Estado fallido, pero sí está en riesgo. Regiones enteras están en manos de criminales, solapados por políticos. El riesgo no es el narcotráfico, y soluciones propuestas por gente inteligente como Héctor Aguilar Camín, que propone dejarlos comerciar tranquilos, parecen ignorar que el único tema es la debilidad institucional y ausencia de Estado de derecho. Sin resolverla, hoy es el huachicol, la extorsión o el tráfico humano, mañana será otra cosa, la impunidad está garantizada.

El tiempo se agota. El bono demográfico se acabará y pasaremos de ser un país de jóvenes sin oportunidades a uno de adultos analfabetas. Este no es momento para experimentos o para regresar al pasado. La ineptitud de AMLO está más que demostrada. Cree que el hartazgo hará que el poder le caiga del cielo. Por eso, evitará debatir y evadirá preguntas incómodas. Forcémoslo a dar respuestas.

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=113277&po=3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.