Seis millones de usuarios colapsarán el Metro de la CDMX en 2020

Redacción / Huellas

El riesgo de colapso en el Sistema de Transporte Colectivo Metro es latente, para el año 2020 no podrá satisfacer la demanda, ya que alcanzará los 6 millones de usuarios diarios, así lo revelan Diego Alfredo Padilla Pérez y Jaime Reynaldo Santos Reyes, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en su proyecto con el que obtuvieron el 6° Premio Nacional de Transporte Urbano y Movilidad.

Padilla Pérez y Reynaldo Santos Reyes son doctores en Ingeniería de Sistemas por el IPN, en su investigación pronostican que hacia el 2020, el STC no podrá satisfacer la demanda al alcanzar los 6 millones de usuarios diarios en las líneas 1, 2 y 3 del Metro, lo que obliga la generación urgente de nuevas propuestas de transporte público urbano para la Ciudad de México.

En su más reciente edición en 2016, el 7º Premio Nacional de Transporte Urbano y Movilidad fue entregado a Arturo Mérida Monroy, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien obtuvo el primer lugar al presentar un análisis sobre el precio del transporte público, mientras que Maribel Santiago Rodríguez, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), presentó un ensayo sobre el Producto Interno Bruto y su relación con el transporte público, por el que obtuvo el segundo lugar.

Ambos proyectos, de acuerdo con Hugo Alberto Flores Rodríguez, coordinador de Vinculación de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), analizan las condiciones actuales del transporte público en el país y su relación con las tarifas y el financiamiento de las empresas.

El Premio Nacional de Transporte Urbano y Movilidad es una iniciativa de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) en la que se convoca a estudiantes, académicos y a la sociedad civil a aportar propuestas para contribuir al futuro y mejoramiento del sector autotransporte.

En el contexto del 9° Congreso Internacional de Transporte, a realizarse del 20 al 22 de abril en el Parque Bicentenario, la AMTM convoca nuevamente a estudiantes, académicos, autoridades gubernamentales, así como a usuarios y empresas proveedoras de transporte público, a presentar proyectos de investigación que propongan mejoras para la ciudad y que aborden las siguientes temáticas:

El derecho a la ciudad y el derecho a la movilidad.
El futuro de las aplicaciones para dispositivos móviles en el transporte público.
La seguridad vial y reglamentos de tránsito.
Planeación urbana, planes de movilidad y participación ciudadana.
Impacto del transporte urbano y suburbano en el Producto Interno Bruto (PIB).
Movilidad sustentable y cambio climático.
Nuevos esquemas de financiamiento del transporte urbano y suburbano en México.
Marco normativo del transporte público de pasajeros urbano y suburbano.
El 8º Premio Nacional de Transporte Urbano y Movilidad 2017, otorgará un premio de 50 mil pesos para el primer lugar de la Categoría de Proyectos de Investigación y Tesis de Grado y para la Categoría de Ensayos 25 mil pesos al primer lugar. La convocatoria cierra el 31 de marzo.

http://huellas.mx/ciudad/2017/03/13/80484/

Un proyecto de norma oficial diluye la contención de los transgénicos

José Antonio Serratos Hernández / Sin Embargo

Por José Antonio Serratos Hernández, académico de la UACM y María Colín, campañista legal de Greenpeace México.

El pasado 3 de enero se publicó en el Diario Oficial un proyecto de Norma Oficial Mexicana (el Proy-NOM-000-SAGARPA/SEMARNAT-2015), que establece los requisitos para los estudios de evaluación de riesgos para el medio ambiente, la salud y la sanidad, derivados de la liberación experimental de organismos genéticamente modificados.

El proyecto estuvo abierto a comentarios por 60 días, hasta el 3 de marzo pasado. De publicarse con su redacción actual, estaría omitiendo la experiencia en bioseguridad y análisis de riesgos que se ha generado en México desde 1988, particularmente con la creación del primer comité nacional de bioseguridad agrícola, la publicación de la NOM-056-FITO-1995 y las experiencias posteriores con el Anteproyecto de Norma Oficial Mexicana Nom-Fito/Ecol- 2002, entre otras.

En la NOM-056 se planteó explícitamente que la introducción de organismos transgénicos constituye un alto riesgo, debido a la gran diversidad de plantas y animales en el país, razón por la cual México es considerado a nivel mundial como un reservorio natural de especies. Además de que, considerando dicho riesgo, la importación, movilización y uso de transgénicos en territorio nacional debe realizarse en estricto apego a las medidas de bioseguridad para fijadas para estos organismos.
Asimismo, en el Anteproyecto Fito/Ecol-2002 se consideró que México cuenta con una importante diversidad de condiciones y sistemas agrícolas y ecológicos, y que aún persisten formas de agricultura tradicional, campesina y comunitaria. También se indicó que el país es centro de origen y de diversificación de diferentes cultivos, lo que obliga a proceder con especial responsabilidad y precaución cuando se tiene la intención de liberar al ambiente un organismo genéticamente modificado destinado al uso agrícola.

En su momento, estos fundamentos y experiencias llevaron a la moratoria de facto a la siembra de maíz transgénico en el campo mexicano, mantenida por siete años entre 1998 y 2005, y que fue una acción ineludible de la autoridad, consecuencia de la ponderación de los riesgos de largo plazo estimados a partir de la información y el aprendizaje derivado del manejo de la bioseguridad entre 1992 y 1998.

Sin embargo, estos fundamentos y experiencias son sustituidos en el nuevo proyecto de norma por considerandos de orden económico, que no necesariamente corresponden al derecho humano a un ambiente sano y a la protección de la biodiversidad en su conjunto.

Otro aspecto preocupante del proyecto NOM-000-SAGARPA/SEMARNAT-2015 es que sobresimplifica la supervisión regulatoria, además de que formaliza y legaliza lo que rutinariamente habían realizado las empresas e instituciones productoras de transgénicos en los inicios de la bioseguridad en México: análisis de riesgos muy limitados.

Después del descubrimiento de maíz transgénico en Oaxaca en 2001, la presencia del mismo en 13 estados del país, la publicación de la Ley de Bioseguridad de OGM y su reglamento, la dispersión soterrada de algodón transgénico en varias regiones de México, la siembra a gran escala de soya transgénica en la Península de Yucatán y los altibajos en la política ambiental de nuestro país, el proyecto de NOM-000-SAGARPA/SEMARNAT-2015 se cierne como un factor de riesgo más para los ecosistemas en México.

http://www.sinembargo.mx/13-03-2017/3171147

Mujeres toman las calles, se unen al PIM y exigen alto a la violencia

Redacción / Veracruzanos

Cientos de mujeres feministas, sindicalistas, de organizaciones de la sociedad civil y madres de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, en el Estado de México y cientos más de activistas marcharon este 8 de marzo para protestar por la vigente violencia contra las mujeres, para exigir justicia por los feminicidios y apoyar el Paro Internacional de Mujeres (PIM) que se celebró en más de 50 países.

Alrededor de las doce del día mujeres se dieron cita en el Ángel de la Independencia por el #8M.

Comenzaron con actividades culturales y posteriormente organizaron un valla humana.

Pasadas las cinco de la tarde, salió la marcha. Al contingente se sumaron hombres miembros de gremios como el universitario, sindicatos de electricistas SME, el Frente Popular Francisco Villa Independiente, Movimiento de Trabajadores por el Socialismo, La Nueva Central de Trabajadores y hasta el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con un contingente encabezado por la secretaria general, Beatriz Mojica.

Con la consigna signada en la manta que encabezó la manifestación: “Paro Internacional de Mujeres. Todas las voces contra las violencias machistas. Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, las manifestantes exigieron “a trabajo igual, salario igual”, mientras otras las miraban con sus regalos florales entre las manos que les dieron como regalo por el Día Internacional de la Mujer.

“¡Vivas se los llevaron, vivas los queremos!”, corearon antes de comenzar a caminar por Paseo de la Reforma hasta Avenida Juárez. Tres mujeres exigieron justicia para sus hijas mientras gritaban “¡Ni una más, ni una más, ni una muerta más!”. Atrás, mujeres en silla de ruedas también protestaron por la violencia contra las mujeres. Son integrantes del Consejo de Mujeres con Discapacidad. Las acompañaron hombres también en silla de ruedas.

Hicieron el conteo de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, expresaron su sentir por el presidente: “¡Fuera Peña! ¡Fuera Peña!”, una y otra vez.

Al llegar al cruce entre Reforma y Avenida Juárez diez hombres del SME hicieron una columna porque la marcha se detuvo ya que un grupo de mujeres jóvenes, vestidas de negro y morado, algunas con los rostros cubiertos, no dejaban pasar a las madres. Se apostaron al frente de los contingentes, dijeron que eran parte del “Colectivo gafas violetas” y comenzaron a marchar.

Las jóvenes del colectivo comenzaron a corear: “¡Macho, entiende, que vas atrás!”, “¡Feministas a la vanguardia, macho, atrás aunque te arda!”. “¡Si tocas a una, los matamos a todos!”. Y corearon una larga consigna: “¡Por qué no! ¡Por qué no! ¡Te dije que no! ¡Pendejo no! Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía”. Otra más: “¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres enfrente de la gente!”

Entre las mujeres cuyas madres o hermanas pedían justicia estaban los nombres de Mariana, Nadia Muriño, Fernanda Sánchez Velarde con la pancarta: “¡No fue suicidio, fue feminicidio!”. Otra exigió “¡Justicia para Arlet Sánchez Chávez!”

Siguieron las consignas: “Mujeres contra el capital, mujeres contra el machismo y el terrorismo neoliberal”. A la altura del Hotel Hilton se quedaron un grupo de mujeres jóvenes, desnudas de la cintura para arriba, que a ritmo de la bazucada bailaron mientras coreaban sus consignas.

Hubo pancartas con el hashtag: “#Yo soy libre” entre las chicas del Colectivo Feminista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales o de la Central de Estudiantes Universitarios de la UNAM. Más cartulinas: “¡Enseña a tus hijos a no violar!”, “¡Quien te ama no te ata y tampoco te maltrata!”, gritaron otras; unas más cargaron cruces, flores de colores, coronas de muerto, globos.

También marcharon ciudadanos independientes. Un grupo causó simpatía porque fueron acompañadas por cinco niñas que traían una manta con la consigna: “¡Igualdad genérica. Ni una más, ni una menos!”.

Al llegar al Hemiciclo a Juárez las organizaciones de mujeres convocantes comenzaron el mitin, donde dieron a conocer “El posicionamiento de América Latina y el Caribe sobre el Paro Internacional de Mujeres”, para denunciar el feminicidio, racismo, violencia sexual, lesbofobia, transfobia, la criminalización de las defensora de la vida y el territorio, la negación de salud sexual y reproductiva, la criminalización del aborto, la vulnerabilidad de las mujeres con discapacidades, la falta de paridad en las listas de elección”.

Con este posicionamiento, la marcha 8M PIM México se sumó a las exigencias del Paro Internacional de Mujeres de los más de 50 países participantes, para exigir juntas “respeto a la vida de todas las mujeres, sin discriminación, todos los derechos para todas las mujeres, acceso a la educación gratuita con perspectiva de género, políticas públicas con enfoque de género en todos los ámbitos, así como asignación de los recursos económicos para poder implantar estas políticas Estados laicos”.

Además de castigos severos y ejemplares para feminicidas, violadores, proxenetas, abusadores infantiles y agresores sexuales; condiciones laborales justas, sin discriminación de género o por maternidad ni hostigamiento sexual, así como igual paga de trabajo por igual valor; reconocimiento y beneficios para el trabajo de las amas de casa y cuidadoras de personas enfermas, menores y personas con discapacidades”.

Enseguida tomó el micrófono la luchadora Irinea Buendía quien convocó a cambiar la injusticia por justicia, acabar con el machismo y cambiar el silencio cómplice por gritos, “no darle ni un minuto de silencio más al machismo. Mi familia y yo no nos callamos y ¿tú qué vas a hacer?”, sostuvo ante todas las participantes en la manifestación.

La luchadora Norma Andrade también exigió no más violencia feminicida, “ellos piensan que tienen el derecho de tirarnos como zapatos viejos, pero no y por eso aquí decimos ¡De Juárez a Chiapas ni un feminicidio más!”

María Martínez Zeferino exigió “justicia para nuestros hijos”, justicia por los 43 normalistas desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero.

Después de la participación de Nazaria Monroy, del Consejo Mexicano de Mujeres con Discapacidad; Raquel Almanza del Congreso Popular Social de la Ciudad de México, Sulem Estrada, Pan y Rosas; Teresa Acosta de la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica ANUEE, el mitin concluyó cuando Cirse Sandoval, participante en la marcha, denunció que un integrante del Frente Francisco Villa Independiente la golpeó en el rostro.

Detrás del templete Cirse Sandova relató a los medios “me pegó un tipo del Frente Popular Francisco Villa Independiente. Me pegó porque estábamos impidiendo que pasara un camión repleto de hombres. Empujaron a unas compañeras y les reclamé. Él estaba enojado y me soltó el golpe en la cara”; e informó que iniciaría una denuncia contra el agresor ante una agencia del Ministerio Público.

Posteriormente, integrantes de colectivos feministas subieron al templete a exigir que no se toleraran este tipo de agresiones físicas en la marcha por el Día Internacional de las Mujeres, por lo que las organizadoras ya no pudieron continuar con lista de oradoras, entre las que se encontraban integrantes de las diversas organizaciones convocantes a la marcha.

La marcha fue masiva, participaron contingentes de las organizaciones ya mencionadas y de la Nueva Central de Trabajadores NCT, Asamblea Nacional de las Resistencias, Organización Política del Pueblo y los Trabajadores OPT, ALCONA, Campaña Trabajo Digno, Movimiento Al Socialismo MAS, Partido Revolucionario de los Trabajadores PRT, Feministas con Voz de Maíz, Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, Constituyentes CDMX Feministas, Pan y Rosas, Perspectivas Criticas, Académicas en Acción Crítica, SUTUACM Sindicato Único de Trabajadores de la UACM y CAIT Centro de Apoyo a las Identidades Trans.

http://veracruzanos.info/mujeres-toman-las-calles-se-unen-al-pim-y-exigen-alto-a-la-violencia/

Realizan en el Ángel plantón artístico por el Día de la Mujer

Jessica Xantomila / La Jornada

Mujeres formaron una valla humana alrededor del Ángel de la Independencia, portando mensajes como “Nos oponemos a que nuestra vida diaria sea una lucha por sobrevivir”, “somos el grito de las que ya no tienen voz”, “No vivo en una torre y no necesito a un príncipe que me rescate”.

“Quiero caminar libre por la calle y por la vida sin tener que estar a la defensiva”, “Ni princesa ni esclava, vivo como se me da la gana”, “te quiero libre, segura, amada, reconocida, pero sobretodo te quiero viva”, entre otras.

Las estudiantes, académicas y de organizaciones civiles se manifiestan a propósito del Día Internacional de la Mujer y bajo la convocatoria del Paro Internacional. Algunas de ellas traen puesto prendas de color morado y negro.

A las 15 horas marcharon del Ángel de la Independencia hacia el Hemiciclo a Juárez.

Con mantas y pancartas en contra del sistema machista y patriarcal, las mujeres y los hombres participantes en la movilización hacia el Hemiciclo.

Entre las principales reivindicaciones de las manifestantes está el cese de la violencia y la discriminación y la denuncia de que la gran mayoría de los casos de feminicidio quedan en la impunidad.

La marcha forma parte del “paro de mujeres” organizado en decenas de países para visibilizar la importancia de la población femenina.

En el Ángel de la Independencia, ciudadanas de a pie y madres de jóvenes víctimas de feminicidio realizan un plantón artístico a propósito del Día Internacional de la Mujer.

Adriana González Mateos, de Académicas en Acción Crítica, dijo que este acto forma parte de las protestas convocadas internacionalmente, pues “a escala global hay un ataque contra los derechos de las mujeres”.

Específicamente en México, señaló, “la terrible violencia llega hasta el feminicidio”, por ello, exigen políticas públicas para prevenir y sancionar este delito.

Pero también, respeto a las libertades: por el derecho a decidir la maternidad y a migrar. En este sentido piden “una toma de decisión clara y activa del gobierno mexicano contra el muro y las políticas racistas de Donald Trump”, presidente de Estados Unidos.

De igual manera, detener las políticas laborales que permitan la explotación y cosifican a las trabajadoras, salario digno, sanción al acoso laboral.

Por su parte, Maira Jorge subrayó la importancia de participar en estas manifestaciones que buscan visibilizar la condición en que viven las mujeres en el país.

Narró que su hija Martha Karina Torres Jorge fue asesinada por quién era su novio hace tres años. Ella era estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), unidad Cuatepec.

“Todo mundo vemos el dolor de las otras personas lejos y nunca creemos que vamos a estar de este lado hasta el día que nos pasa entendemos la importancia de todo este tipo de movimientos. Te aseguro que si no me hubiera pasado, estaría en mi casa”, dijo.

Como parte de la protesta, se colocaron carteles: “Todos los derechos para todas”, “Hasta el gorro de los feminicidios”, “Abajo los muros, vivan los puentes” y “Mi cuerpo es mío”.

En el transcurso de la tarde intercambiarán libros y realizarán performance.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/03/08/realizan-en-el-angel-planton-artistico-por-el-dia-de-la-mujer

Más de 3970 aspirantes buscan ingresar a la UACM

Rocío Méndez Robles/NOTICIAS MVS

Con el registro de los últimos aspirantes favorecidos por el sorteo de ingreso para la Convocatoria Específica 2017-II de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) –para estudiar las licenciaturas en Ciencias Genómicas, Nutrición y Salud y Protección Civil y Gestión de Riesgos– concluyó el proceso que permitirá que 399 jóvenes ingresen a esta casa de estudios para el siguiente semestre.

A esta convocatoria (publicada en enero pasado) se registraron 3,977 aspirantes, quienes tuvieron la oportunidad de registrar dos opciones de licenciatura, turno y plantel, de conformidad a la oferta correspondiente.

Por esta razón, en cumplimiento al Artículo 28 del Reglamento para el ingreso de aspirantes a licenciaturas de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México: “En caso de que el número de aspirantes por Convocatoria sea mayor a la oferta académica del año lectivo, la Universidad realizará un sorteo por insaculación, en sesión pública y abierta, para asignar los lugares disponibles según la demanda por plantel, turno y carrera, en presencia de la Contraloría General de la UACM y de un Notario Público de la Ciudad de México”, se llevó a cabo el certamen correspondiente.

Dicho sorteo tuvo lugar el pasado 22 de febrero de 2017, en presencia de Miguel Ángel Zamora Valencia —Notario Público de la Ciudad de México; de José Francisco Alcántara, encargado del despacho de la Contraloría General; Rodolfo Jiménez, de la Oficina del Abogado General, y de Micaela Cruz Monje, Coordinadora Académica, quien explicó el protocolo para la ejecución de este proceso, en los términos antes mencionados.

Es importante destacar que este ingreso es complementario a la Convocatoria General de Ingreso que se convoca en junio de cada año.

Para los aspirantes cuyo folio no fue favorecido en este sorteo, la Universidad publicará de manera puntual —el martes 1 de mayo de 2018 en la página web institucional (www.uacm.edu.mx)— un aviso donde podrán consultar información relacionada al proceso de confirmación para el ingreso a la Universidad.

Las y los aspirantes favorecidos iniciarán sus clases el 7 de agosto próximo.

 

http://www.noticiasmvs.com/#!/noticias/mas-de-3970-aspirantes-aspiran-ingresar-a-la-uacm-29

REGISTRA MÁS DE 3970 ASPIRANTES LA CONVOCATORIA ESPECÍFICA DE LA UACM

Redacción / Mugs Noticias

Con el registro de los últimos aspirantes favorecidos por el sorteo de ingreso para la Convocatoria Específica 2017-II de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) –para estudiar las licenciaturas en Ciencias Genómicas, Nutrición y Salud y Protección Civil y Gestión de Riesgos– concluyó el proceso que permitirá que 399 jóvenes ingresen a esta casa de estudios para el siguiente semestre.

A esta convocatoria (publicada en enero pasado) se registraron 3,977 aspirantes, quienes tuvieron la oportunidad de registrar dos opciones de licenciatura, turno y plantel, de conformidad a la oferta correspondiente.

Por esta razón, en cumplimiento al Artículo 28 del Reglamento para el ingreso de aspirantes a licenciaturas de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México: “En caso de que el número de aspirantes por Convocatoria sea mayor a la oferta académica del año lectivo, la Universidad realizará un sorteo por insaculación, en sesión pública y abierta, para asignar los lugares disponibles según la demanda por plantel, turno y carrera, en presencia de la Contraloría General de la UACM y de un Notario Público de la Ciudad de México”, se llevó a cabo el certamen correspondiente.

Dicho sorteo tuvo lugar el pasado 22 de febrero de 2017, en presencia de Miguel Ángel Zamora Valencia —Notario Público de la Ciudad de México; de José Francisco Alcántara, encargado del despacho de la Contraloría General; Rodolfo Jiménez, de la Oficina del Abogado General, y de Micaela Cruz Monje, Coordinadora Académica, quien explicó el protocolo para la ejecución de este proceso, en los términos antes mencionados.

Es importante destacar que este ingreso es complementario a la Convocatoria General de Ingreso que se convoca en junio de cada año.

http://www.mugsnoticias.com.mx/noticias-del-dia/registra-mas-de-3970-aspirantes-la-convocatoria-especifica-de-la-uacm/

INICIA TEMPORADA DE CONCIERTOS DE LA SINFÓNICA Y CORO DE LA UACM

Redacción / Mugs Noticias

Durante el mes de marzo, la orquesta Sinfónica y en Ensamble Coral de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) ofrecerán una serie de conciertos sinfónicos corales en diversos foros en la capital mexicana.

El programa se encuentra compuesto por piezas mexicanas en lenguas originarias y selecciones musicales de Beethoven, Haydn, Rossini, así como pasajes de la misa de coronación de Mozart.

Dirigidas por el maestro Francisco Grijalva Vega, las presentaciones inician el 5 de marzo –a las 17:00 horas– en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el Antiguo Palacio del Arzobispado, ubicado en Moneda 4, Col. Centro.

Posteriormente se realizarán las presentaciones el sábado 11 de marzo, a las 14:00 horas, en el Centro Cultural Casa Talavera, ubicado en Talavera 20 esquina República de El Salvador, Centro Histórico. Martes 21 de marzo, a las 13:00 horas en el Plantel Casa Libertad –de esta casa de estudios–, ubicado en Calzada Ermita Iztapalapa 4163, Col. Lomas de Zaragoza.

Los recitales continuarán el jueves 23 de marzo a las 17:30 horas, en el plantel Centro Histórico de la UACM, Fray Servando Teresa de Mier 99, Col. Obrera. El viernes 24 de marzo se presentarán –a las 18:00 horas– en el Centro Cultural Azcapotzalco, Salón Cervantino (sólo ensamble coral), en Av. Azcapotzalco 607, Centro de Azcapotzalco. Concluirán esta gira el jueves 30 de marzo, a las 17:00 horas, en la Sede Administrativa de la UACM en Dr. García Diego 168, Col. Doctores.

El Ensamble Coral está integrado por estudiantes, trabajadores administrativos, académicos y personas que radican en las cercanías de los planteles. Gracias al esfuerzo de cada uno de ellos se ha convertido en uno de los proyectos más representativos de la institución, no sólo por el extraordinario trabajo colectivo que ha logrado al consolidar un coro sensible al trabajo vocal y al lenguaje musical, sino por la importante labor que realiza al promover y difundir la música. El ensamble realiza ensayos en todas las sedes universitarias y las inscripciones están abiertas de manera permanente. La Sinfónica de la UACM fue creada en 2016.

Una santa anti-gentrificadora en la Ciudad de México

VÍCTOR DELGADILLO/EL PAÍS

Una a una, las viviendas y casas de la colonia Juárez van siendo rehabilitadas para destinarlas al consumo de gente de piel más blanca y con mayores ingresos; los edificios antiguos son sustituidos o remozados (blanqueados dicen los residentes de ese barrio) y destinados a usos “modernos”; los tradicionales negocios de auto partes están siendo comprados por inversionistas, para sustituirlos por lofts; cada vez más se están abriendo nuevos negocios gourmet y bares; y van apareciendo más centros culturales gestionados por “creativos” jóvenes locales o extranjeros. Pero no es la traducción de los archi-conocidos párrafos de Ruth Glass lo que aquí estamos reproduciendo, sino los comentarios de Sergio González, un habitante y activista por permanecer en su barrio, quien nos narra la radical transformación de su barrio.

La colonia Juárez es un barrio central ubicado al sur del Paseo de la Reforma (la histórica avenida moderna donde ahora se multiplican enormes torres de oficinas y departamentos) y al norte de la avenida Chapultepec, el ex acueducto prehispánico y colonial de la Ciudad de México. La Juárez fue creada a fines del siglo XIX como barrio de las élites: allí se construyeron mansiones y embajadas en estilos eclécticos. El barrio sufrió un proceso de transformación hacia la mitad del siglo XX, cuando en una parte se creó la Zona Rosa como distrito de entretenimiento nocturno. Los sismos de 1985 aceleraron la obsolescencia física y el éxodo de clases medias, pero al mismo tiempo permitieron la llegada de nuevos habitantes de ingresos menores. A partir del año 2000, la “izquierda” que gobierna la capital mexicana comenzó a impulsar una política de desarrollo urbano centrípeto bajo distintos nombres: el Bando 2 (2000-2006), el desarrollo urbano intensivo (2006-2012) o la ciudad compacta (2012-2018). Desde entonces este barrio es objeto de una disputa desigual entre diversos inversionistas, el gobierno local y la población residente.

Los desalojos directos e indirectos se multiplican, a través del incremento de rentas, la no renovación de contratos de alquiler, juicios de desahucio, etcétera. Los residentes activistas denuncian al llamado “cartel inmobiliario” de la Ciudad de México, integrado por inversionistas y funcionarios públicos, quienes tienen una estrategia clara para el despojo de inmuebles en donde su propietario murió o no aparece, cuentan con abogados a su servicio y blanquean inversiones de dudosa procedencia. Así, en el barrio se multiplican edificios de lofts, barberías hippsters, boutiques caninas, galerías de arte, tiendas vintage, restaurantes gourmet y toda una oferta gastronómica y de servicios dirigida a los nuevos residentes y usuarios de mayores ingresos.

Este barrio se caracteriza por una rica herencia urbana y arquitectónica, que a veces es preservada e incorporada a los circuitos de consumo de los nuevos residentes de mayores ingresos; y muchas otras veces estorba a los inversionistas, porque impide la captura de mayores rentas urbanas con edificios de mayores alturas. Así que a menudo, de la noche a la mañana, varios inmuebles abandonados o sub-utilizados, que no se encontraban en malas condiciones físicas, amanecen destruidos o parcialmente destruidos, por lo que se demanda la autorización de su demolición completa ante el “riesgo de derrumbe” que representan para transeúntes e inmuebles vecinos. En los últimos cinco años tenemos constancia de al menos doce de estos casos, algunos de esos predios funcionan ahora como playas de estacionamiento. La autopsia de estos derrumbes corroboraría nuestra hipótesis de “destrucción creativa”.

La lucha de los “juaricas” (como se hacen llamar los vecinos de la Juárez) por permanecer en su barrio ha rendido algunas victorias, como la fuerte oposición que emprendieron contra la construcción del llamado “Corredor Cultural Chapultepec”, un mega-proyecto que en el discurso creaba un enorme espacio público lineal en segundo piso y resolvería los problemas viales, además de “recuperar” un espacio abandonado; pero que en la práctica constituía un enorme centro comercial a lo largo de esa vialidad. En revancha contra el fracaso de ese negocio inmobiliario, el gobierno de la Ciudad de México realiza actualmente el mega-proyecto Centro de Transferencia Modal CETRAM – Chapultepec, en el límite poniente del barrio, para ordenar la interconexión de las modalidades de transporte público que allí confluyen (autobuses, microbuses, taxis y metro); pero también incluye una torre de oficinas de 40 pisos, un hotel y un centro comercial. Se trata de una obra concesionaria al sector privado por un período de 40 años, así que esta obra a la ciudad “no le cuesta nada”.

La lucha de estos colectivos sociales recientemente es acompañada por una santa, que -según vecinos de este y otros barrios- se ha aparecido, ha impedido desalojos y ha apoyado a la gente en su lucha contra nuevos desarrollos inmobiliarios. Ya hay en la colonia Juárez, en una ventanita de la calle General Prim número 28, un altar con una imagen de Santa Mari La Juarica, que fue montada por unos artistas en el marco de mega evento cultural (Zona MACO México Arte Contemporáneo) que en parte se desarrolló y no por azar, en la colonia Juárez. Este altar, además de la imagen reconstruida a partir de descripciones de quienes dicen que se les ha aparecido, incluye un rezo que en sus párrafos iniciales dice:

Santa Mari La Juarica, patrona y madre, santa y niña, protectora contra la gentrificación. Sálvame de las malas prácticas, líbrame del desplazamiento, del desalojo, del incremento de la renta, del alza desmedida del [impuesto] predial, del voraz casero, del mal inmobiliario. ¡Sálvame de la gentrificación!

En un país mayoritariamente católico, en donde hasta las clases medias e ilustradas demuestran respeto y devoción por la virgen de Guadalupe, la virgen morena, el estandarte del movimiento de Independencia en 1810, no es casual que artistas y activistas sociales recurran en su estrategia de lucha y resistencia a la creación de mitos, como el del aparecimiento de esta santa. A Santa Mari La Juarica ya le adjudican milagros puntuales, como la detención de desalojos y el cancelamiento del megaproyecto “Corredor Cultural Chapultepec”. A ella le imploran que los cure del “blanqueamiento social”, que es como los juaricas suelen llamar a la gentrificación.

* Víctor Delgadillo es profesor e investigador en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y posgraduado en Urbanismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Coordinador del Nodo UACM de la red de investigación Contested Cities (2012-2016).

Eusebio Ruvalcaba, in memoriam

Aldo Fabián Hernández Solís/Rebelión

A Eusebio Ruvalcaba solamente lo conocí a través de sus libros. En los noventas, siendo yo casi un niño, “Un hilito de sangre” se volvió mi libro de cabecera, con él descubrí lo que la literatura permite sentir, calentaba la sangre, emocionaba, excitaba. Sus libros te hacen sentir cómplice de sus historias, te hacen sentir camaradería con Eusebio. 

Novelista, poeta, cuentista, dramaturgo, ensayista y profesor, aunque a lo que vino al mundo, como le gustaba decir, fue “a escuchar música”. Eusebio fue un hombre que amaba la libertad, un hombre que escapaba del destino aburrido y fatigoso de nuestro tiempo, haciendo lo que amaba. Ahí estaba su esencia rebelde, contracultural, que no se amoldaba, que no se detenía.

“Las cuarentonas”, una especie de guía práctica para crecer y amar, se volvió manifiesto para una parte de mi generación. Ese libro por (mal) uso quedó deshojado, destrozado, manchado de tanto leerlo. Eusebio desde entonces se volvió el culpable de los aspectos más torcidos de mi educación sentimental-sexual.

La vasta obra literaria de Eusebio Ruvalcaba está ahí para gozarla, para deleitarnos, para sensibilizarnos, para leerla en el desamor o en la cruda del alma, con la mujer amada que nos humilla o con la amante menospreciada. Sus escritos sobre música clásica, su mayor placer, son una guía para adentrarse en ese universo y no salir. Son ejemplo de belleza y sensibilidad. La música empapa su obra, su vida y hoy su recuerdo.

Fue también profesor de la UACM plantel Cuautepec, me lo imagino amando la vida, conviviendo con la juventud, sorprendiéndose y sorprendiendo a sus alumnos. Hablándole feliz de literatura y música a una nueva generación de escritores, críticos y amantes de la vida. Me gusta pensar que caminamos los mismos pasillos, que estuvimos en los mismos salones, que tal vez nos cruzamos en la universidad. Me hubiera gustado estrecharle la mano y decirle: ¡Eres un chingón Eusebio!

El tiempo no se detiene, el 7 de febrero del 2017 la muerte, sin permiso, se llevó a Eusebio Ruvalcaba.

¡Música, literatura, sexo y mezcal en su honor!

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=223438

‘Las batallas en el desierto’, un regalo mexicano al mundo árabe

Juan Carlos Castellanos C./JUÁREZ HOY

Shadi Rohana (Palestina, 1985), radicado como estudiante en Estados Unidos, tuvo por tarea escolar leer una novela latinoamericana. En su búsqueda halló “Las batallas en el desierto”, del mexicano José Emilio Pacheco (1939- 2014), autor famoso en el mundo por cultivar el ensayo, la crónica, el cuento, la novela, y también por ser un extraordinario traductor; se enamoró de esa historia y decidió traducirla al árabe.

En entrevista, Rohana miró hacia atrás y se ubicó en 2005, cuando tuvo su primer acercamiento a esa novela ambientada en la Ciudad de México. “La leí no una sino varias veces, y como la traducción es una forma de relectura, ahora es mi deber reconocer que como traductor me siento beneficiado y privilegiado por haber hecho ese trabajo”, dijo al hablar sobre la novela corta publicada originalmente en español en 1981.

Explicó que la primera impresión que tuvo al pasar sus ojos por las páginas de la novela, cuya historia se desarrolla en 1948 y narra los años de infancia de “Carlos”, un niño de la clase media de la Colonia Roma en la Ciudad de México, fue de ensueño. “Luego, muy dentro de mí, supe que la experiencia de conocer al autor y a su personaje, era como emprender un camino largo y que ambos me acompañarían por mucho tiempo”.

José Emilio Pacheco escribió esa novela narrada en primera persona por “Carlos” cuando ya es adulto y cuenta algunas de sus vivencias de infancia y adolescencia. El personaje se regodea evocando los años de la cultura pop y la influencia que tuvo sobre la juventud, el gobierno del presidente Miguel Alemán, el contexto político y social de aquellos años y la moral prevaleciente, con todo y las dobles caras en algunos sectores de la población.

“La novela representa mucho para México, eso me quedó muy claro después de que me vine a vivir a México. Me instalé en la colonia Roma, que era el barrio de ‘Carlos’. Mi identificación creció cuando recorrí las mismas calles que en la novela recorre él”, abonó el entrevistado, convencido de que “Las batallas en el desierto” es “un regalo para Palestina y para la lengua árabe. Me siento muy contento y orgulloso”, manifestó.

El traductor Shadi Rohana estudió un postgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ha sido profesor en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Es un palestino de Haifa y ha vivido en la Ciudad de México durante varios años, donde se ha desarrollado su carrera en la que traduce principalmente los idiomas árabe, español, inglés y hebreo, tarea que, asegura, lo tiene contento.