Radio

ASAMBLEA PROFESORES ASIGNATURA UACM EN LUCHA / RADIO EDUCACIÓN

La violación de derechos humanos de parte de las autoridades de la UACM a estudiantes, trabajadores y profesores es clara. Aquí la entrevista en radio Educación a una de las integrantes de la Asamblea explicando. Escuchénlo en los minutos 21 al 23

https://e-radio.edu.mx/Noticiarios-pulso?id_podcast=29731

Inflación se acelera en junio; precios al consumidor aumentaron 3.33%

BELÉN SALDÍVAR / EL ECONOMISTA

La inflación anual registró una aceleración en junio, el primer mes de la llamada “Nueva Normalidad” ante la pandemia de Covid-19, de acuerdo con lo divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el sexto mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.55% respecto al mes previo, con lo que a tasa anual se ubicó en 3.33%, lo que significó una aceleración desde 2.84% que se registró en mayo.

El dato quedó por arriba del pronóstico de 17 especialistas consultados por Reuters, el cual auguró una inflación de 3.20% como resultado del incremento de los precios de las gasolinas, los que si bien en comparación anual disminuyeron respecto al mismo mes del 2019, en su comparación mensual han presentado incrementos.

Por ejemplo, el precio de la gasolina tipo Premium disminuyó 13.37% respecto a junio del 2019 pero, en su comparación con los precios de mayo, mostró un incremento de 6.67 por ciento.

El reporte del Inegi informó que la inflación subyacente, la cual elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, se aceleró a 3.71% desde 3.64% del mes previo.

Dentro de este rubro, las mercancías registraron un incremento de 4.69% anual en sus precios, ello por los aumentos en los alimentos, bebidas y tabaco de 6.59%, mientras que las mercancías no alimenticias incrementaron en 2.66 por ciento.

En el caso de los servicios -el otro componente de la inflación subyacente-, se registró un incremento anual de 2.65%, derivado de las tasas de 4.45% de las colegiaturas; 2.49% de las viviendas; y de 2.42% de otros servicios.

Respecto a la inflación no subyacente, esta se aceleró de 0.35% de mayo a 2.16% en junio. El incremento se explicó por la tasa anual de 7.69% de los productos agropecuarios, en donde las de las frutas y verduras se encarecieron en 13.14% mientras que los pecuarios 3.45 por ciento.

En tanto, los precios de los energéticos y tarifas autorizadas del gobiernos disminuyeron en 1.90% anual, debido a que los energéticos mostraron una tasa negativa de 4.57% mientras que las tarifas aumentaron 4.17 por ciento.

https://www.eleconomista.com.mx/economia/Inflacion-se-acelera-en-junio-precios-al-consumidor-aumentaron-3.33-20200709-0033.html

Hay dos denuncias contra Romero Deschamps: Nieto Castillo

LUIS MIGUEL GONZÁLEZ / EL ECONOMISTA

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tiene el caso armado contra Carlos Romero Deschamps, asegura Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF. “Tenemos dos denuncias presentadas contra Romero Deschamps por desvío de recursos, peculado y enriquecimiento ilícito. Encontramos empresas fachada y factureras. En la trama, juegan un papel muy importante hijos y familiares. Encontramos también transferencias internacionales importantes; cuentas y bienes inmuebles en varias ciudades de Estados Unidos, además de generación de empresas”.

Los hijos y algunos familiares de Romero Deschamps recibían recursos del sindicato y de Pemex, explica Nieto. “Son cantidades muy importantes y hay que destacar que muchas de esas transferencias se hacían, a pesar de que ellos no tenían un vínculo formal con el sindicato ni con la empresa. Hemos presentado las denuncias ante la FGR, ante la SFP y las agencias estadounidenses. En caso de que ellos lo determinen iniciará un procedimiento”.

La investigación contra el ex dirigente del sindicato de trabajadores petroleros revela un entramado financiero muy complejo y operaciones multimillonarias a lo largo de muchos años, puntualiza el funcionario de la UIF: “una parte tiene que ver con los recursos de Pemex y otra con el sindicato, su forma de operar. Me interesa destacar que el trabajo de la UIF puede contribuir a una política de transparencia sindical”, explica.

En esa dirección, según el funcionario, destaca un paquete de iniciativas que está en el Senado, por parte de los senadores Alejandro Armenta y Ricardo Monreal, en donde se plantea que la UIF pueda revisar a los sindicatos y los partidos políticos, en coordinación con el INE, incluso a clubes de futbol.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Hay-dos-denuncias-contra-Romero-Deschamps-Nieto-Castillo-20200709-0014.html

Cientos de capitalinos se vuelcan sobre plazas para salir del encierro

LAURA GÓMEZ FLORES Y ELBA MÓNICA BRVAO / LA JORNADA

Después de más de tres meses de estar cerradas debido a la contingencia sanitaria por Covid-19, cientos de personas se volcaron ayer a alguno de los 338 centros comerciales y 263 tiendas departamentales para aprovechar los descuentos, desayunar, pasear, rencontrarse con la pareja o amigos, o realizar algún pago.

La Secretaría de Desarrollo Económico informó que con la reincoporación de esas 601 unidades económicas regresaron a laborar 66 mil 490 personas, aunque el total de negocios que funcionarán durante el semáforo naranja es de 430 mil 661, que emplean a 3 millones 576 mil 962 personas, equivalentes a 93 y 87 por ciento del total, respectivamente

El Instituto de Verificación Administrativa inició, por su parte, la revisión de dichos espacios para corroborar que cumplen con las medidas de protección a la salud fijadas.

Desde antes de las 10 horas, sin guardar la sana distancia, las personas formaron una fila de más de 230 metros sobre la calle Obrero Mundial para ingresar a Parque Delta, donde se tomó la temperatura, se obsequió alcohol gel y se pedía pisar el tapete desinfectante.

El personal de seguridad contaba el número de personas que ingresaban a la plaza, donde a las 11 horas sumaban cerca de mil, quienes visitaron algún establecimiento de comida, ropa, bisutería, zapatos, joyería, telefonía o bancos.

Sin embargo, los pasillos de la plaza lucían vacíos al igual que las tiendas, como Liverpool, donde no hubo filas ni esperas de hasta 30 minutos, como ocurrió para ingresar a la plaza, lo que generó molestias, pues el aforo máximo fue de 45 personas. Empleados comentaron que de continuar con tan poca gente no vamos a llegar ni a ese número.

Todos los establecimientos mantuvieron una sola entrada y salida, cerraron sus áreas de probadores y en sus cristales colocaron el aforo máximo para evitar una sanción.

Los descuentos de 25 a 60 por ciento, tres y nueve meses sin intereses o dos por uno que ofrecían los diversos negocios no fueron suficientes para atraer a la gente, que caminaba por los largos pasillos de la plaza sin saber que el tiempo máximo era de una hora.

Dicha medida no se cumplió, como tampoco los 40 minutos como máximo en las tiendas, pues ante la poca afluencia, la gente pudo estar el tiempo que deseó acompañada de su pareja o amigos, muchos de los cuales se rencontraron en este lugar.

Degustar en el área de comida rápida no fue posible ya que sólo había servicio para llevar, como tampoco ir al cine, porque estaban cerrados, por lo que aprovecharon algún descuento o paquetes ofrecidos en restaurantes, ante el retiro de bancas en la plaza.

Mientras, decenas de solicitantes de empleo esperaban en fila para ingresar a dejar su currículum en espera de encontrar trabajo, el cual perdieron en esta contingencia sanitaria, de acuerdo con algunos entrevistados.

Las largas filas para ingresar y la poca gente en tiendas, restaurantes, islas o locales se observó también en Parque Lindavista, Plaza Lindavista y Encuentro Fortuna, donde la gente aprovechó para salir del encierro y los descuentos para comprar un poquito.

Trabajadores confiaron en que la situación mejore el fin de semana, porque de lo contrario será muy difícil persignarnos, pues el grueso de nuestro ingreso es por la venta de artículos y como vamos, a la mejor no hacemos ninguna, porque la gente vino a pasear o pagar.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que se desplegaron 6 mil 200 policías en la capital para evitar asaltos, robos y saqueos en la apertura de los centros comerciales y tiendas departamentales.

https://www.jornada.com.mx/2020/07/09/capital/029n1cap

En nueve estados, 60% de los casos activos en el país

ÁNGELES CRUZ MARTÍNEZ / LA JORNADA

En cinco estados de la República se concentra la mitad de las personas que desde febrero han tenido Covid-19: Ciudad de México, estado de México, Tabasco, Puebla y Veracruz. Los dos primeros se han mantenido en los primeros sitios desde el inicio de la pandemia, así como en los casos activos, que son las personas que iniciaron con síntomas de enfermedad en los pasados 14 días y representan el motor de la pandemia.

Un informe de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (Ssa) indica que además de la Ciudad de México y el estado de México, la mayor transmisión del virus en las pasadas dos semanas también se registra en Guanajuato, Nuevo León, Tabasco, Veracruz, Coahuila, Yucatán y Jalisco.

De los 25 mil 805 casos activos contabilizados entre el 23 de junio y el 6 de julio, 60 por ciento se concentran en estas nueve entidades.

El reporte advierte la diferencia que hay en la carga de enfermedad en la Ciudad de México si se registra por el lugar de notificación de los casos o si se hace con base en el lugar de residencia de las personas.

Resulta que en la capital del país han sido atendidos y se han notificado 64 mil 92 casos, los cuales están confirmados para Covid-19. De ellos, 52 mil 658 tienen su residencia aquí. Es decir, 11 mil 434 (18 por ciento) son pacientes que viven en otras entidades, principalmente el estado de México.

Con este agregado, los casos de la Ciudad de México representan casi una cuarta parte del total registrado de manera acumulada en el país, con 24.9 por ciento.

En cambio, la entidad mexiquense reporta 38 mil 201 personas con Covid-19, que residen en ese territorio, mientras que en el informe por lugar de notificación, donde fueron atendidos, el número es más bajo, de 27 mil 70.

La menor cantidad de personas en quienes se ha confirmado la presencia del nuevo virus se ubicaba hasta el pasado lunes en Baja California Sur, Zacatecas y Colima, con sólo 1.4 por ciento del total. La última entidad ha registrado la menor carga de enfermedad de manera consistente desde el inicio de la vigilancia epidemiológica de Covid-19 en México, con apenas 732 contagios acumulados.

El informe de la Dirección de Epidemiología se publica cada semana, con fecha de los días lunes, aunque desde hace algunas semanas se difunde hasta el miércoles. Contiene la mayoría de los datos que hasta hace unos días se presentaban en la conferencia vespertina en Palacio Nacional. Por los cambios hechos al reporte diario, la información global sobre el comportamiento de la epidemia se podrá consultar sólo en este informe epidemiológico.

https://www.jornada.com.mx/2020/07/09/politica/014n1pol

…Y el mismo día EU detiene a César Duarte

FRIDA SÁNCHEZ / LA RAZÓN DE MÉXICO

El exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, fue detenido con fines de extradición la tarde de ayer en Miami, Florida, en Estados Unidos, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El gobernador de Chihuahua entre 2010 y 2016, sobre quien pesaba una ficha roja de Interpol para buscarlo en más de 190 países por los delitos de peculado y asociación delictuosa, así como al menos 20 órdenes del fuero común y una federal, fue detenido por el Servicio de Alguaciles Federales del país vecino, el mismo día en que el Presidente Andrés Manuel López Obrador visitó a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump.

La orden de detención fue emitida por un Magistrado Federal de Nuevo México, a petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Se prevé que en las próximas 72 horas sea presentado ante la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, en donde se le notificarán sus derechos, así como los cargos que se le imputan.

El actual gobernador del estado, Javier Corral, agradeció a López Obrador, así como al fiscal Alejandro Gertz Manero y al canciller Marcelo Ebrard por el “triunfo” de la exigencia de justicia del pueblo chihuahuense, “frente a la más descarada corrupción que nuestro estado haya vivido”.

El mandatario acusó que César Duarte estuvo protegido por la administración del expresidente Enrique Peña Nieto; asimismo, denunció que mientras estuvo frente del gobierno estatal, hasta 2016, “amasó una multimillonaria fortuna”, endeudó al estado y creó una red de corrupción.

Fue el 28 de marzo de 2017 cuando el gobierno de Chihuahua emitió la primera orden de aprehensión contra el exgobernador, tras detectar una deuda que ascendía a alrededor de 48 millones de pesos y un presunto desfalco por seis mil millones más; también acusó el desvío de recursos equivalente a 250 millones de pesos, que habrían sido usados en las elecciones de 2015 para apoyar al PRI, en lo que se conoce como Operación Safiro. Dos días después se emitió la ficha roja.

La FGR acusó que durante todo 2018, la entonces Procuraduría General de la República de la administración anterior mantuvo inactivo el caso, por lo que hasta 2019 inició la labor coordinada con las autoridades estatales para elaborar la solicitud de extradición y en octubre de 2019 se libró la orden federal.

CELEBRAN CAPTURA

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, felicitó a Marcelo Ebrard y a la Secretaría de Relaciones Exteriores por el procedimiento de extradición. “Nadie está por encima de la ley”, escribió.

En el mismo sentido, el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró a través de su cuenta de Twitter que la detención de César Duarte comprueba que esta administración sí se combate a la corrupción.

Con hechos se demuestra que en este gobierno ahora sí se combate a la corrupción y a la impunidad que tanto daño le han hecho a nuestro país

Mario Delgado, Coordinador de diputados de Morena

Mientras que la también diputada morenista Dolores Padierna, aseguró que “hemos perdido la cuenta de los exgobernadores y exfuncionarios priistas prófugos o presos por corrupción. Aun así, es buena noticia la detención de César Duarte (…) Con la 4T, la justicia llega”.

Por su parte, Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, partido del que Duarte fue expulsado en 2019, aseguró que el triccolor no encubre a nadie en la lucha contra la corrupción y prometió que colaborará con información respecto a la Operación Safiro.

  • El dato: En septiembre de 2019 circuló una fotografía del exfuncionario en una cantina de Nuevo México, por lo que la SSPC inició un trabajo de inteligencia para determinar si residía ahí.

https://www.razon.com.mx/mexico/detienen-cesar-duarte-estados-unidos-396812

PGR ignoró puntos de búsqueda, acusan

JORGE BUTRÓN / LA RAZÓN DE MÉXICO

E n 2014, padres de los normalistas desaparecidos en Iguala pidieron a la extinta Procuraduría General de la República (PGR) investigar otros puntos para la localización de sus hijos, entre ellos un crematorio y funeraria abandonado, ubicado en Cocula, Guerrero, pero que no fue investigado.

Así lo indicó a La Razón María Martínez, madre de Miguel Ángel Hernández Martínez, normalista de Ayotzinapa desaparecido, quien refirió que en su momento se dieron diversos puntos de referencia donde podrían haber desaparecido a los estudiantes, entre ellos la barranca La Carnicería; sin embargo, no les hicieron caso las autoridades de la PGR.

“Realmente fueron varios puntos en diferentes partes y por eso exigíamos que se investigara bien, todos los lugares que se dijeron en ese tiempo, pero la PGR hizo su trabajo, se le dio mucha información, pero realmente no hicieron nada. Hablamos de una funeraria, un crematorio clandestino que también se les dio. El crematorio se encuentra en Cocula, ahí hay uno”, precisó.

Con respecto a la identificación de los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre en la barranca La Carnicería, dijo que es un momento muy doloroso para todas las familias, ya que no es una información que quieran, aunque son ellos quienes han pedido medidas científicas para identificar restos óseos.

Hallan a normalista a 800 m del basurero de Cocula
“Realmente la investigación no va como quisiéramos. Es doloroso y no quisiéramos recibir ciertas noticias, pero no podemos hacer nada y tenemos que aceptar cuando es científicamente porque así lo hemos pedido”, aseguró.

Respecto a la denominada “verdad histórica”, dijo que desde el inicio de la investigación nunca aceptaron esa teoría, ya que reiteró que es imposible que hayan calcinado 43 cuerpos en el basurero de Cocula. Además, dijo que la esperanza es que también busquen a los normalistas en vida, pues mantienen la fe de que estén en vivos en alguna parte.

Señaló que esperan los resultados de las muestras enviadas a Innsbruck y aunque sea difícil la información, la tomarán con responsabilidad.

Por separado, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) reconoció las acciones y resultados del Estado mexicano en el hallazgo de los restos de Rodríguez Telumbre y el trabajo realizado para lograr la identificación.

“Esta identificación es un primer paso para conocer la verdad sobre la desaparición de los 43 estudiantes y refuerza el descarte de la llamada ‘verdad histórica’, que implicó graves violaciones a los derechos humanos y acciones de encubrimiento”, dijo Jesús Peña, representante Adjunto del organismo en México.

…Y DETIENEN A 2 DE LA AIC POR TORTURA
Personal de la Fiscalía General de la República (FGR) capturó en Mérida, Yucatán y la Ciudad de México a dos elementos en activo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) presuntamente implicados en la tortura a detenidos por desaparición de los 43 normalistas el 26 y 27 de septiembre del 2014.

Aunque no se dieron a conocer sus identidades, se presume que uno de ellos, identificado con las iniciales J.U.T.A., es un mando de la corporación.

De acuerdo con fuentes judiciales, estas detenciones forman parte del paquete de 46 órdenes que la semana pasada solicitó la Fiscalía a jueces federales en contra de servidores públicos en Guerrero por la investigación de este caso.

En específico, se habrían ejecutado dos de cuatro órdenes de captura contra exfuncionarios de la extinta Procuraduría General de la República. Según las mismas fuentes, se presume que uno de los buscados habría fallecido en enero en Tamaulipas, y otro está prófugo.

https://www.razon.com.mx/mexico/pgr-hizo-caso-2014-pesar-darles-puntos-referencia-396838

Niños COVID: radiografía del dolor…

DANIEL BLANCAS MADRIGAL / LA CRÓNICA DE HOY

La curva ascendente de contagios de coronavirus en el país se ha comenzado a reflejar también en niños y adolescentes…

Durante los primeros 7 días de julio, el promedio diario de casos entre menores de edad es de 152, un ritmo casi 25 por ciento mayor al de junio, mes en el cual el promedio fue de 117, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

Del 1 al 7 de este mes, el número de confirmados pasó de 5 mil 404 a 6 mil 465, mil 061 más.

En las defunciones también se observa el repunte: crecieron de 94 a 110 en esta semana reciente: 16 más, para 2.3 de promedio diario. Esta cifra de defunciones se basa sólo entre quienes arrojaron una prueba positiva de SARS-CoV-2, aunque la cantidad es más considerable entre los sospechosos, a quienes no se logró practicar el análisis.

En abril, por ejemplo, los fallecimientos de confirmados fueron 4, y los de sospechosos alcanzaron 63, una proporción de 1 a 15: 1 muerto con prueba positiva por 15 sin el estudio.

GEOGRAFÍA SOMBRÍA. Entre los chicos, el índice de casos sospechosos durante la pandemia es alto: 2 mil 950 con síntomas ubicados en el cuadro clínico de COVID, pero pendientes de un resultado oficial y definitivo.

De entre los 6 mil 455 confirmados, las entidades con más casos son: Ciudad de México (1594), Estado de México (700) y Guanajuato, en el tercer sitio (con 494). En el renglón de sospechosos también encabezan la CDMX (586) y el Edomex (536), pero sorprende Coahuila, en el cual son más los sospechosos (269) en relación a confirmados (265).

En decesos adelantan Edomex (20), Baja California (11) y la capital mexicana (11).

¿Qué sabemos de los 6 mil 465 confirmados?… Tres mil 048 eran adolescentes -12 a 17 años-, el grupo más nutrido; mil 809 correspondían a la primera infancia (de 0 a 5 años) y mil 608 a la niñez (de 6 a 11 años). El 50.4 por ciento era del sexo masculino y 49.6 por ciento del femenino.

EXPEDIENTES TRISTES. ¿Quiénes son estos 110 niños y adolescentes fallecidos? Cincuenta y siete eran niños y 53 niñas, pero más allá de las estadísticas están sus realidades, carencias y desventuras.

A diferencia de los contagiados, entre los menores muertos los mayores efectos se han manifestado entre los de 0 a 5 años, con 67 casos, el 61 por ciento; los de 12 a 17 suman 27 casos (24.5 por ciento) y los de 5 a 11 con 16 casos (14.5 por ciento).

Miriam, cuya familia vive en Cuapiaxtla, Tlaxcala, no había cumplido ni un año. Murió en un hospital de la Secretaría de Salud y su situación se complicó porque a la par padeció de neumonía. Como ella, 27 pequeños más eran menores de un año.

Enrique tenía 13 años, pero sufría de inmunodepresión y obesidad, lo cual complicó la enfermedad. Pereció en un hospital del IMSS de la delegación Cuauhtémoc, en la CDMX. Seis de ocho fallecidos obesos, eran adolescentes. De los 110 en el registro, 89 -es decir, el 81 por ciento- estaba obeso o tenía alguna enfermedad crónica como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, VIH, asma o males cardio-vasculares.

Los padres de Rosalía, de nueve años y originaria de Chapa de Corzo, en Chiapas, tuvieron dificultades para procurar la atención. Carecían de seguridad social: finalmente lograron internarla en un hospital de la SSA, pero fue demasiado tarde, pues además su estado se vio disminuido por neumonía.

Casi la mitad de las familias en este listado doloroso -el 47 por ciento- no tenían servicio de IMSS o de ISSSTE, pues los padres trabajan en el campo, en actividades informales o en empresas sin la prestación de seguridad social.

Moisés tenía un año y meses. No resistió el tratamiento, pese a estar sano en apariencia: sin historial de enfermedades. Él y sus papás eran originarios de Copalillo, Guerrero. El 50 por ciento de quienes se fueron vivían en comunidades rurales o semirurales, con dificultades como distancia y falta de opciones para acceder a los servicios de salud.

Muchos de estos obstáculos se repiten en las 20 historias tristes del Estado de México, la entidad con la mayor incidencia de mortalidad a nivel nacional. La mayoría de las muertes se dieron en lugares como Tenango del Valle, Lerma, Soyaniquilpan de Juárez, Tultepec, Xonacatlán, Zacazonapan y Tecámac.

En pueblos indígenas sólo se tienen un par de registros: el de una joven de 17 años en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, quien murió en un hospital del IMSS; y el un pequeño de 6 años procedente de San Felipe Jalapa de Díaz, en Oaxaca, quien tampoco asentó ningún antecedente crónico. Lo peor, en su caso, son las condiciones de su muerte, pues en su expediente ni siquiera se tiene anotado en qué institución fue recibido. Aparece como “no especificado”.

Ahí, en esa región sureña del país, hay también otras historias en el olvido: sin registros ni datos, las cuales habrán de contarse…

ASCENSO

Al 7 de julio:

Confirmados: 6465

Pendiente: 2950

Fallecidos: 110

Al 30 de junio:

Confirmados: 5404

Pendiente: 2833

Fallecidos: 94

Al 31 de mayo:

Confirmados: 1879

Pendiente: 1488

Fallecidos: 32

Al 30 de abril:

Confirmados: 663

Pendiente: 326

Fallecidos: 4 (63 defunciones sospechosas)

Fuente: Secretaría de Salud

https://www.cronica.com.mx/notas-ninos_covid_radiografia_del_dolore-1158347-2020

El 69% murió por COVID sin recibir cuidados intensivos

ARTURO RAMOS ORTIZ / LA CRÓNICA DE HOY

Hay un verdadero drama en la historia del COVID en México, eludido constantemente en la conferencia de las 19:00 horas en las que López-Gatell y sus colaboradores inventan mapas, gráficas y personajes de caricatura cada día. Nunca se habla allí de que 69.54 por ciento de los pacientes, 21 mil 641 personas de 31 mil 119, murieron sin pisar las Unidades de Cuidados Intensivos habilitadas para tratar el COVID.

Esta misma semana, Crónica dio cuenta de que los ventiladores traídos de emergencia al país no representaron nada para 8 de casa 10 decesos, pues esos pacientes que finalmente fallecieron no fueron conectados a estos aparatos que les hubieran auxiliado a respirar.

El siguiente dato no es menos dramático. El país se afanó en crear una infraestructura especial para atender los casos de coronavirus, acaparando el 3 de cada 10 instalaciones hospitalarias, lo que significó descuidar a otros enfermos. Sin embargo, los pacientes están muriendo en alto porcentaje antes de llegar a pisarlas.

Fue particularmente el sector federal el que cargó con estos casos donde los pacientes no pisaban las unidades de cuidados intensivos antes de morir por COVID: El IMSS tiene hasta ahora 15 mil de estos casos, hay 6 mil más en los hospitales de manejo directo de la Secretaría de Salud federal y mil 600 en el ISSSTE.

Estas unidades especialiazadas en los centros hospitalarios están destinadas a atender a los pacientes que están en una situación suficientemente grave para poner en peligro su vida. Los agravamientos repentinos también son un factor a atender allí.

El equipamiento de estas unidades es de mucho mayor calado que las camas de hospitalización normales, pues se deben monitorear constantemente los signos vitales del paciente, además de controlar e intervenir en otras funciones vitales. La imagen clásica de estas unidades es la de un paciente recostado y conectado simultáneamente a monitores cardiacos y de respiración, además de sueros y soluciones. Los ventiladores artificiales para ayudar ala paciente a respirar cuando pierda esa capacidad, también están allí.

Las unidades de cuidados intensivos no se han visto saturadas. Las muertes ocurren antes de que el paciente llegue allí.

https://www.cronica.com.mx/notas-el_69_murio_por_covid_sin_recibir_cuidados_intensivos-1158400-2020

Opinión: Perdido en el siglo XXI: sobre la experiencia de educación cibernética 1/2

JOHN HAZARD / EDUCACIÓN COMÚN

“Si pudiera escoger cinco calidades que esperaría que las personas que quieren trabajar en nuestra escuela tuvieran, serían (1) una capacidad consciente de reflexión sobre cómo aprenden y cómo no aprenden; (2) empatía hacia otras personas y una apreciación de las diferencias; (3) una disposición para—y más, un deseo de—trabajar colaborativamente; (4) una pasión por saber que otras personas comparten tus intereses y (5) mucha perseverancia, energía y dedicación para lograr que las cosas en la escuela anden bien.”

Deborah Meier en The Power of Their Ideas: Lessons for America from a Small School in Harlem

Una disculpa si esto parece narcisista, pero si no lo hago en primera persona, no lo voy a concretar. Escribo esperando que otras personas—estudiantes, profes y otras—escriban sobre sus experiencias—buenas, malas o vergonzosas—en estos tiempos y que rompamos los hábitos recientes de no pensar críticamente o de no contar lo que hayamos hecho y pensado. Estoy releyendo el libro que cito en el epígrafe y me anima. La autora es como el Manuel Pérez Rocha de Nueva York, con esa combinación de ideas iconoclastas, obsesión con ponerlas en práctica y diálogo con gobernantes quienes, tal vez sin querer, abren un breve espacio para la experimentación educativa.

Me siento aislado en días recientes debido a mi desacuerdo con los movimientos (no digo “avances”) hacia la educación en línea o a distancia. Recibí el anuncio de la administración de la UACM en marzo de que habría una interrupción de tres semanas (la cuarta era la de las vacaciones de primavera) y que se recomendaba que utilizáramos Google Classroom para dar continuidad al trabajo educativo. Acepté que las circunstancias sanitarias obligaban el cierre temporal de planteles. Sentí tristeza porque disfrutaba de mi trabajo con estudiantes este semestre. Pensaba que hacía el mejor trabajo docente de mi vida. Desde el primer día, como siempre, estábamos haciendo las asesorías grupales que pido que hagan conmigo una vez por semana. En años anteriores les dije que eran de veinte minutos. Para ser más realista empecé a decir media hora. Casi siempre duran mucho más y si dependiéramos únicamente de las 3 horas por semana de clases con más de 30 estudiantes  el aprendizaje sería más limitado. En la segunda o tercera semana ya estábamos haciendo prácticas en la calle. Después de la tercera apliqué una primera evaluación de curso en el sentido real de la palabra: que tú, estudiante, evalúes el curso. Dos personas escribieron cosas como “He aprendido más en estas tres semanas que en todas las clases de inglés que había tomado en la vida”. Impulso que estemos muy activ@s físicamente en la clase, en parte porque pedagógicamente pienso que es mejor y parcialmente porque por mi carácter inquieto, hiperkinestésico o hiperactivo no aguantaría otra cosa. Cuando les pedí que comentaran sobre la actividad física en la clase, escribieron cosas como:

“Me siento rara estar parada o que no haya mesas pero creo que ayuda a mejorar la participación y el contacto con los compañeros; es bueno.”

“Es divertido y aprendemos mucho.”

“…se nos quita la flojera o el sueño.”

“It’s relax and funny.”

“Es…necesario para activarnos.”

“Permite interactuar y colaborar libremente con otros miembros en ejercicios y hasta en tareas.”

“Es excelente, porque estamos sentados la mayor parte” del día.

“Good, because active the body and the classes aren’t boring…”

Sobre nuestro manejo de lectura en la clase (que incluye las técnicas de Stephen Krashen y Nanci Atwell de tiempo apartado para la lectura libre en silencio), dijeron: “En los muchos años que he tomado inglés básico nunca me habían puesto a leer un libro. Es una muy buena herramienta.”

“Se practica de manera frecuente. Despierta en mí el interés de seguir haciéndolo por cuenta propia, como lo estoy haciendo.”

Y aunque hayamos leído más que en otras clases, tres personas dijeron cosas como: “Podría haber más lectura.”

Esos placeres duraron las siete semanas de la época pre cuarentena del semestre.

En esos 5 u 8 días hábiles cuando  nos apurábamos para prepararnos para esta experiencia de continuidad no presencial, no tomé tiempo para ver en qué consistía Google Classroom y nadie lo volvió a mencionar hasta mucho después. Supuse que era algo como Excel: algo para registrar asistencia y calificaciones. Y no me interesaba eso.

Me desperté a las cuatro a.m. uno de esos días. No sé si la gente sabe que las y los docentes principiantes de niveles preuniversitarios tenemos pesadillas sobre  lo que podría pasar mal en una clase, tanto por nuestros propios errores o malos entendidos como por represión burocrática, entorno violento, etc. Usualmente es una fase que dura el primer año o un poco más. Para mí duró ocho años: todo el tiempo que fui profe en Minnesota. En México aprendí y aprendo a ser buen profesor. De este sueño en marzo me desperté inquieto porque no había mucho tiempo para pensar en lo que íbamos a hacer durante la temporada de planteles cerrados y tendría que plantear algo a más tardar en las clases del siguiente día, martes. Ya habíamos vivido épocas parecidas en la UACM: la influenza de 2009, la huelga de 2012 y el temblor de 2017 ocasionaron suspensiones de actividades que duraron  entre dos y quince semanas. Me di cuenta de que, a pesar de haber iniciado rápidamente con las actividades que he mencionado, no había conseguido datos de estudiantes y no había ofrecido ninguno mío más que mi dirección de correo electrónico y número de cubículo. Es algo que he tratado de cuidar desde que nuestra estudiante Rosa fue asesinada a las 5:30 de la mañana rumbo a nuestra clase de inglés en agosto de 2014 y tardamos varios días en darnos cuenta. Este semestre no les había invitado a juntarse a un grupo de Facebook que tenemos, así que eso hice. Preparé, principalmente con material que había creado o recopilado antes, una antología de canciones con actividades de comprensión auditiva y de lectura y con contenido cultural. Y preparé algo más sobre la comunicación en el tiempo verbal del futuro. Pensaba que ese conjunto de cosas serviría para el trabajo independiente según las necesidades, los tiempos y los intereses de cada quien. Aunque no creí que la suspensión se limitaría a esas tres semanas, me parecía que no era buena idea planear para más tiempo sin saber cómo sería el nivel de participación, la utilidad de las actividades para estudiantes ni el estado del mundo.

Después de una semana empecé a enterarme de la nueva aceptación de la palabra “Zoom”. Eso no ocurrió a través de la UACM ni de nadie en México sino que mandé un correo a mis hermanos, primas y primos para hablar de cómo estábamos viviendo esto y la hija de la prima de mi madre dijo que sus hijos ya tenían la costumbre de tener clases en Zoom cuando la nieve en Indiana es tal que las escuelas cierren. Y varias primas hablaban de que ya hacían “home office”, concepto que creo que era desconocido en México hasta hace dos meses.

Sabía que mi computadora es “obsoleta” según las nuevas definiciones—solo tiene ocho o nueve años y mi abuela murió en 1989 en posesión de una consola con tornamesa adquirida cuarenta o cincuenta años antes y que todavía funcionaba—y que tal computadora no soporta nada más nuevo que Windows Siete, cosa programada para autodesintegrarse en cualquier momento. Por eso dudaba de si podría instalar Zoom. Sí lo instalé, creo, pero las veces que intenté usarlo de prueba en asuntos no UACM, no tuve audio. Unos días después dejó de funcionar mi computadora. Mi técnico la rescató y dijo que Zoom había sido víctima de un hackeo masivo en esos días y que unos de mis muchos virus venían de allí. No he vuelto a confiar para instalarlo.

Y lo intenté principalmente porque después de tal vez cinco días de la temporada no presencial, noté que mis estudiantes no me estaban contactando. Dijeron cosas como: “Ah. ¿Quieres que te mandemos cosas cuando las trabajamos?”, “Hay algo que no entendí. ¿Le debo decir si no entendí?” y, finalmente de dos estudiantes: “¿Por qué nos da una clase?” Resistí la tentación de despotricar sobre mi oposición a esa expresión “dar clase” y les pregunté a qué se referían. Así supe que much@s colegas ya andaban en el Siglo XXI y estaban haciendo sus “clases” en el horario normal, que muchas personas “entraron”, que tendían a participar aún menos que en las clases presenciales, que un@s profes les asignaban el tipo de tarea que en inglés se llama “busy work”: cosas inútiles para ocupar a la juventud. Me sentí un poco como en mis primeros días como profesor y no sabía por qué no funcionaban mis planes. Afortunadamente una de las dos estudiantes que me hacían esa pregunta (en ambos casos nació de un deseo de estudiar, no de fastidiarme) también me mandó este comentario:

“Muchas gracias profesor. ¿Sabe? Usted es el único maestro que nos ha dicho algo así como que expresemos nuestras inconformidades y que nos preguntó por nuestro estado de ánimo o así… Le digo que llevo 6 materias y en verdad en las demás si es como que nos preguntan ‘¿cómo están? Espero que bien’ y obvio también dicen que si tenemos algún problema se los hagamos saber pero por ejemplo usted de alguna manera con su cuestionario de la vez pasada hizo que le expresáramos como nos sentíamos, yo la verdad me sentí desahogada con esa actividad y con lo de certificación ninguno de mis maestros nos preguntó si estábamos de acuerdo o en desacuerdo (con hacer una certificación virtual en junio); solo nos dieron los lineamientos de certificación.

También me sorprendió mucho que diera asesorías cada semana. Llevo 2 años y medio y de verdad que es el primer maestro que veo que hace eso.”

El cuestionario que ella menciona está en mi Facebook con una selección de comentarios estudiantiles si alguien lo quiere ver. Lo sentí bien como manera de orientar la educación y el diálogo hacia una reflexión sobre la crisis actual. Después de varios días con mi computadora en reparación decidí plantearles que trabajáramos por teléfono de manera casi individual. Es un reto para la comprensión auditiva el estar sin poder ver a la persona, pero estamos terminando la tercera ronda de esa actividad ahora (en lo que tardo en terminar este texto, hoy tal vez terminaremos la cuarta—nota del sábado 23 de junio).

Alrededor del mismo tiempo que los problemas con mi computadora (y de saber de estudiantes y profes con problemas parecidos y con el problema más grave de no tener dinero para tener conexión o de vivir en una zona sin conexión), estaba pensando que era momento de que se abriera entre la comunidad una conversación sobre cómo finalizar el semestre en el contexto de la inevitable extensión de la cuarentena. Pero antes de abrirse tal conversación, llegó el edicto que decía que todo era salvable con una certificación en línea ¡en exactamente las mismas fechas que se había programado!


[*] John Hazard es profesor investigador en la academia de inglés, UACM.

Fotografías de Lur

Perdido en el siglo XXI: sobre la experiencia de educación cibernética 1/2