Inflación baja a 7.80%, la subyacente se ubica en máximo de 22 años

La inflación anual en México se desaceleró por segundo mes consecutivo, al ubicarse en 7.80 por ciento en noviembre de 2022, por debajo de lo esperado y su menor nivel desde mayo pasado, apoyada por precios agropecuarios y el programa de ofertas y descuentos El Buen Fin, pero la subyacente alcanzó un nuevo máximo en 22 años.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, en el penúltimo mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue de 0.58 por ciento, menor al 0.70 por ciento previsto por el consenso de analistas.

La inflación mensual obedece al alza de 20.29 por ciento en la electricidad por la conclusión del programa de tarifas eléctricas de verano, así como de 65.82 por ciento en chile serrano, de 0.83 por ciento en loncherías, fondas, torterías y taquerías, de 5.58 en jitomate y 10.42 por ciento en transporte aéreo.

Esto, fue parcialmente compensado por la disminución de 23.59 por ciento en el precio de cebolla, de 2.29 por ciento en gas doméstico LP, de 8.38 por ciento en papa y otros tubérculos, de 1.56 por ciento en pollo y de 15.36 por ciento en tomate verde.

Con ello, la inflación general se moderó de 8.41 por ciento en octubre a 7.80 por ciento en noviembre, debajo del umbral de 8.0 por ciento, su segundo mes a la baja y la menor desde el 7.65 por ciento de mayo pasado.

Gráfico
Gráfico

No obstante, sumó 21 meses consecutivos por arriba del rango objetivo del Banco de México (Banxico) de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual,

Por su parte, la inflación subyacente, que elimina del índice general los precios de los productos más volátiles y determina la trayectoria de media y largo plazo, fue de 0.58 por ciento en noviembre de 2022 y a tasa anual se elevó de 8.42 por ciento en octubre a 8.51 por ciento, su mayor nivel desde agosto de 2000, cuando se ubicó en 8.8 por ciento y por arriba del 8.59 por ciento esperado por el mercado, con lo que hiló 24 meses al alza.

Al interior del índice subyacente, los precios de las mercancías subieron 0.43 por ciento a tasa mensual y los de servicios, 0.48 por ciento.

A su vez, la inflación no subyacente creció 0.94 por ciento a tasa mensual y a tasa anual se redujo de 8.36 por ciento en octubre a 5.73 por ciento en noviembre, menor al 6.04 por ciento estimado por analistas.

Dentro del índice no subyacente, los precios de los productos agropecuarios bajaron 0.42 por ciento y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno aumentaron 2.11 por ciento a tasa mensual.

Lo anterior, refirió el Inegi, en mayor medida, por la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano que se aplicó en 11 ciudades del país donde el INPC tiene cobertura.

Al respecto, el subgobernador del Banxico, Jonathan Heath, comentó que a inflación de noviembre se desaceleró a 7.80 por ciento, de 8.41 por ciento en octubre y 8.70% en septiembre. “Un mes con complicaciones en su interpretación y mensajes claroscuros”, escribió en su cuenta en Twitter.

Apuntó que las buenas noticias se ven especialmente en el margen, ya que las tasas quincenales de inflación más importantes disminuyeron: la general bajó 0.11 por ciento, la subyacente, 0.4 por ciento y la no subyacente, 0.33 por ciento. “Es la primera tasa quincenal negativa para la subyacente desde la segunda quincena de noviembre de 2020”, abundó el subgobernador del Banxico.

Señaló que la tasa anual de inflación subyacente, medido mediante su serie quincenal, disminuye apenas por segunda vez en el año, al registrar 8.37 por ciento en la segunda quincena de noviembre, comparado con 8.66 por ciento en la quincenal anterior.

Sin embargo, precisó Heath, el comportamiento de la inflación de noviembre tiene distorsiones al presentar desviaciones respecto a su estacionalidad, en especial por el cambio de fechas de El Buen Fin en 2021. Donde más se nota es en las tasas quincenales de las mercancías no alimenticias.

“Ante las distorsiones en el comportamiento de los precios en noviembre, no queda claro que la desaceleración de la inflación subyacente es el comienzo de una nueva trayectoria descendente o no”, estimó Heath.

Con la desaceleración de la inflación en noviembre, analistas anticipan que el Banxico moderará el nivel del alza en la tasa de referencia de 75 puntos base que ha aplicado en las últimas cuatro ocasiones y que, en su último anuncio de política monetaria del año, programado para el 15 de diciembre, la elevará sólo en 50 puntos base, para dejarla en 10.50 por ciento.

De acuerdo con la encuesta quincenal del Grupo Financiero Citibanamex, analistas privados estiman que el siguiente movimiento del Banxico en la tasa de política monetaria será un incremento de 50 puntos base en diciembre, con lo cual finalizaría el año en 10.50 por ciento, mientras que para el cierre de 2023 los especialistas consultados elevaron su proyección a un nivel de 10.38 por ciento desde el 10.00 por ciento proyectado una quincena antes.

https://www.razon.com.mx/negocios/inflacion-desacelera-7-80-noviembre-509178

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.