Covid redujo inmunidad frente a otros virus y eso agrava infecciones en niños: experto

LA JORNADA

El incremento en las enfermedades respiratorias agudas en niños, que actualmente se observa en las áreas de urgencias de los hospitales en México y en los países del hemisferio norte, es igual al de años previos a la pandemia de covid-19, aunque ahora se presenta semanas antes de lo acostumbrado. El fenómeno tiene varias explicaciones, entre ellas, que durante la emergencia sanitaria no hubo circulación de otros virus respiratorios, por lo que disminuyó la capacidad de respuesta del organismo (inmunidad) frente a las infecciones, afirmó el infectólogo Gustavo Reyes Terán.

En el caso de los niños menores de dos años, la mayor prevalen-cia de padecimientos respiratorios graves se puede entender porque obtienen defensas a través de la leche materna y las madres tampoco se expusieron a los virus durante la emergencia sanitaria. Por eso podría haber una baja en los anticuerpos que los bebés obtienen por esa vía.

Datos estadísticos de la Secretaría de Salud (Ssa) sobre el tema, indican que del 2 de octubre al 12 de noviembre pasados, se elevó 60.2 por ciento la cantidad de infecciones respiratorias agudas con respecto al mismo periodo de 2021.

La mayor afectación se reporta en los niños menores de cinco años, con una tasa de 800 por cien mil habitantes, mientras entre los adultos, la incidencia es de menos de 300 por cien mil.

Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), comentó que para optimizar la atención de los pacientes y evitar la saturación en las áreas de urgencias, el Hospital Infantil de México Federico Gómez y el Instituto Nacional de Pediatría, ambos de alta especialidad, trabajan en colaboración con los nosocomios de segundo nivel de los Servicios de Salud de Ciudad de México.

Explicó que durante la pande-mia de covid-19 no hubo afectación por virus como el sincicial respiratorio, rinovirus y metaneumo-virus, que ahora registran altos niveles de circulación y daño a la población, principalmente infantil.

En ese periodo tampoco hubo influenza. Es un fenómeno que todavía no se comprende en su totalidad, pero los científicos asumen que la baja prevalencia de infecciones respiratorias durante dos años fue efecto del uso de cubrebocas y el resto de medidas sanitarias.

También pudo haber ocurrido un fenómeno conocido como interferencia viral, donde predominó el virus SARS-CoV-2, causante de covid-19.

Reyes Terán explicó que se conocen varias decenas de virus que pueden afectar a las personas, pero se complican en infantes, adultos mayores e individuos con un sistema de defensas disminuido.

Desafortunadamente, dijo, se carece de vacunas para los rinovirus y metaneumovirus, entre otros, para los cuales tampoco existen tratamientos específicos, por lo que sólo se indican medidas de soporte: ventilación mecánica y apoyo para mantener una frecuencia cardiaca y presión sanguínea adecuadas.

Puntualizó que la mayor incidencia observada en las semanas recientes no significa que los patógenos sean más agresivos, pero el sistema de defensas del organismo, sobre todo de los niños menores de dos años de edad, podría estar menos maduro o preparado para enfrentarlos.

Reyes Terán insistió en que la elevada demanda de servicios en los hospitales se daba antes de la pandemia. Ahora, apuntó, habrá que ver cómo se comportan el coronavirus SARS-CoV-2 e influenza, para los que sí hay vacunas y se están aplicando en personas con mayor probabilidad de tener complicaciones graves.

https://jornada.com.mx/2022/11/17/politica/014n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.