Producción y venta de limón de Buenavista, en manos del hampa

LA JORNADA

Buenavista Tomatlán, Mich., Habitantes y productores de limón de este municipio dieron a conocer que padecen una terrible crisis económica debido a que el crimen organizado controla la producción y comercialización del cítrico; además, los delincuentes se han apoderado del abasto de artículos de primera necesidad, que venden a comerciantes locales a precios hasta 20 por ciento más elevados de lo normal.

Actualmente, en esta localidad de la Tierra Caliente, donde en febrero de 2013 surgieron los grupos de autodefensa, encabezados por Hipólito Mora, unos 4 mil ejidatarios y pequeños propietarios cultivan unas 22 mil hectáreas de limón agrio mexicano; sin embargo, la mayoría sólo posee terrenos de entre dos y cuatro hectáreas, y se rigen bajo las reglas que imponen los grupos delincuenciales.

Es complicado subsistir, porque desde hace casi 14 años ellos deciden cuándo cortar, dónde comercializar y el precio que habrá de pagarse, reveló Juan G., propietario de una huerta de cuatro hectáreas.

Esta situación no es nueva. En 2010, Jesús El Chango Méndez, entonces capo de la organización criminal La familia michoacana, tomó el control de esta región y ordenó que sólo se cortara el cítrico en determinadas horas y días de la semana.

Advirtió que a quien se sorprendiera laborando fuera de los horarios que se marcaban, se le impondría una sanción de 5 mil pesos; si reincidía, de 10 mil, y si nuevamente lo hacía se le aplicaría un castigo corporal, aseguró Juan G.

Recordó que para ello se usaban “tablas como una especie de pala con hoyitos, y les pegaban en las asentaderas, y esos hoyitos hacían que se les reventara la piel; de esa forma golpearon a varios productores y comenzaron a meter el control por la fuerza.

“Ese esquema les funcionó bien; después lo retomaron (el grupo delictivo) Los (caballeros) templarios, y los llamados comunitarios o autodefensas, y un tiempo los de (el cártel) Jalisco (Nueva generación), que luego fueron desplazados por Cárteles unidos, que son los que están ahora”.

Este esquema de extorsión les ha funcionado bien a todos: al empacador, a quien comercializa, pero quienes pierden son el productor y los cortadores.

El alcalde de Buenavista, Sergio Báez Torres, consideró que el reto más grande es recuperar la gobernabilidad. Tenemos una situación compleja desde 2013, a partir del levantamiento armado de grupos de autodefensa, se deterioró la estructura de todo lo que tiene que ver con seguridad.

Afirmó que grupos civiles asumieron obligaciones que competen al gobierno. Hubo una distorsión o una idea equivocada de la realidad. Ahora la tarea es ir poco a poco fortaleciendo las instituciones.

Apuntó que también han sido afectadas otras estructuras de autoridad auxiliar como los encargados del orden y los jefes de tenencia, que han sufrido deterioro y pérdida de valor en la percepción de la gente.

El levantamiento de las autodefensas y el arribo de gente ajena a este municipio no resultó como se esperaba: reprodujeron reglas muy parecidas a las que decían combatir, a través del temor y la fuerza, consideró.

Báez Torres, quien fue alcalde de esta demarcación de 2002 a 2004, señaló que los niños que tenían 10 años en 2013 y ahora son jóvenes, viven en tenencias como Santa Ana Amatlán, La Ruana y Pinzándaro, donde se concentra 70 por ciento de la población, y sólo han visto a grupos de civiles armados, pues los policías fueron replegados a la cabecera de Buenavista.

Hay una idea distorsionada de lo que debe de ser el esquema de seguridad; por eso el reconocimiento y la exaltación de grupos armados. Algunos de ellos actúan fuera de ley, pero son los que han estado ahí, son los que los han defendido, pero también son los que los golpean, resaltó el alcalde emanado del partido Morena.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural michoacana, en la región de Buenavista hay unos 2 mil productores y más de 20 empacadoras. En este municipio se produjeron en 2021 unas 270 mil toneladas de limón, y hoy día hay alrededor de 4 mil productores, de los cuales 80 por ciento son ejidatarios y 20 por ciento pequeños propietarios.

En Buenavista hay 22 mil hectáreas sembradas de cítrico; 13 mil en Apatzingán, 8 mil en Múgica y 9 mil, en Parácuaro. Michoacán es el principal productor del limón agrio mexicano en el país.

El kilo de huevo a $50 y el de tortilla a $28

Además del control de la comercialización del limón, la delincuencia organizada se ha convertido en intermediario de productos básicos que se venden en la cabecera de Buenavista Tomatlán, localidad de aproximadamente 15 mil habitantes. El sobrecosto es de entre 15 y 20 por ciento.

Los comerciantes locales se ven obligados a subir los precios porque adquieren los productos más caros. Por ejemplo, el huevo cuesta en tiendas y mercados 50 pesos el kilogramo; el de tortilla, 28 pesos; la carne de res entre 160 y 200 pesos por kilo, y el pollo entero 150 pesos por kilogramo, indicó María C., dueña de una tienda.

Sabemos que no debemos decir nada. Hay amenazas y ellos están por todos lados; nos hemos convertido en extraños en nuestra propia tierra, admitió.

Jorge, esposo de María C., intervino: Los precios son más elevados en el vecino pueblo de Pinzándaro. Lo mismo ocurre con la cerveza, el refresco y otros productos que la gente consume.

Compran bodegas en Guadalajara y CDMX

José, dueño de una abarrotera, dijo que por los problemas de seguridad, los repartidores de la trasnacional Bimbo no llegan a Buenavista Tomatlán desde hace meses; estacionaban sus camionetas repartidoras frente al Colegio de Bachilleres, en la salida de Apatzingán a Buenavista.

Ahí los comerciantes se abastecían, pero ahora las bandas delincuenciales compran en ese sitio mercancía que revenden a tiendas de la cabecera municipal, en dos pesos más por cada producto de la panificadora.

El edil Sergio Báez comentó que se está dando un fenómeno nuevo en torno al limón, debido a que grandes productores y dueños de las empacadoras de Buenavista están adquiriendo bodegas en centros de abasto del país como Guadalajara, Jalisco, y la Ciudad de México. El productor vende a 5.80 pesos el kilogramo, y en los centros de distribución del país se vende al menos en 20 pesos.

Dijo que las operaciones de cuerpos de seguridad federales y estatales han tenido algunos avances al recuperar la carretera de Apatzingán-Buenavista-Tepalcatepec-Coalcomán, que criminales bloquearon con zanjas.

Los filtros en los caminos y las bases interinstitucionales instaladas en algunas cabeceras municipales de esta región no han dado buenos resultados, pero se requiere de otras estrategias para combatir verdaderamente a la delincuencia, pues como siempre los habitantes son los más afectados, opinó.

https://www.jornada.com.mx/2022/11/15/estados/028n1est

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.