Santiago García, indígena amuzgo se tituló en la UACM

Texto Mario Marlo / @Mariomarlo / @Somoselmedio

Santiago García, joven indígena amuzgo que ante todas las adversidades logró concluir uno de sus sueños, ser licenciado en Promoción de la Salud y regresar a su comunidad para compartir lo aprendido.

 

Orgulloso y feliz, Santiago García Paulino, joven indígena amuzgo, originario de Zacoalpan Can´oon, Ometepec, Guerrero, se tituló el pasado 27 de octubre como licenciado en Promoción de la Salud con mención honorífica, por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Acompañado de toda su familia y portando el traje típico de su comunidad, Santiago García defendió su tesis, una investigación acción participativa desde la Promoción de la Salud, que conformó el Centro de Innovación de la Juventud Amuzga Can´oon (CIJAC), proyecto que durante la pandemia de Covid 19, dio acompañamiento educativo a más de 100 niños y niñas de todos los niveles educativos en Zacoalpan Can´oon, Guerrero.

Santiago García

Desde niño, Santiago García Paulino, tuvo en su contra las peores condiciones, sin embargo, nunca se dio por vencido para lograr uno de sus sueños, terminar una carrera universitaria. El joven de 25 años edad, originario de Zacoalpan Can´oon, Ometepec, comunidad de tan solo 5 mil 412 habitantes, una de las más pobres de Guerrero y del país, explica las dificultades a la que se enfrentó cuando quiso estudiar una carrera universitaria.

“En mi comunidad, los jóvenes no pueden seguir estudiando por falta de oportunidades, en mi pueblo no tenemos universidad, la más cercana está en el municipio pero todas las carreras que se imparten son ingenierías y enfermería. Además, nuestros padres se dedican al campo, por lo que hay pocas oportunidades económicas, es precisamente por esto que, muchos de nosotros no podemos salir adelante y seguir con nuestros estudios, además de qué hablamos una lengua indígena se nos complica mucho entender el castellano.”

Como la mayoría de las niñas y los niños de su comunidad, Santiago aprendió hablar en Amuzgo, sus padres, quienes no saben leer ni escribir, le heredaron sus más grandes riquezas, su lengua y su cultura. Durante el bachillerato, Santiago, sin apoyo ni asesorías, tuvo que aprender hablar el castellano debido a que los textos y las conversaciones con sus maestros eran en español.

“Desde muy pequeños, en mi comunidad aprendemos hablar nuestra lengua, porque nuestros papás no saben leer ni escribir, somos muy pocos los que hablamos español; dentro de la comunidad no se habla español, no vas a ver personas hablando español porque nos da pena, Yo comencé hablar el español a los 18 años, fue cuando pude comenzar a tener conversaciones en español. Ya cuando llegué a la ciudad de México lo hablaba muy poquito, aún me costaba por lo que se me hizo complicado tomar mis clases.”

Santiago García

Fue el 7 de agosto del 2015 cuando Santiago salió por primera vez fuera de su comunidad, para viajar a la Ciudad de México con la intención de estudiar medicina, pero debido a el alto costo que representa la carrera, buscó otra alternativa, fue cuando conoció la licenciatura de Promoción de la Salud, impartida en la UACM.

“Cuando llegué tuve un choque cultural porque nunca había tenido contacto con un mundo exterior, cuando estudiaba el bachillerato en el municipio de Ometepec recibí discriminación, me discriminaban por la forma de hablar porque no podía hablar bien el español. Una vez que llegué a la Ciudad de México, especialmente cuando llegué a la universidad, me sentí que estaba en casa, nunca recibí discriminación. Cuando dije que venía de una comunidad indígena los profesores al notar que yo no podía hablar bien el español me brindaron herramientas para poder aprender mejor el español y cómo trabajar las actividades académicas.”

Debido a su poco manejo del español, Santiago explica que tuvo que realizar doble o hasta triple esfuerzo para estudiar su carrera. Para lograr comprender los textos académicos y las clases, Santiago aplicó un método, traducir desde su mente todo a su lengua, cultura y visión indígena, para posteriormente comprender en español.

Por ese motivo fue que decidió defender su tesis vestido con su traje tradicional. Para demostrar a su familia, amigos, profesores y comunidad, “qué las personas indígenas podemos lograr nuestras metas”, comentó Santiago.

El pasado lunes 27 de octubre, vestido con un Cotón café y calzón blanco, Santiago defendió su tesis. Su Madre, hermana y esposa, usaron un Huipil tradicional, mientras que su padre vistió un cotón y calzón blanco. Todos ellos realizados en un telar de cintura, por su madre.

“Yo decidí vestirme de traje típico y como iban a venir mis papás; pues mis papás y mi familia iba a venir de traje típico y yo cómo me iba a ver con un traje con chaleco y todo eso, no yo también voy a vestirme con mi traje típico, demostrar que Zacualpan también puede. Porque normalmente en la actualidad somos etiquetados como un pueblo ignorante que no se ha desarrollado, un pueblo que tiene pocas personas profesionistas, con licenciatura, por eso yo decidí demostrar que no es así.”

En un futuro, Santiago espera poder estudiar una maestría en Desarrollo y Cambio Social en la IBERO o Medicina Social en la UAM, pero mientras consigue los fondos suficientes para lograr esto, regresará a su comunidad para continuar con su proyecto, el Centro de Innovación de la Juventud Amuzga Can oon (CIJAC).

Santiago García, indígena amuzgo se tituló en la UACM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.