Evade ‘El Pez’ búsqueda y sigue operando en Guerrero

Desde hace casi 12 años, durante el Gobierno de Felipe Calderón, la fama delictiva de los líderes de la Familia Michoacana en Guerrero, Johnny y José Alfredo Hurtado Olascoaga, alías “El Pez” y “El Fresa”, era conocida por las autoridades; sin embargo, su poder en la Tierra Caliente sigue intacto pese a que desde entonces cuentan con varias órdenes de aprehensión.

Desde 2012, la entonces PGR ofreció una recompensa para quienes proporcionaran informes sobre “El Pez” y “El Fresa”, quienes en un inicio operaban en algunos municipios de la región Norte, pero que ahora tienen bajo su control ocho de los nueve municipios de la Tierra Caliente y otros municipios del Edomex.

En octubre de 2012, gente de esta organización obligó al entonces Alcalde perredista del municipio de TeloloapanIgnacio de Jesús Valladares, a reunirse con ellos. Le pidieron poner al jefe de la Policía en el municipio.

Esta reunión se difundió en un video y días después el Ejército y la Policía Federal montaron una operación en este municipio que colinda con Arcelia.

Colocaron en el puente que está en la entrada de Teloloapan varios carteles con las imágenes de Johnny Hurtado, aunque en esa época lo conocían más como “El Mojarro”, apodo que le incomodaba.

Dado el despliegue, “El Pez” se replegó hacia Arcelia, en donde junto con su hermano, José Hurtado, se afincaron.

Actualmente ambos controlan los municipios de Arcelia, Tlachapa, Cutzamala de Pinzón, Tlapehuala, San Miguel Totolapan, Ajuchitlán del Progreso, Ciudad Altamirano (Pungarabato) y Coyuca de Catalán.

Zirándaro, el otro municipio de Tierra Caliente, lo tiene en su poder el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y desde 2021 -poco antes de las elecciones- se estableció un pacto de no agresión de esta organización con la Familia Michoacana.

Informes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) afirman que los municipios del Estado de México avecindados con Guerrero que tienen bajo su mando José Alfredo y su hermano Johnny, son Tejupilco, Amatepec y Tlatlaya.

A raíz de la masacre de 20 personas, entre ellas el Alcalde perredista de San Miguel TotolapanConrado Mendoza, y su padre, Juan Mendoza, el Gobierno desplegó en esa zona de la Tierra Caliente una operación con el Ejército, la Guardia Nacional, la Marina y la Policía estatal.

Ayer, durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional, el subsecretario de SeguridadRicardo Mejía, informó que el ataque armado en Totolapan fue efectuado por integrantes de la Familia Michoacana.

“Según una línea sólida de investigación, los hermanos Hurtado Olascoaga, serían quiénes habrían perpetrado la multiejecución y trataron de simular que se trataba de otro grupo delictivo”, estableció Mejía.

Pero a 20 días de esta matanza, el Gobierno sigue sin detener a los líderes de esta organización criminal, que no es la primera masacre que realizan.

En noviembre del 2016, integrantes de esta agrupación asesinaron a balazos a dos miembros del grupo musical de Los Santaneros del Águila, luego de tenerles privados de la libertad.

Los cadáveres de los dos músicos fueron hallados en la comunidad de San Antonio la Gavia, del municipio de Totolapan.

En febrero de ese mismo año, una disputa en una fiesta de 15 años entre miembros de la Familia Michoacana con integrantes de otra banda provocó un enfrentamiento a balazos, que dejó un saldo de nueve personas asesinadas.

Además, otros asesinatos contra políticos, las autoridades se los han atribuido a los integrantes de la Familia Michoacana. Es el caso del Alcalde perredista del municipio de Ciudad Altamirano, Ambrosio Soto Duarte, en julio de 2016.

Soto Duarte se negó a darles una cuota de las arcas municipales a los miembros de esta organización.

En mayo de 2018, en plena campaña electoral, fue privado de la libertad el entonces candidato del PRI a diputado local, Abel Montúfar Mendoza, quien apareció muerto a balazos en el interior de su camioneta.

Se dio a conocer que Montúfar se negó ante miembros de la Familia Michoacana a declinar la candidatura pese a que ese había sido el arreglo que había establecido con ellos.

Se supo que el que ordenó el asesinato de Montúfar fue José Pineda (Don José), brazo derecho de “El Fresa” y “El Pez”.

En 2021, Pineda fue detenido por la Fiscalía General de la República (FGR).

Desde 2015, dirigentes de partidos políticos han denunciado que en la Tierra Caliente los líderes de esta organización criminal son los que deciden qué candidato debe de ganar las elecciones en los municipios y en los dos distritos electorales locales y el distrito federal 01.

Apenas en 2021, en plenas campañas electorales, los dirigentes de MorenaIgnacio Vázquez Memije, y el del Movimiento Ciudadano (MC), Adrián Wences Carrasco, aseguraron que varios de sus candidatos declinaron por haber recibido amenazas de la delincuencia.

https://www.reforma.com/evade-el-pez-busqueda-y-sigue-operando-en-guerrero/ar2494405?v=2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.