Migración “desperdicia” 23,709 visas humanitarias

El Instituto Nacional de Migración (INM) no ha entregado, del 2019 hasta el 15 de septiembre pasado, 23 mil 709 tarjetas de visitante por razones humanitarias a migrantes que transitaron por el país, lo que supone una pérdida de 16 millones 800 mil 197 pesos, de acuerdo con datos oficiales a los que tuvo acceso La Razón.

Un reporte del INM, obtenido a través del mecanismo de transparencia, señala que del 2019 al 2022 se expidieron 255 mil 164 visas humanitarias, que es un documento que se otorga a los extranjeros para su libre tránsito por el país, mientras se regulariza su situación legal, y que puede durar vigente hasta un año.

Sin embargo, datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob) explican que hasta agosto de este año se entregaron 231 mil 455, faltando por aclarar el destino de 23 mil 709 (el 10.2 por ciento), de las cuales más de 10 mil corresponden al periodo 2019-2021.

Debieron haber utilizado todos los documentos y no expedirlos sin saber cuántos iban a ocupar, pues de lo que se han quejado desde el inicio los migrantes es que no les dan las visas humanitarias

Esmeralda Shiu, Coalición ProDefensa del Migrante en BC

Además, el INM detalla que el costo de la elaboración de la tarjeta es de 112 pesos por unidad, con lo cual sumarían 28 millones 578 mil pesos del total de la fabricación e impresión del 2019 al 2022; no obstante, la propia respuesta del INM establece un gasto total de 180 millones 803 mil 783 pesos por las 255 mil 164 visas, por lo que el costo por unidad no sería de 112 pesos, sino que se elevaría a 708.6 pesos.

Organizaciones civiles criticaron el gasto del INM, debido a que, señalan, esos recursos se debieron orientar a políticas para atender a la migración irregular y evitar la crisis que vive el país actualmente.

Esmeralda Shiu, vocera de la Coalición ProDefensa del Migrante en Baja California, aseguró que el INM no tiene claridad de las políticas que maneja desde el inicio de los éxodos, ya que los recursos debieron traducirse en mejores acciones, como capacitación, más elementos para ayudar a los extranjeros o reforzar los albergues.

“En primera, debieron haber utilizado todos los documentos y no expedirlos sin saber cuántos iban a ocupar, pues de lo que se han quejado desde el inicio los migrantes es que no les dan las visas humanitarias. La Comar (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados) y el INM no se caracterizan por tener tantos elementos para atención; en ello se debe invertir también”, indicó la experta.

Ese dinero lo hubieran gastado en los albergues que tanto le hacen falta a los migrantes, pues no tienen recursos para comprar comida o mejorar las condiciones, pero a las autoridades el tema de la migración no les interesa

Irineo Mujica, Director de Pueblo sin Fronteras

Dijo que se debe explicar dónde quedaron las visas que no se ocuparon, pues el derroche de gasto pudo haber beneficiado a los albergues, que ahora sufren los embates de la llegada de miles de migrantes, y señaló que las autoridades nunca se caracterizaron por apoyar a los centros.

“Al contrario, el Gobierno federal lo que hizo es que dejó de apoyar a los albergues con dinero, se los quitó y sólo los ocupa cuando los necesita. Ese dinero pudo haberse ocupado en más personal para atender a la gente y evitar que se llegara a esta crisis humanitaria”, indicó.

Al opinar sobre el tema, Irineo Mujica, director de Pueblo sin Fronteras, denunció que el Gobierno federal no respeta la ley y no tiene interés, desde un inicio de la oleada migrante, en regularizarlos, sino que sólo busca expulsarlos.

“No dan visas para quedarse; son sólo para que se vayan rápido de México a Estados Unidos, ya que no quieren quedarse con el problema, sino trasladarlo”, dijo.

El activista mencionó que de nada sirve que tengan un permiso para atravesar el país, si los agentes de Migración los detienen, con o sin permiso, y los mandan a la frontera para que se vayan a Guatemala; por ello, cuando regresan a México no tienen forma de volver a hacer su trámite, después de que les retiraron sus tarjetas.

“Ese dinero lo hubieran gastado en los albergues, que tanto le hacen falta a los migrantes, pues no tienen recursos para comprar comida o mejorar las condiciones, pero a las autoridades el tema de la migración no les interesa”, dijo.

Los expertos detallaron que lo que piden los migrantes son, en general, las visas humanitarias, ya que muchos de ellos no quieren permanecer en México, sino sólo ganar tiempo para preparar sus papeles y buscar ser elegibles para Estados Unidos, en un proceso que les puede tardar años.

https://www.razon.com.mx/mexico/entregar-10-visas-humanitarias-2019-502970

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.