Motín en instalaciones migratorias de Tijuana deja un hospitalizado

LA JORNADA

Una persona lesionada, que requirió hospitalización, fue el saldo del motín registrado la noche del martes en instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) de Tijuana, Baja California, donde unos 300 venezolanos se encuentran hacinados después de su deportación de Estados Unidos.

Los extranjeos reclamaron mejor trato de los agentes mexicanos y alimentación adecuada, además de una explicación de por qué los retienen si no han cometido delito alguno en México.

Algunos de los deportados ingresan al país y se pueden mover libremente por la ciudad, pero otros son llevados a centros de detención.

Después de la medianoche del martes, la prensa pudo ver el traslado de una persona a un hospital, pero no hubo información oficial del caso.

Personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ingresó a la estación en la colonia Esmeralda, luego de una intensa movilización policiaca; sin embargo, tampoco emitió reporte alguno sobre la situación de los venezolanos recluidos.

Catalino Zavala Márquez, secretario general de Gobierno estatal, dijo que alrededor de 650 venezolanos han sido retornados desde el pasado día 13 por Tijuana, cifra que es posible que se incremente.

Chihuahua estima que lleguen mil cada día

El gobierno de Chihuahua informó que en el último mes han ingresado a Estados Unidos 24 mil personas originarias de Venezuela por México, y se espera el retorno de 5 mil, por lo menos en la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas.

Estarían dispersos 80 por ciento sin algún censo ni ubicación, y sólo 20 por ciento podrían ser localizables, refirió Óscar Ibáñez Hernández, representante del gobierno estatal en dicha región.

El funcionario dio a conocer cifras de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos y de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, en las que se estima que será regresado un promedio de mil migrantes diariamente por cinco puntos de la frontera.

Con base en esos números, Juárez recibiría 200 migrantes al día de Estados Unidos, sin contar las personas que llegan a diario desde el interior del país, señaló.

Óscar Ibáñez pidió que el albergue Leona Vicario, de administración federal, aumente su capacidad, y que pueda recibir a los venezolanos retornados.

https://jornada.com.mx/2022/10/20/politica/006n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.