Presentan plan para garantizar el agua a 22 millones de habitantes en el valle de México

ALEJANDRO CRUZ FLORES / LA JORNADA

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza, presentaron el plan para garantizar el abasto de agua en el valle de México, con el que se pretende incrementar el suministro de 64 mil 500 a más de 74 mil litros por segundo para 2024.

La estrategia, presentada en el Museo Interactivo de Economía, incluye obras, que se realizarán en conjunto con la Comisión Nacional del Agua, como mejorar la captación de agua pluvial, rehabilitar la infraestructura hidráulica, que tiene más de 50 años de antigüedad; perforar nuevos pozos y dar mantenimiento a los ya existentes, así como atender la problemática de las fugas de agua y el saneamiento de presas, entre otras.

El propósito, señalaron los mandatarios, es hacer frente a la sequía que afecta al valle de México desde hace cinco años, así como a la sobrexplotación del acuífero para garantizar el derecho humano al agua, ya que, admitió la titular del Ejecutivo local, hay varias comunidades que no tienen agua todos los días.

Para dicho plan se tiene proyectada una inversión de 19 mil millones de pesos provenientes de las administraciones capitalina y mexiquense, principalmente, que forman parte del fideicomiso 1928, el cual fue constituido con lo recaudado por concepto del pago de derechos de agua en ambas entidades.

El objetivo es hacer más eficientes los sistemas que tenemos, reciclar el agua de lluvia y, al mismo tiempo, recuperar los servicios ambientales de la cuenca, expresó Sheinbaum Pardo, quien subrayó que se tiene un avance de 40 por ciento en las acciones establecidas en la estrategia, pues varias de las obras ya están en proceso.

Reducir la sobrexplotación

Agregó que el valle de México cuenta con cuatro fuentes de abastecimiento en las que se trabaja: la presa Madín, la laguna de Zumpango, la presa del Bosque hasta Colorines, y en los próximos meses la laguna de Chalco Xico, que garantizan el acceso a los 22 millones de habitantes de la zona metropolitana. El propósito es ya no tener que hacer uso de los pozos del oriente de la capital del país para disminuir la explotación del acuífero, añadió.

Entre las obras a realizar destacan la rehabilitación del sistema Lerma, que tiene una antigüedad de 70 años, donde se busca recuperar pozos para riego y mejorar sistemas de suministro; también se realizarán trabajos de mantenimiento a la presa Madín, específicamente de la planta potabilizadora y saneamiento; y se trabaja en la construcción de una línea metropolitana que llevará agua del tanque Providencia al de La Caldera para mejorar el suministro en la zona oriente del valle de México y que tiene un avance de 89 por ciento.

https://www.jornada.com.mx/2022/08/30/capital/032n2cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.