“No sabemos qué medidas tomar cuando los niños regresen a clases si el agua sigue saliendo sucia”

LIZETH DIANA HERNÁNDEZ / LA CRÓNICA DE HOY

Lucía Montiel es una madre de familia preocupada porque en los últimos meses de clases de su hijo, en la primaria Ciudad Reynosa en la colonia San Andrés, en la alcaldía Azcapotzalco, el agua sale sucia al igual que en varias viviendas de la zona, problema que de no arreglarse podría representar un foco de infección para los niños y niñas.

Los profesores informaron a los padres de familia que están recibiendo agua sucia en la escuela, pero desconocían de dónde provenía, por lo que al marcar al Sistema de Agua de la Ciudad de México (Sacmex) les dijeron que era agua reciclada como en los centros comerciales, pero después se enteraron que en toda la colonia está este problema de agua sucia.

Profesores y padres de familia se reunieron para hablar sobre este problema y cómo aplicar medidas para evitar que por esta agua sucia se detonen las infecciones entre los alumnos, profesores y personal que trabaja en esta escuela.

“Nos juntamos los padres de familia con los profesores de cada grupo y propusimos contratar pipas con agua para que llenaran los tinacos y comprar también tambos para llenarlos con agua limpia, para que nuestros hijos no estén expuestos a algún problema de salud”, explicó esta madre de familia.

La reunión entre padres de familia y profesores de este colegio fue breve y se centró en el tema de la seguridad de los niños, debido a los contagios del Covid-19, un asunto que no deja de ser preocupante.

“Tratamos de que fuera rápido, pues los niños no saben cuidarse del todo y a pesar de que se lavan constantemente las manos se han contagiado, y sin tener agua, al ir al baño en un mismo lugar y sin agua limpia, las probabilidades de que enfermen son mayores”, mencionó Lucía.

La angustia de los padres no termina aquí, pues temen que cuando acaben las vacaciones y regresen a clases, la problemática de recibir agua sucia o tener escasez de ésta en la escuela seguirá siendo un lugar latente de contagios.

“Aún no tengo idea de cómo serán las nuevas medidas de prevención, aquí en la colonia sigue saliendo agua sucia de las llaves y quiero pensar que en la escuela también, los contagios han aumentado y tengo miedo de que mi hijo regrese a estudiar y es que ahora tengo que cuidarlo el doble; los niños aún no toman conciencia del todo sobre lo importante que es cuidarse y hay que orientarlos y protegerlos”, indicó Lucía Montiel.

Escuela Ciudad Reynosa Azcapotzalco sin agua y cuándo llega haber la reciben sucia.

Escuela Ciudad Reynosa Azcapotzalco, sin agua y cuándo llega la reciben mugrosa y con mal olor.

Lizeth Diana Hernández

Lucia Montiel comenzó a recibir quejas por parte de su hijo por un dolor de abdomen, pero ella creía que era normal pues se la pasaba jugando o comiendo chatarra durante estas vacaciones, transcurrieron los días y Jesús presentó problemas para ir al baño, de estreñimiento, por lo que fue atendido en una clínica cerca de su casa.

“Llegamos y el doctor nos explicó que fue a causa de aguantarse las ganas de ir al baño, nosotros lo obligábamos a ir antes de irnos por las mañanas a clases y le pedíamos que se aguantará para que cuándo llegara a la casa hiciera del baño”, explicó Lucia.

Por aguantarse a ir al baño Jesús desarrolló problemas de salud por no tener un servicio de calidad en la institución en la que estudia, las autoridades no se han enterado de la problemática de salud que conlleva tener agua sucia en las escuelas y las medidas de salud.

Lucia mencionó que el doctor que atendió a Jesús los regañó porque el almacenar de manera prolongada la orina al interior de la vejiga causa que las bacterias provoquen infecciones en las vías urinarias, estreñimiento y hasta hernias abdominales.

Y de llevar de manera habitual esta práctica de aguantarse las ganas de ir al sanitario, la vejiga pierde fuerza y contracción en la parte de vaciado por lo que al orinar se quedan residuos en el interior que a su vez provocará infecciones de orina y aumento de frecuencia urinaria.

Por ello padres de familia se encuentran preocupados tras conocer que un alumno presentó problemas de salud; molestos piden a las autoridades de la alcaldía, en especial a Margarita Saldaña, así como a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y a la Secretaría de Educación Pública —pues son las que se encargan de tener instalaciones y todos los servicios—  que se solucione el problema de agua y de seguir recibiéndola en esa calidad suspendan las clases.

“La escuela y las autoridades no nos pagan los gastos cuando nuestros hijos se enferman, es un problema de salud pública y la escuela no debería de dar servicio en esas condiciones, nuestros hijos no disfrutan de las instalaciones adecuadamente, además de tener que recurrir a aguantarse del baño y correr riesgo de contagiarse de COVID”, explicó Lucia.

https://www.cronica.com.mx/metropoli/medidas-tomar-ninos-regresen-clases-lucia-montiel.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.