Las otras muertes violentas; ola imparable

EXCÉLSIOR

De acuerdo con la información preliminar presentada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), nuestro país tiene un registro de más de 35 mil homicidios intencionales en los últimos cuatro años, es decir, del 2018 al 2021. En efecto, en el 2018 la cifra fue de 36 mil 685 víctimas; en el 2019 fueron 36 mil 661, en el 2020 se llegó al récord de 36 mil 773 y en 2021 la cifra preliminar es de 35 mil 625. De esta forma, el promedio anualizado en estos años es de 36 mil 436 homicidios dolosos.

Para el periodo completo de 2011 a 2021, el INEGI estima que ha habido 319 mil 397 asesinatos, por lo que se puede afirmar que estamos en el periodo más mortífero, pues el récord máximo que se había alcanzado al iniciar la segunda década de este siglo fue de 27 mil 213 homicidios intencionales en el año 2011.

LOS ESTADOS MÁS LETALES

Los datos del Inegi muestran que del 2011 al 2021, los estados más letales, por número absoluto, en materia de homicidios dolosos son: Estado de México (el más poblado del país), con 32 mil 901 casos. Le sigue el estado de Chihuahua, con un total de 28 mil 861 víctimas de la violencia homicida. En tercer sitio está Guanajuato, con 24 mil 527 víctimas, seguido de Guerrero, con 24 mil 009; mientras que en quinto sitio se ubica el estado de Jalisco, con 19 mil 659 víctimas.

De acuerdo con esos mismos datos, en el periodo que se analiza el país tuvo una tasa promedio de homicidio doloso de 23.6 casos por cada 100 mil habitantes; siendo los estados con peores indicadores, Chihuahua, con 72 víctimas por cada 100 mil personas; Colima, 66.1; Guerrero, 61.3; Baja California, 48.8; Zacatecas, 42.2; Sinaloa, 41.5; Morelos, 37.4; Guanajuato, 36.6; Michoacán, 33; y Sonora, 32.

Ahora bien, dado que los cambios en la presencia geográfica de la violencia homicida se modifican de manera rápida en el país, es importante estimar lo que ha ocurrido sólo en los últimos cinco años. En esa perspectiva, las entidades que tienen las mayores tasas de homicidio doloso son: Colima, con una tasa de 99.6 víctimas por cada 100 mil habitantes; en Baja California es de 78; en Chihuahua, 76.8; en Guanajuato, 63.4; en Zacatecas, 63.4; en Guerrero, 54.8; en Michoacán de 47.4; en Morelos de 47.2; y en Sonora de 45.4.

 

 

 

LA MAGNITUD DE LA MUERTE VIOLENTA

Debe recordarse que el Inegi clasifica como mortalidad por causa externa, a todas aquellas defunciones que fueron causadas por lesiones, intencionales o no intencionales. Para el año 2021 se estima de manera preliminar que fueron 84 mil 759, y entre ellas se encuentran los presuntos homicidios (35 mil 625), los presuntos accidentes (34 mil 627), los presuntos suicidios (8 mil 447), y también una categoría poco observada en los análisis respecto de los datos, que son los llamados “eventos de intención no determinada”, es decir, aquellos donde la persona pierde la vida por lesiones, pero cuya intención se desconoce, y cuya suma es de 5 mil 993, por lo que la cifra real de los otros capítulos debe asumirse como más elevada.

Las entidades que concentran la mayor cantidad de esos casos son: Ciudad de México, con mil 236; Estado de México, con mil 219; Jalisco, con 693; Puebla, con 363; Michoacán con 331 y Guanajuato, con 317. Como se observa, sólo estas seis entidades concentran 70% de la totalidad de los casos señalados.

 

 

 

https://www.excelsior.com.mx/nacional/las-otras-muertes-violentas-ola-imparable/1530494

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.