Juárez, desde la mirada del grabado y el Taller de la Gráfica Popular

REYNA PAZ AVENDAÑO / LA CRÓNICA DE HOY

Benito Juárez (Oaxaca, 1806-1872) es una figura recurrente en la gráfica y ejemplo de ello son las obras que realizaron Leopoldo Méndez, Mariana Yampolsky, Alberto Beltrán y todos los artistas que pertenecieron al Taller de la Gráfica Popular, colectivo de grabadores fundado en México en 1937.

Actualmente, dichas obras se resguardan en el Museo Nacional de la Estampa (Munae), ubicado en la Ciudad de México y en el Museo de Sitio Casa Juárez, ubicado en la Ciudad de Oaxaca. Con motivo de los 150 años del fallecimiento del mandatario Crónica presenta algunas de estas piezas artísticas.

JUÁREZ EN BILLETES Y PELÍCULAS

Gabriela Gutiérrez López, encargada del Centro de documentación del Munae, comenta que en el acervo del museo existen 17 obras sobre Benito Juárez, la mayor parte son retratos del Benemérito de las Américas y algunas otras abordan temas históricos como la llegada de Juárez a la Ciudad de México en 1867, ilustración que aparece en el actual billete de 500 pesos.

“En general son gráficas que se utilizaron para ilustraciones en libros y en periódicos, e incluso, una de ellas para una película, pero básicamente la mayoría de éstas, el 90 por ciento, es el retrato de Juárez”, enfatiza Gutiérrez López.

Los autores de estas obras pertenecieron al Taller de Gráfica Popular, añade la especialista.

Grabado de Paulina Trejo.

Grabado de Paulina Trejo.

Munae

“De la mayor parte de los grabados no tenemos la fecha de elaboración, pero fueron hechos a mediados del siglo XX. Todos los autores y grabadores que tenemos aquí están relacionados con la vida del siglo XX, con la posrevolución, con la identidad nacional de la Escuela de Pintura Mexicana”, señala.

Gutiérrez López indica que estos artistas eran comprometidos con ideas políticas y sociales, por lo tanto, el ex presidente oaxaqueño representa la libertad política, una libertad que consiguió México en el siglo XIX.

“Juárez es el emblema del paso a la República, un movimiento muy importante para la historia del país, entonces para los grabadores reflejar la figura aunque sólo sea su rostro ya tiene una implicación política por sí misma. La obra que resguardamos es la iconografía de Juárez”, expresa.

La encargada del Centro de documentación del Munae detalla que la única pieza datada es “Juárez (las Primeras Luces)”, de Leopoldo Méndez (1902-1969), hecha para ilustrar la película “Río Escondido”, dirigida por Emilio “Indio” Fernández y producida por Raúl de Anda. La pieza fue parte de una serie de diez obras en linóleo hecha por el grabador más importante del siglo pasado.

Grabado de Leopoldo Méndez.

Grabado de Leopoldo Méndez.

Munae

“Tenemos que la película se hizo en 1948 y, por lo tanto, la obra tiene la misma fecha”, indica.

Respecto a los soportes, Gutiérrez López señala que varían dependiendo de la técnica, por ejemplo, hay linóleos de 11 por 11 centímetros, otros son facsimilares, como las obras de Alberto Beltrán tituladas “El pueblo responde” y “Entrada Triunfal de Benito Juárez a la Capital en 1867”, esta última aparece en los billetes de 500 pesos a un costado del rostro de Juárez.

“Al ser grabados antiguos tenemos uno que apareció en la página de un periódico que se llamaba La opinión, lo que resguardamos es la reproducción de esa página, una obra de Ramón Pablo Loreto de 1956. Hay un grabado de Leopoldo Méndez que alude a la famosa frase de Juárez, entonces aparece el ex presidente con la leyenda: el respeto al derecho ajeno es la paz”, narra.

Solamente una aborda la vida del mandatario en Oaxaca, añade. “Es de un artista francés que refleja la casa donde Juárez aprendió a encuadernar en Oaxaca, es una referencia clara del Estado”.

Gutiérrez López comenta que todas las obras generan una visión histórica del personaje y la importancia que ha tenido en la construcción de la nación mexicana.

El acervo del Museo Nacional de la Estampa es una historia del grabado en México, tenemos obras desde el siglo XIX, tenemos más de 12 mil obras, es un acervo bastante grande donde tenemos desde Posadas, Méndez y hasta Orozco, está bien representado con todos los grandes artistas grabadores mexicanos del siglo XX”, indica.

Grabado de Arturo García Bustos.

Grabado de Arturo García Bustos.

Munae

La gráfica ha sido una herramienta de crítica política y social, agrega. “Este arte además de desplegarse de una manera artística, también ha representado la crónica de la vida del México del siglo XX y ha alcanzado un interés genuino por la sociedad”.

La especialista señala que la gráfica no sólo es la parte artística ni la maestría de los trazos o técnicas.

También te habla de la historia del país, te habla de la opresión, de las necesidades, de hechos contestatarios, es un medio importante en México porque le ha dado voz a la gente que no se le incluía y además hoy se puede contrastar con artistas jóvenes, de cómo ellos ven ese tipo de trabajo en la etapa contemporánea. La gráfica está viva y presente”, afirma.

JUÁREZ SÍMBOLO DE GLORIA

El Museo de Sitio Casa Juárez, ubicado en García Vigil 609, Ciudad de Oaxaca, hogar donde el ex presidente vivió de los 12 a 22 años teniendo como tutor al fraile Antonio Salanueva, tiene una sala dedicada a los grabados hechos por artistas del Taller de Gráfica Popular.

Museo de Sitio Casa Juárez, en Oaxaca.

Museo de Sitio Casa Juárez, en Oaxaca.

Reyna Paz

“En los 90 se habilitó un espacio que le llamamos Taller de Gráfica Popular, este grupo de artistas de mediados del siglo pasado se dieron a la tarea de reflejar en su obra los momentos históricos y gloriosos de México, hay series que hablan de Juárez, otras de la Revolución Mexicana y unas más de los villanos de la patria”, comenta Aciel Sánchez Flores, titular del recinto.

“Se hizo una recopilación de estas impresiones, tenemos una original de Arturo García Bustos, las demás son impresiones más contemporáneas pero da cuenta de la presencia del personaje y de esos momentos históricos dentro del movimiento de la gráfica”, añade.

Algunos de los grabados que se exhiben son: “Juárez niño”, de Mariana Yampolsky; “Juárez”, de Ángel Bracho; “Los valientes no asesinan” y “Exilio de Juárez”, de Alberto Beltrán; “Rostro de Juárez”, de Jesús Álvarez Amaya; “Juárez y la Reforma”, de Sarah Jiménez; “Juárez bandera”, de Fanny Rabel; y “Constitución 1857”, de Francisco Mora.

“Juárez niño”, de Mariana Yampolsky.

Museo de Sitio Casa Juárez

Sánchez Flores detalla que en las luchas heroicas del pueblo mexicano: Independencia Reforma, Revolución y expropiación petrolera, Juárez aparece como un espejo. 

https://www.cronica.com.mx/cultura/juarez-mirada-grabado-taller-grafica-popular.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.