Jesús ‘El Rey’ Zambada será testigo principal en juicio contra García Luna, acusa defensa

MILENIO

La defensa del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, acusó que el informante que colabora con las autoridades estadunidenses y que supuestamente reveló que el ex funcionario amenazó con asesinar a periodistas es un “abusador de menores” que accedió a mentir para “evitar una sentencia por posesión de pornografía infantil”.

Al presentar el miércoles por la noche una moción en la Corte de Manhattan para evitar que a la fiscalía estadunidense se le permita introducir evidencia adicional a los cargos que hay en su contra, la defensa de García Luna confirmó también que el testigo principal en contra del ex funcionario mexicano es Jesús Reynaldo El Rey Zambada, ex operador del Cártel de Sinaloa.

“En 2010, con esta nueva plataforma (de inteligencia), las autoridades mexicanas pudieron arrestar y extraditar al testigo principal, del gobierno contra el señor García Luna, Jesús Zambada”, se lee en el documento presentado por los abogados de García Luna y al que tuvo acceso MILENIO.

A mediados de junio, la Fiscalía estadunidense solicitó presentar evidencia adicional contra García Luna, para demostrar que buscaba manipular, intimidar e incluso asesinar a testigos en su contra. En la transcripción de un audio, García Luna hacía referencia a Jesús Reynaldo El Rey Zambada, un ex líder del Cártel del Pacífico que testificó contra García Luna en el juicio contra El Chapo Guzmán, y del mismo modo hablaba de su coacusado y ex colaborador dentro de la Policía Federal en México, Luis Cárdenas Palomino. Además, hablan sobre asesinar a testigos y a sus familias, con la ayuda del supuesto miembro de la mafia rusa Greg.

En 2019, durante el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, El Rey Zambada aseguró que personalmente entregó dos maletines con hasta 8 millones de dólares a nombre de su hermano Ismael El Mayo Zambada a Genaro García Luna, para obtener protección para el Cártel de Sinaloa. El primer maletín con 3 millones de dólares, cuando García Luna estaba en la Policía federal, y el segundo con 5 millones de dólares cuando era secretario de Seguridad Pública.

Greg, revela ahora la defensa de García Luna, es un sujeto llamado Ruslan Mirvis, un hombre de 39 años que en 2017 fue detenido por explotar sexualmente a menores de edad a través de redes sociales, y que, según los abogados, busca colaborar con la fiscalía en Nueva York para obtener una sentencia reducida.

Mirvis, asegura la defensa, aprovechó que su celda está junto a la de Genaro García Luna en el Centro Metropolitano de Detención, en Brooklyn, Nueva York, y que de esa forma tuvo acceso a notas personales e incluso a los nombres de las personas involucradas en el caso contra el ex funcionario mexicano y que las autoridades estadunidenses le instalaron un dispositivo que estuvo grabando todo el tiempo durante 20 días, con lo que se recolectaron 500 horas de evidencia, de las cuales la Fiscalía de Estados Unidos sólo utilizó dos minutos, y de los cuales, la mitad no se entiende.

La defensa de García Luna asegura que la evidencia que hay para demostrar la manipulación de testigos, y las amenazas contra una periodista, que aseguran es Anabel Hernández, es irrelevante, increíble y excesivamente perjudicial, pues la evidencia es muy débil y podría distraer al jurado de la verdadera conducta criminal que se le imputa al ex secretario de Seguridad Pública.

Sus abogados incluso añadieron información acerca de la carrera de García Luna como servidor Público. Aseguraron que como director de la Agencia Federal de Investigación, en el año 2000, investigó y despidió a más de 3 mil policías corruptos, y que desde entonces tenía fuertes lazos de colaboración con agencias en Estados Unidos, como el FBI.

Y que como secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón se convirtió en el rostro de la guerra contra el narco. Y que bajo su administración, Joaquín El Chapo Guzmán nunca escapó de prisión.

Además, explicaron que durante su trabajo como oficial mexicano, la oposición ya hacía señalamientos sobre corrupción de los que el gobierno de Estados Unidos estaba enterado, y aún así, siguieron trabajando en conjunto para combatir a los cárteles de la droga.

“También estaba al tanto de esas acusaciones cuando envió a diplomáticos en jefe y oficiales del gobierno no solo a apoyar al señor García Luna con su trabajo en campo, sino que también posaron con él para fotografías públicas como una muestra del apoyo del gobierno de Estados Unidos en sus esfuerzos”, asegura la defensa de García Luna.

Incluso acusaron que con la llegada de Enrique Peña Nieto, y posteriormente, Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, se tomó un acercamiento más conciliatorio con los cárteles y dejaron de arrestar a grandes capos.

Añadieron que incluso López Obrador aprobó la liberación de Ovidio Guzmán tras su arresto en Culiacán, Sinaloa, en octubre de 2019 y que tuvo un encuentro personal con la madre de El Chapo en 2020.

https://www.milenio.com/policia/genaro-garcia-luna-testigo-principal-jesus-rey-zambada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.