Costo financiero de la deuda creció 1.3% hasta mayo; el monto es menor a lo previsto

BELÉN SALDÍVAR / EL ECONOMISTA

El gasto que ejerció el gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el costo financiero de la deuda, reportó en los primeros cinco meses del año un incremento en su comparación anual, esto a pesar de que los recursos ejercidos fueron menores al monto que se tenía previsto para el periodo, de acuerdo con la información divulgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De enero a mayo de este año, el gasto que se destinó al servicio de la deuda del país ascendió a 212,166 millones de pesos, lo que resultó 1.3% mayor en comparación con el mismo periodo del año pasado, y fue 13,008 millones de pesos menor a lo que se tenía programado.

El costo financiero de la deuda, de acuerdo con la dependencia, se compone del pago de los intereses, comisiones y otros gastos que genera la deuda que tiene México tanto en moneda nacional como en moneda extranjera.

Con ello, el costo financiero de la deuda poco a poco empieza a revertir la caída que presentó el año pasado, lo cual ha explicado la propia Secretaría de Hacienda, se debe a la normalización de la política monetaria en diversos países, así como los altos niveles de inflación.

Dentro de los números de Hacienda se observó que el aumento del costo financiero se debió al incremento que se presentó al interior del gobierno federal.

A este rubro –donde se encuentran los intereses y el saneamiento financiero de la deuda– se le destinaron 157,253 millones de pesos, esto es 24.8% más que hace un año.

En tanto, el costo financiero de los organismos y empresas, donde se contempla a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) presentaron una disminución importante en su comparación anual. En total, se destinaron 54,912 millones de pesos en el servicio de la deuda de estos organismos, 34.1% menos que de enero a mayo del año pasado.

En aumento constante

Salvo por el año pasado, cuando el costo financiero de la deuda disminuyó en 13% durante los primeros cinco meses, en un contexto de recuperación de la economía después del gran confinamiento obligado por la pandemia de Covid-19, y las bajas tasas de interés, este gasto público ha ido en aumento constante en la última década.

En los primeros meses del 2012, cuando aún se encontraba en la presidencia Felipe Calderón, el costo financiero de la deuda fue de 91,752 millones de pesos (cifras a 2022). Desde aquel año, hasta este 2022, los recursos para el servicio de la deuda se han incrementado en 131 por ciento.

Este año, se esperan presiones en este rubro ante el incremento en las tasas de interés que diversos bancos centrales, incluido el Banco de México (Banxico), han realizado para combatir los altos niveles de inflación.

Inicialmente, de acuerdo con lo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, el gobierno esperaba destinar al mantenimiento de la deuda 791,463 millones de pesos; sin embargo, en abril, al presentar los Precriterios de Política Económica para el 2023, Hacienda modificó este gasto al alza a 869,337 millones de pesos ante los incrementos que se presentaban en las tasas de interés a nivel mundial.

Poco espacio

El gasto ejercido en el costo financiero de la deuda de enero a mayo representó 7.6% del gasto total del periodo, que ascendió a poco más de 2.7 billones de pesos.

Si bien el gobierno destina mayores recursos a otros rubros, el gasto en el servicio de la deuda es mayor, por ejemplo, a lo se le destina a la Secretaría de Bienestar –que implementa algunos programas prioritarios del gobierno– que sumó un monto de 139,063 millones de pesos. También es mayor a los 134,980 millones de pesos que se gastaron en la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En diferentes ocasiones, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) ha advertido sobre el incremento del costo financiero de la deuda y sus implicaciones a las finanzas públicas.

“La perspectiva es que ese costo aumente porque hay que recordar que tenemos tanto deuda interna como externa, y si las tasas de interés aumentan, definitivamente ese rubro va a aumentar y se va a unir a las presiones de gasto que tenemos en otros aspectos y eso nos puede afectar bastante en el espacio fiscal”, dijo anteriormente Alejandra Macías, directora del CIEP.

Desembolso

Con la última estimación de la Secretaría de Hacienda, en promedio, al mes se estarían desembolsando 72,444 millones de pesos. Esto es mayor a lo que los ramos autónomos gastaron en los primeros cinco meses del año, que sumó 46,470 millones de pesos.

Para lo que resta del año, el gobierno de López Obrador gastaría otros 657,171 millones de pesos en el servicio de la deuda, la cual asciende a poco más de 13 billones de pesos, de acuerdo con su medida más amplia.

https://www.eleconomista.com.mx/economia/Costo-financiero-de-la-deuda-crecio-1.3-pero-es-menor-a-lo-previsto-20220713-0113.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.