Cárteles ganan hasta 1 mdd por tráiler con migrantes

EL UNIVERSAL

El traslado de migrantes en tráileres hacia Estados Unidos es una práctica que tiene décadas, pero los riesgos, costos y jerarquías han cambiado.

 

Un migrante que viajó en tráiler, pero se negó a dar su nombre, dijo que el traslado por ese medio cuesta entre cuatro y 5 mil dólares (entre 80 mil 492 y 100 mil 615 pesos).

 

Sin embargo, todo depende desde dónde inicie el traslado, si desde Centroamérica, el sur de México o cerca de la frontera, comenta Abigaíl, prima de un traficante de personas, o pollero, y quien pidió el anonimato.

“También depende de qué ruta quieran y si va a ser, por ejemplo, nomás cruzando el río Bravo”, dice. Antes, los coyotes eran quienes controlaban el negocio, pero con el avance del narcotráfico también eso ha cambiado. De acuerdo con registros de las autoridades en ambos lados de la frontera, los cárteles de la droga más involucrados en el negocio de trata de personas son los remanentes que quedan de Los Zetas y del Cártel del Golfo.

“Esos batos están en todo, no se les escapa una y pos no hay de otra que pagarles lo que piden o darles un porcentaje. A veces ponen a sus hombres de polleros, pero aquí es la ley de ellos y no hay pa dónde hacerse. El gobierno —federal y estatal— es pura jalada, no sirven pa ni madres”, describe Abigaíl.

De acuerdo con la Current Population Survey (Encuesta de Población Actual), efectuada por la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 1992 un cruce de México al país vecino, por tráiler, cruzando el río Bravo o por otra vía, costaba en promedio 300 dólares (6 mil 37 pesos, al cambio de hoy). Veinte años después, en 2012, el mismo tipo de cruce costaba entre 2 mil y 3 mil dólares (entre 40 mil 246 y 60 mil 369 pesos). Hoy, dependiendo del tipo de cruce, cuesta entre 5 mil y 15 mil dólares (hasta 301 mil 846 pesos).

Visto de esta manera, el tráiler donde murieron 53 migrantes, 27 de ellos mexicanos, fue un negocio de alrededor de un millón de dólares (20 millones 130 mil pesos).

En el cambio de precio influyen muchos factores, desde la dificultad creciente para el cruce de migrantes, el reforzamiento de la seguridad fronteriza en Estados Unidos, hasta los que controlan el negocio ilícito del contrabando de personas.

De acuerdo con el migrante que viajó en tráiler, el precio también varía dependiendo de la nacionalidad de quien vaya a ser trasladado. A un mexicano le cobran menos, por ejemplo, que a un centroamericano.

Pese al alto costo, los migrantes están dispuestos a hacer cualquier sacrificio, a endeudarse por décadas, con tal de lograr el sueño americano. Porque si antes con 15 mil dólares podían poner un negocio en sus países de origen hoy no pueden hacerlo. “Pongas lo que pongas, ahora tienes que pagar piso y pagar seguridad y aun así, estar a las vivas para que no te secuestren o te asalten a ti o a alguno de tu familia. Hoy es más negocio jugársela para llegar al gabacho”, dicen a este diario Lidia y Jorge, un matrimonio originario de El Salvador.

Ni los riesgos ni los casos trágicos como el del lunes detendrán a quienes quieren llegar a Estados Unidos.

“Estas personas —los migrantes— están desesperadas. Es muy fácil decir ‘no crucen, aguanten’, pero si no cruzan van a morir de hambre o de violencia”, lamenta Enrique Morones, director de Gente Unida y fundador emérito de Ángeles de la Frontera. Reconoce que la forma en que son tratados los migrantes que viajan en tráileres es cada vez en peores condiciones.

“Los tratan peor que animales, no toman precauciones”. Que les pongan condimento para bisteces para disfrazar su olor es algo nuevo, pero no le extraña. Los traficantes harán de todo, afirma, para “sellar el negocio”. Encima de todo, “ahora es mucho más caro contratar un cruce así, y nada seguro”.

Pero en sus lugares de origen sus vidas también están en riesgo, explica. Al menos, viajando tienen la esperanza de lograr una mejor calidad de vida.

https://www.eluniversal.com.mx/nacion/pago-polleros-es-cada-vez-mas-caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.