¿Quién mató a los migrantes?

BERNARDO BOLAÑOS / LA RAZÓN DE MÉXICO

51 fallecidos en San Antonio, dentro de un tractocamión. Los nacionalistas mexicanos destacan que 27 de ellos eran mexicanos. Los nacionalistas hondureños prefieren enfatizar que 14 eran hondureños. Los ambientalistas intervenimos para recordar que los cuerpos estaban ardientes y deshidratados y que este mes ha sido el más caluroso de la historia. Los mató el cambio climático, casi quisiéramos atrevernos a decir.

Pero los gobiernos de México y Estados Unidos prefieren señalar al crimen organizado: el tráfico de personas es un negocio de miles de millones de dólares, declaró el presidente Biden. En cambio, la profesora de la UACM y experta en temas de migración Amarela Varela, aludió así a esta tragedia y a la ocurrida en Melilla, España: “Genocidio. Guerra total contra los migrantes. No son tragedias, no son muertes, son crímenes de Estado, los migrantes fueron asesinados por las políticas migratorias de EU y UE. También tienen responsabilidad política los países tapón Marruecos y México”.

En estricto sentido, Amarela tiene razón. Militarizar las fronteras del norte global ha llevado a que los trabajadores que normalmente iban y venían, para adaptarse así a años buenos y malos, ahora decidan más bien migrar ocultos. Con la crisis económica que ha provocado la pandemia y la guerra en Ucrania, la necesidad que tienen muchos desheredados de cruzar fronteras aumenta. La solución de fondo a estas tragedias sería no criminalizar la movilidad laboral y, en cambio, apoyar la migración circular, me dice Ana Saiz, directora de la organización Sin Fronteras Iap.

Colegas expertos en ciencia política sonríen de manera complaciente ante las ideas de los “idealistas”. Nos guste o no, explica una veterana profesora de la UNAM, el tema migratorio es de seguridad para Europa y Estados Unidos. Olas de migrantes, en estos momentos, significarían ayudar a ganar al trumpismo y a la extrema derecha.

La hipótesis del crimen organizado no carece de sustento. Desde el lunes 27, el canciller Marcelo Ebrard destacó: “El tráiler tiene placas de EU, superpuestas, para circular sin revisión. Muy probable autoría de tratantes”.

Los estudios más recientes sobre delincuencia organizada enfatizan que, ante la debilidad del Estado en el Tercer Mundo, las mafias gobiernan las cárceles, las áreas naturales y las fronteras. Hay un círculo vicioso: cuando el Estado concentra sus recursos en militarizar los cruces fronterizos, quienes ofrecen el servicio de trasladar personas son los criminales. Además, como los indocumentados no pueden regresar fácilmente a sus lugares de origen, quedan desprotegidos y son ocupados por pistoleros y narcos.

Si se fijan, las hipótesis de quién mató a los migrantes en San Antonio convergen: fue el calor infernal por la irresponsabilidad criminal de los coyotes, facilitada por la insolencia de los Estados que han cerrado a los pobres las vías legales para moverse y las oportunidades para quedarse.

https://www.razon.com.mx/opinion/columnas/bernardo-bolanos/mato-migrantes-488712

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.