Dos años de confinamiento dejan depresión, estrés, ansiedad…

JORGE BUTRÓN / LA RAZÓN DE MÉXICO

Aumento de peso, estrés, ansiedad y dolores musculares son los principales daños a la salud que las personas han tenido en dos años de resguardo domiciliario, y pese a que muchas personas retomaron sus actividades, el sistema híbrido impera y la gente sigue en sus hogares trabajando.

Este 15 de marzo, México cumple dos años en que comenzó el resguardo de las personas en sus casas al iniciar la pandemia por COVID-19.

Francisco Galicia, empleado de una empresa privada subió 15 kilogramos de peso, además que tuvo que enfrentarse a la falta de empleo ya que lo cesaron de su trabajo, sin embargo, ahora continúa en su casa con los efectos que el sobrepeso que le dejó su resguardo domiciliario.

“Subí de peso hasta 15 kilos. Y después me recortaron de mi trabajo. Hasta la fecha no he podido hallar un trabajo estable, no tanto por la falta de capacidad sino por la edad. Muchos que ya superamos los 50 años estamos buscando la forma de subsistir todavía”.

Karen Fregoso, empleada gubernamental en el Estado de México indicó que además de subir 20 kilos de peso en dos años, cuenta con dolores en la espalda que se le han hecho permanentes, ya que trabaja todo el día sentada, y solo se levanta al sanitario porque come en su mesa de trabajo.

“Estoy gorda y subí mucho de peso porque todo el día estoy sentada y comiendo, aparte que por el estrés como de más y solo estoy botaneando lo que encuentro en el refri, aparte de que compro más papitas y dulces, eso sin duda ya me afectó”, narró a La Razón.

Mientras que Jorge Hernández, también empleado particular, entró en un fuerte cuadro de depresión por el encierro, lo que provocó que fuera a terapia emocional ya que tuvo ataque de ansiedad en al menos dos ocasiones. “Tengo hasta el momento cuadros de depresión aunque ya son menores, pero desde el año pasado el encierro me afectó un buen. La terapista me dijo que hiciera mi entorno de trabajo más agradable y con cosas que a mí me gustaran y me tranquilizaran, y creo que he ido saliendo poco a poco”, detalló.

Aumento de peso a causa del hacinamiento por el COVID-19Foto: Especial

Otro de los problemas del home office en el encierro es que ya tiene problemas de circulación en sus piernas, debido a que en casa no cuenta con una mesa de escritorio adecuada, así como una silla profesional, lo que le ha generado dolores constantes en pies y piernas, además de dolores en la espalda baja y lumbalgias.

Ahora espera regresar a su trabajo ya que el encierro persiste, pero tiene miedo porque a mucha gente ya no les importa usar cubrebocas.

Al respecto, Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Salud de la UAM Xochimilco sostuvo que lo más difícil del encierro en lo que va de la pandemia es la salud mental, ya que mucha gente tiene hasta el momento miedo de contagiarse, además de tener que convivir con pérdida de familiares y trabajo.

“Ha sido y sigue siendo muy difícil el encierro, pero hasta el momento no se ha terminado la pandemia por lo que tenemos que seguir aguantando un poco más. Lo más duro es la salud mental de la gente, ya que es sumamente importante y en esta pandemia lo hemos visto en mayor medida, ya que los trastornos mentales aumentaron”.

Rafael Bojalil Parra

El especialista en Salud dijo que ahora lo importante es comenzar a salir paulatinamente con todas las precauciones, pues si bien no se ha terminado la emergencia, sí hay más condiciones para retomar las actividades.

Pandemia en México, cerca de niveles mínimos: Gatell

Al señalar que México suma su séptima semana a la baja en los indicadores de la pandemia por Covid-19, el subsecretario de Salud y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, afirmó que el país está próximo a llegar a niveles mínimos.

“Tenemos una reducción sostenida que probablemente se va a mantener en la medida en la que tengamos altas coberturas de vacunación, como sí lo tenemos en México”, destacó.

El funcionario indicó que a la fecha existe menor demanda de vacunación en el esquema primario, por lo que se ha llegado al punto en el que toda la población ya cuenta con éste.

Explicó que la cobertura de inmunización, en población mayor de 18 años, es de 90 por ciento, mientras que en el grupo de 14 a 17 años apunta un 54 por ciento, lo que arroja un promedio de 87 por ciento.

Respecto a la aplicación de la dosis de refuerzo, López-Gatell resaltó que se ha avanzado a una velocidad importante, sobre todo en el grupo de adultos mayores, donde la cobertura es de 71 por ciento.

En conferencia de prensa, refirió que algunas personas no han acudido a vacunarse porque así lo decidieron, lo que calificó como inconveniente, y otras, porque fueron inmunizadas fuera del país. En el mismo sentido, destacó que “la vacunación en áreas rurales ya no es un problema de acceso, sino de voluntad.

“Seguimos trabajando para que en las áreas rurales, de muy difícil acceso, lograr que todo el mundo se vacune”, destacó el subsecretario, tras insistir en que la población debe acudir a recibir la dosis correspondiente contra Covid-19.

Indicó que el riesgo de que la pandemia registre nuevos picos en nuestro país aún no ha sido descartado, debido a que la circulación del virus del SARS-CoV-2 se mantiene activo en otras regiones del mundo, aunque en América y México se aprecia una reducción.

Este martes la Secretaría de Salud reportó 260 defunciones y seis mil 25 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Con lo anterior, este 15 de marzo suman cinco millones 613 mil 870 casos confirmados y 321 mil 375 defunciones.

Reportó el aumento de un punto porcentual en las hospitalizaciones en camas generales, al alcanzar el 10 por ciento; en las camas para pacientes que requieren ventilador, la ocupación se mantuvo en siete por ciento.

Gráfico

Descartan presencia de Deltacrón en el país

Virólogos del país aseguraron que hasta el momento la recombinación de Covid-19 que produce Deltracron no se ha presentado en México, aunque advirtieron que se pueden generar coinfecciones si se relajan las medidas sanitarias, como el retiro del uso de cubrebocas que han determinado algunos gobiernos estatales.

En entrevista con La Razón, Alejandro Sánchez Flores, investigador del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica, explicó que no hay evidencia suficiente para probar que el virus se recombinó, aunque aclaró que en muchos casos hay coinfecciones que pueden llevar a una recombinación de la enfermedad.

“Sí se pueden generar recombinaciones, pero es poco frecuente y algo que se debe vigilar sin causar pánico en la sociedad. Ahorita producirse en México es muy difícil, ya que los casos de coinfección los vimos en enero y ahora la variante Delta ya se encuentra en el país en uno por ciento, porque ya todo es Ómicron”, indicó.

El experto dijo que sí hay una disminución de casos por Covid-19, pero detalló que las autoridades deben ser muy precisas en los mensajes que se dan a la población, como el retiro de cubrebocas en espacios abiertos, pues si bien es una de las medidas que han tomado por lo menos dos estados, se deben acompañar de correctas sanas distancias en espacios públicos, pues de lo contrario pueden existir nuevamente infecciones.

Además, sostuvo: “Es un error que se haya quitado el cubrebocas como medida porque hay muchos lugares donde no se puede respetar, aparte que su uso fue el que ayudó a salvar muchas vidas, ya que hay muchas personas que siguen sin vacunarse”, añadió.

El pasado 10 de marzo, el gobernador de Nuevo León, Samuel García, anunció el retiro del uso de cubrebocas en espacios públicos, luego de que la entidad pasó a semáforo verde de riesgo epidemiológico.

Además, la Secretaría de Salud (SS) de Coahuila se sumó a la medida debido a los bajos niveles de contagios.

Rodrigo Jácome, virólogo de la UNAM, detalló que la decisión de retirar el cubrebocas es apresurada, debido a que el virus sigue en el ambiente y, a pesar de que hay una disminución de casos, aún hay miles que se reportan diariamente.

“Es apresurada la decisión, ya que el número de casos sigue siendo elevado, aunque vaya a la baja, lo que demuestra que el virus sigue circulando.”, dijo.

El experto señaló que relajar las medidas es prematuro y da un mensaje de falsa seguridad a las personas, quienes piensan que la pandemia ya va de salida. Además, indicó que más que preocuparse por Deltacron, es mejor hacerlo por el sublinaje de Ómicron BA.2 que se encuentra en Europa y que podría llegar al país, en caso de no tomar medidas preventivas.

Mencionó que, de comenzar a disminuir las restricciones sanitarias y no vacunar a los menores, hay la posibilidad de que siga la recombinación del virus en nuevas variantes, lo que va a generar problemas en los estados.

https://www.razon.com.mx/mexico/dos-anos-resguardo-domiciliario-obesidad-dolores-musculares-ansiedad-estres-predominan-hogares-mexicanos-474779

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.