Ucrania y Rusia, entre diálogo y bombas

EL UNIVERSAL

Las fuerzas rusas bombardearon ayer la segunda ciudad más grande de Ucrania, sacudiendo un barrio residencial, causaron decenas de muertos en el este y se acercaron a la capital, Kiev, en un convoy con cientos de tanques y otros vehículos, mientras las conversaciones que apuntaban a detener la lucha sólo dieron como resultado un acuerdo para seguir negociando, pero las posiciones estaban muy lejanas.

Cuando en la zona ya era martes, la agencia Associated Press reportó, con base en información de funcionarios locales, que la artillería rusa impactó una base militar en el este de Ucrania, con saldo de más de 70 soldados ucranianos muertos.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, dijo que la intensificación de los bombardeos tenía como objetivo obligarlo a hacer concesiones. “Creo que Rusia está tratando de presionar [a Ucrania] con este método simple”, señaló en video. Sobre el diálogo con los rusos, afirmó que Kiev no estaba preparada para hacer concesiones “cuando un lado se golpea con cohetes de artillería”.

El asesor de la oficina presidencial de Ucrania, Majaíl Podolyak, señaló que en esta primera ronda de negociaciones para discutir asuntos relacionados con un alto el fuego y el cese de hostilidades, “las partes han esbozado temas prioritarios sobre los que se vislumbran ciertos avances”. No se dieron más detalles y tras este encuentro, las partes se retiraron para mantener consultas en sus respectivas capitales y poder cerrar la fecha exacta de la segunda ronda.

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en conversación telefónica, que la solución del conflicto con Ucrania sólo sería posible si se toman en cuenta los “legítimos intereses de Rusia en materia de seguridad, incluyendo la soberanía rusa sobre Crimea”, la “desmilitarización y desnazificacion” del Estado ucraniano, y su estatus neutral. Estados Unidos afirmó que no ha detectado ningún cambio “concreto” en la posición nuclear de Rusia desde que Putin puso sus fuerzas disuasivas en estado de alerta.

Mientras, una Ucrania asediada se movió para solidificar sus lazos con Occidente solicitando unirse a la Unión Europea (UE). “Es un momento histórico”, dijo un mensaje de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) en Telegram, donde también se puede ver al mandatario Zelensky en el momento de la firma del documento que pide la entrada a la UE.

Cuando concluyeron las conversaciones a lo largo de la frontera con Bielorrusia, se escucharon varias explosiones en Kiev y las tropas rusas avanzaron hacia la ciudad. El vasto convoy de vehículos blindados, tanques, artillería y vehículos de apoyo estaban a 25 kilómetros del centro de la ciudad, según imágenes satelitales de Maxar Technologies. Las fotos también mostraron despliegues de fuerzas terrestres y unidades de helicópteros de ataque en el sur de Bielorrusia. En Kiev, la capital, la gente hizo fila para comprar comestibles después del final del toque de queda del fin de semana. En las calles, brigadas de voluntarios con lazos amarillos y azules con los colores nacionales levantaron barricadas improvisadas.

En Kharkiv, al menos 11 civiles habrían muerto durante los bombardeos rusos.

Oksana Markarova, embajadora ucraniana en EU, alertó que Rusia ha usado bombas termobáricas. El fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, anunció la apertura “lo antes posible” de una investigación sobre la situación en Ucrania, mencionando “crímenes de guerra” y “crímenes de lesa humanidad”.

Más de 500 mil refugiados, en países fronterizos: ACNUR

Ginebra.— “Más de 500 mil refugiados huyeron de Ucrania hacia países limítrofes”, indicó ayer en Twitter Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Antes, la oficina de Grandi había informado que se habían registrado 499 mil 412 refugiados que huyen de los duros combates entre el ejército ruso y el ucraniano. Centenares de miles de ucranianos, sobre todo niños y mujeres, puesto que los hombres en edad de combatir están obligados a quedarse en el país, huyeron en trenes llenos a rebosar, coches e incluso andando con sus maletas. Polonia acogió a gran parte de ellos, unos 281 mil, según los últimos datos de ACNUR. AFP

https://www.eluniversal.com.mx/mundo/ucrania-y-rusia-dialogan-la-sombra-de-los-ataques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.