«Yo siempre fui una niña muy radioescucha»: Maribel Reyes Calixto parte I

LUIS FERNANDO ROJAS CENÓN / PALABRA ANDANTE ONLINE

Con personalidad extraña, como ella misma se define, apasionada por la vida, insegura en ocasiones pero adaptable a cada situación, Maribel Reyes es una profesora que imparte clases en la casa de estudios de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), campus Cuautepec, cuya formación va desde la Licenciatura en Comunicación y periodismo, por parte de la UNAM; Maestría en Arte: Análisis y decodificación de la imagen visual, esto en el Instituto Cultural Helénico y es Doctora en los Estudios transdisciplinarios de la comunicación y cultura, en ICONOS.

Durante su juventud estudió en el CCH oriente, y si bien no tenía claro hacia donde inclinarse en cuestiones académicas, siempre tuvo afinidades hacia las razones sociales sobre las científicas: “Como muchos jóvenes yo no sabía que quería estudiar”, mencionó. Y aunque no le iba mal en materias como matemáticas, física o biología, nunca le llamarón la atención; todo lo opuesto hacia las asignaturas como historia, geografía y civismo. Entonces… ¿Cómo es que decide que quiere estudiar comunicación y periodismo?

Si bien en un principio desconocía la carrera en comunicación, no fue hasta su último año de bachillerato donde descubrió, mediante la selección de materias optativas del plantel, que se encontraba comunicación; fue ahí donde tuvo la fortuna de tener a un gran profesor que la dejó fascinada con la materia: “Tenía una capacidad didáctica tan bonita que la materia era divertidísima. Lo que me enamoró fue la forma didáctica en la que el profesor podía llevar los conocimientos de lo que era la comunicación.”, contó la profesora. Es ahí donde supo que quería estudiar comunicación, aunque admitió que no estaba segura del todo.

Estando ya en la carrera de comunicación, la cual cursó en la FES Aragón, de la UNAM, la profesora cuenta que cuando cursaba el cuarto semestre llegó una oferta de un seminario de locución a la universidad, en donde sorprendida, se da cuenta de que en ese curso estaba la gente a la cual escuchaba en la radio: “Ese curso es lo que me abre la visión hacia una posibilidad profesional que era la radio.”, dijo la profesora, que siempre fue una radioescucha habitual por herencia familiar: “Yo siempre fui una niña muy radioescucha porqué en la casa siempre estaba la radio encendida. Mi mamá usaba la radio de compañía, desde que se levantaba prendía la radio hasta la noche que la apagaba, entonces siempre estaba yo escuchando.”, recordó.

Yo siempre fui una niña muy radioescucha porqué en la casa siempre estaba la radio encendida. Mi mamá usaba la radio de compañía, desde que se levantaba prendía la radio hasta la noche que la apagaba, entonces siempre estaba yo escuchando.

Maribel Reyes Calixto.
Fue en este curso donde se entera que el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) estaba contratando sin goce de sueldo, tipo prácticas o meritorio: “Yo terminé ese curso y le platiqué a mis amigas que en el IMER había chance de hacer prácticas. Ya en octubre del 94 vamos al IMER a tocar la rejita, no sabíamos ni que decir, no sé ni como nos dejó pasar el guardia.”, comentó entre risas la profesora. “Una vez dentro, nos encontramos con la jefa de producción de un programa, quien nos dijo que si necesitaban gente, indicándonos que le dejáramos nuestros datos en un papel y lo arrojáramos debajo de la puerta de su oficina. Nosotras no teníamos esperanzas de recibir una llamada, pues creíamos que eso se lo decían a todos. Al tercer día nos habla el productor de un programa infantil (Sabadando), y nos dice que si necesitaban porque era el 60 aniversario de Cri-Cri y tenían un programa con gente en el estudio, «tenemos más de 100 personas invitadas y necesitamos quien conteste el teléfono.» nos dijo productor.”, continuó la profesora: “Ahí inició mi carrera profesional. Estaba en cuarto semestre, llegué a contestar teléfonos ese día y me quedé por tres años en el programa y descubrí que mi profesión estaba en la radio”, sentenció.

‘Ya aprendiste lo que tenías que aprender’. Gracias a esa frase que me dijo Marco Liramar, entendí que hay una fase, hay un ciclo en algún lugar y que, aunque nos aferremos en estar ahí porque nos gusta, a lo mejor no es lo que nos conviene ya.

Maribel Reyes Calixto.
Una vez finalizada la licenciatura, decide que ya debe de buscar un trabajo: “Ahí tomo la decisión y dije: «ya no puedo seguir aquí porque ahora si tengo que buscar trabajo enserio, en donde me paguen»”, contó. “El día que yo me despedí del IMER, así llorando, fui a darle las gracias a toda la gente con la que conviví, con la que trabajé durante esos tres años y me encontré a un locutor muy querido, que me dijo: «El IMER te dio lo que te tenía que dar, ya no tiene más que enseñarte, entonces ya es el momento en que te vayas, estás tomando una buena decisión. Ya aprendiste lo que tenías que aprender.», gracias a esa frase yo no me fui descorazonada del IMER. Gracias a esa frase que me dijo Marco Liramar, entendí que hay una fase, hay un ciclo en algún lugar y que, aunque nos aferremos en estar ahí porque nos gusta, a lo mejor no es lo que nos conviene ya.”, agregó la profesora.

Después de su salida del IMER, comienza a trabajar en distintos medios como guionista; uno de ellos fue en Tv. Azteca, gracias a que el profesor, Alejandro Zafra, quien era guionista de “Hechos de peluche” y fue su profesor en la carrera, le comenta que buscaban guionistas para “Te caché”, un programa nuevo de dicha televisora, a lo cual ella acepta: “Si algo me caracteriza es decir no a nada. Recuerdo que llegué a Periférico sur, donde está Tv. Azteca y la combi me dejó del otro lado de Periférico; entonces había que subir el puente, atravesar y llegar a Tv. Azteca.”, relató la profesora. “Yo recuerdo cómo me temblaban las piernas, no sólo por las escaleras del puente, sino por el miedo de llegar a un lugar nuevo, de enfrentarme a un reto que no me había imaginado, el miedo de pensar si daré el ancho o no. Como me palpitaba el corazón en ese puente.”, recordó la profesora con una risa. Lamentablemente el proyecto no prosperaría. Posteriormente a esta experiencia fue guionista en Alazraki producciones, guionista en el Sistema de Informática y Televisión Educativa de Conalep, a través de EDUSAT, algunos otros más y tuvo un breve paso por una agencia publicitaria.

El tiempo pasa y le llega la noticia de que está embarazada, y ella siendo guionista de “El rival más débil”, programa de Tv. Azteca, no sabía que hacer: “Yo decía: «Es que no voy a poder con esto». En ese momento, con toda esta trayectoria de lo que se fue formando mi profesión, decido que para mí era más importante criar a mi hijo que seguir en los medios. Entonces en el 2003 decido dejar los medios, hacer una pausa por tiempo indeterminado y dedicarme exclusivamente a la docencia, porqué para mí si era muy importante el ser una figura presente en la vida de mi hijo, y siguiendo con ese ritmo en los medios no iba a poder.”, comentó la profesora. Curiosamente, en su primera experiencia como docente en una universidad, la contratan estando embarazada, esto en la Universidad del Claustro de Sor Juana: “Yo les dije «me están contratando, pero estoy embarazada, eh. El semestre si lo cubro, pero el siguiente ya no»”, mencionó la profesora.

«Yo siempre fui una niña muy radioescucha»: Maribel Reyes Calixto parte I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.