Colombia busca exportar la guerra y la violencia a AL, acusa Venezuela

LA JORNADA

El gobierno de Venezuela calificó ayer de calumnias las afirmaciones del presidente de Colombia, Iván Duque, en las que aseguró que un ataque a militares en el departamento fronterizo de Arauca se planeó en su país, y acusó a Bogotá de tratar de exportar la violencia y la guerra a América Latina.

Rechazamos las calumnias y falsas acusaciones sin fundamento de Duque. Es desde Colombia, fábrica de mercenarios, que se destruye la región y otras latitudes. Es en Colombia, la cuna de la violencia, desde donde se amenaza a su propio pueblo, escribió el canciller Félix Plasencia en su cuenta de Twitter.

Duque sostuvo antier que el ataque perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en un sector rural de Arauquita, Arauca, en el que asesinaron a cinco militares y seis resultaron heridos, fue organizado en Venezuela.

Esto, claramente, se trata de un acto entre el ELN y las disidencias de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) planificado desde Venezuela, afirmó Duque, sin presentar pruebas.

El canciller venezolano aseguró que el presidente de Colombia intenta utilizar a Venezuela para distraer a la opinión pública de lo que sucede desde hace más de un siglo en su país.

Más de 10 millones de colombianos desplazados internos por una guerra de más de 70 años. Usar a Venezuela para desviar la atención de quienes negaron la paz al pueblo colombiano es irresponsable y demuestra el mayor de los cinismos.

Destacó que es desde Colombia donde se preparan acciones contra los gobiernos de la región, recordó el asesinato del presidente de Haití, Jovenal Moïse, en julio, a manos de grupos entrenados en Colombia, y los ataques contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Subrayó que en Colombia se entrenaron los mercenarios que pagados por Estados Unidos y la derecha venezolana formaron parte de la fracasada operación Gedeón, cuyo objetivo era desestabilizar a Venezuela, secuestrar y asesinar a Maduro.

También desde esa nación, continuó, se atacó a la población de La Victoria en el estado Apure, con saldo de varios soldados bolivarianos asesinados con minas antipersonales.

Maduro acusó recientemente al gobierno de Colombia de intentar boicotear el proceso de diálogo que se desarrolla en México desde el pasado 13 de agosto entre el oficialismo y la oposición.

Organizaciones civiles venezolanas indicaron que el general Pedro Naranjo, en prisión desde mayo de 2018 por su vinculación con una intentona golpista, fue puesto en libertad después de que se le detectó un tumor cerebral.

Naranjo, quien ocupaba antes de su detención el cargo de jefe del Comando Aéreo y Jefatura de Estado Mayor aéreo de la Guardia Nacional Bolivariana, fue acusado de traición a la patria, conspiración, instigación a la rebelión y falta al decoro militar.

https://jornada.com.mx/2021/09/13/mundo/030n1mun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.