En septiembre se abre la llave en el mercado de deuda

JUDITH SANTIAGO / EL ECONOMISTA

Después de que agosto ha sido un mes de sequía para el mercado de deuda corporativa de largo plazo en México, con solo una colocación programada para la próxima semana, hacia septiembre y octubre se pronostica una mayor actividad, con emisiones por 42,500 millones de pesos.

La oferta de bonos verdes de Betterware de México, una empresa de venta directa de productos para el hogar, es la única colocación esperada para este 30 de agosto. Mediante su oferta busca financiamiento por 1,500 millones de pesos, a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Usualmente, en los meses de vacaciones las emisiones en el mercado fluyen muy lentamente, pero también tiene que ver con los procesos ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)”, explicó un especialista en estructurar emisiones de deuda, que pidió no ser citado.

“Agosto ha sido ‘flojo’ por el tema de las vacaciones. Sin embargo, en septiembre estamos viendo que se está formando un pipeline interesante de empresas, con buenas noticias para la colocación de bonos verdes. Creemos que será un buen cierre de año”, agregó.

Las empresas mexicanas han comenzando a presentar sus solicitudes para el mes patrio, aprovechando todavía que las tasas de interés se mantienen bajas en el mercado y con la expectativa de que empiece un ciclo de alzas.

“Usualmente cuando suben las tasas de interés el mercado de deuda se seca un poco y se complican las emisiones porque hay mucha incertidumbre y los inversionistas empiezan a actualizar sus expectativas”, explicó el especialista.

Bajo este panorama, proyectó que contemplando alzas en el costo del dinero, se pueden dar un mayor apetito o preferencia por emisiones en UDIS (unidades de inversión) y tasas de interés variable. “En donde va a afectar la subida de tasas será en la parte fija de tasas”, consideró.

Al menos hay seis emisoras que han presentado su solicitud, en las dos plazas bursátiles que operan en México, para emitir certificados bursátiles el siguiente mes; en conjunto se estima un monto financiado por 29,000 millones de pesos.

Las empresas ahora están solicitando emitir deuda principalmente para refinanciar sus pasivos, aunque en menor escala para financiar sus planes de crecimiento.

Entre las emisiones más grandes esperadas para septiembre está la de Coca-Cola FEMSA, la mayor embotelladora de dicha marca de bebidas. Su plan es levantar 10,000 millones de pesos mediante la emisión de títulos de deuda en dos tramos y plazos de cinco y siete años, sin embargo, la empresa no detalló, en la presentación a inversionistas, el uso que hará de los recursos. La fecha de emisión está programada para el 23 de septiembre en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Otras emisiones esperadas para el mes patrio son las del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras). La banca de desarrollo busca recaudar hasta 10,000 millones de pesos, ahora en la BMV, con su tradicional oferta anual.

También el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) regresa a emitir bonos de género por 1,500 millones de pesos en la Bolsa Institucional de Valores, el próximo 22 de septiembre.

Volkswagen Financial Services ha presentado la solicitud, cuya oferta será por 2,000 millones de pesos.

Se forman para octubre

La aerolínea de bajo costo Volaris; la financiera, Toyota Financial Services México, y la institución hipotecaria del Estado, Fovissste, son los emisores que se han adelantado con su solicitud para colocar deuda en octubre.

Estas tres solicitudes, que ya son públicas, suman un monto total de 13,500 millones de pesos de financiamiento, siendo la de Fovissste la más grande emisión, por 10,000 millones de pesos.

El área de Estrategia de Deuda Corporativa de Banorte expuso que el “pipeline de colocaciones muestra mayor actividad para septiembre, destacando las emisiones recurrentes como las de Cetelem, Fonacot y Fideicomiso Hipotecario (Fhipo)”.

Mientras que el especialista, que prefirió no ser citado, comentó que también hay “varias” solicitudes confidenciales, que espera sean publicas en los próximos meses.

Los estrategas de la institución adelantan que el tercer trimestre de este año cerrará con un menor monto financiado en el mercado mexicano de deuda privada a los observados en periodos similares de años anteriores.

Por ejemplo, entre julio a septiembre del 2020, lo recaudado por las empresas ascendió a 32,849 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.