AMLO disminuyó en 21% el territorio que se concesionó a las mineras

EL FINANCIERO

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador cerrará 2020 con 16.8 millones de hectáreas concesionadas a la industria minera, lo cual representa 20.8 por ciento menos en comparación con lo que concesionó en al cierre de 2018, cuando finalizó el gobierno de Enrique Peña Nieto y 45.3 por ciento debajo de lo concesionado con el exmandatario Felipe Calderón.

Esto es resultado de la revisión de las licencias que inició la Secretaría de Economía desde hace dos años, lo cual se suma a la política del gobierno federal de no otorgar nuevos permisos, con excepción de los que ya estaban pactados por ley.

Lo anterior significa que actualmente no hay nuevas concesiones mineras, ni siquiera para encontrar gas, cobre, plata o litio, materiales importantes para el sector energético, el médico, farmacéutico, electrónico y automotriz.

“El hecho de que nos den una concesión no nos están dando una mina, nos dan la posibilidad de explorarla para tener la probabilidad de encontrar algo, pero no es garantía de tener una mina (…) en el periodo de Calderón hay un aumento importante porque el Servicio Geológico Mexicano declaró una serie de designaciones importantes incluyendo zonas del mar para encontrar gas, pero actualmente no hay nuevas concesiones”, comentó en un seminario Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

Remarcó que a pesar de que en México hay 16.8 millones de hectáreas concesionadas, sólo 4 millones están produciendo y las áreas productivas de las minas ocupan sólo 201 mil hectáreas; es decir, sólo 0.1 por ciento del territorio nacional.

“Hay un profundo desconocimiento de la industria minera (…) La minería es esencial para la vida, el progreso del ser humano y para el desarrollo económico de México”, explicó Alanís.

Douglas Coleman, presidente y CEO del México Mining Center, firma de consultoría e información de la industria en el país para capital foráneo, comentó que, a pesar de las políticas del nuevo gobierno, las empresas mineras siguen considerando al país relevante para la inversión extractiva en las concesiones existentes y más ahora con la pandemia.

“El incremento en el interés por México a largo plazo se está observando por la demanda de metales para manufacturas de industrias que se están recuperando muy rápido del Covid-19, un ejemplo es la industria energética donde necesitan plata y litio”, comentó el directivo.

La plata es un elemento importante en la manufactura de paneles solares, mientras que el litio es considerado un insumo importante para el desarrollo de sistemas de almacenamiento de electricidad, como las baterías de los autos eléctricos.

Un ejemplo es que la firma china Ganfeng Lithium aprobó el viernes 13 de noviembre una resolución para aumentar su participación en el proyecto de litio en Sonora de la firma minera Bacanora Lithium del 22.5 al 50 por ciento.

“Con las tendencias recientes de una mayor demanda de vehículos eléctricos en el mundo y el desarrollo de baterías de almacenamiento de litio, que comienzan a desempeñar un papel estratégico en la transformación de la energía renovable, el proyecto de litio de Sonora ahora está bien situado para estar en producción en 2023 y entregar productos de litio de grado de batería en el mercado de almacenamiento de energía de rápido crecimiento”, dijo Peter Secker, director general de Bacanora.

Este proyecto representa una inversión de 420 millones de dólares en su primera etapa y generará más de mil empleos en el período de construcción; se tiene considerado que solo esta mina representa 5 por ciento de la producción de litio mundial.

A pesar de la alta demanda del litio y de los prospectos existentes en México, el país está muy lejos de tener en este mineral su “petróleo del futuro”, dijo Sergio Almazán, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM).

“Sabemos que el litio no es el oro blanco y está muy lejos de ser el petróleo del futuro. Sin duda, es un metal más que conforma y confirma el gran potencial geológico minero que encierra nuestro territorio y que al igual que el cobre, el oro, la plata y todos los demás metales y minerales que México produce”, dijo en conferencia.

Alberto Salas, presidente de la Sociedad Química y Minera de Chile, comentó que no se comprende bien la gran expectativa que se le ha dado al litio, ya que la demanda de cobre es alrededor de 25 millones de toneladas al año y la de litio es de aproximadamente de 60 mil toneladas, lo que refleja que es un mercado mucho menor.

“Pero admito que el crecimiento en la demanda de ese mineral es muy grande, de un 20 por ciento anual. Es exponencial, tanto que se espera una producción de 800 mil toneladas para el 2025”, precisó.

 

https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/amlo-disminuyo-en-21-el-territorio-que-se-concesiono-a-las-mineras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.