Opinión: La promoción de la salud en la UACM

REDACCIÓN / HANS DIGITAL

La Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) maneja uno de los planes de estudio más completos y diversificados de México, de forma que los perfiles de egreso están pensados en todos los campos laborales afines a las licenciaturas o ingenierías que hayan cursado los estudiantes. En el caso de la promoción de la salud, muchos la confunden con una licenciatura incompleta y poco servible para nuestra sociedad, no obstante es una profesión que confronta muchos aspectos del sistema neoliberal y capitalista. Desde su esencia tiene como objetivo la autorregulación social mediante la conciencia, motivada por principios como el amor al prójimo, el amor a uno mismo, la solidaridad y la cooperación.

Desde la creación de la UACM no era cotidiano escuchar sobre el papel de la promoción de la salud, era una rama en el olvido y que ante el sistema político no tenía sentido. Ahora con la pandemia que nos aqueja se nos han impregnado esas dos palabras que dicen mucho: Promoción de la salud, de repente en el vocabulario medico toma más relevancia la promoción que la curación y aunque parezcan dos cosas separadas, al momento de aplicarse se relacionan como un complemento.

Aquí es importante ver que no está a debate la vanidad científica y académica impregnada en la pregunta ¿Qué es más importante, curar o prevenir? A estas alturas de pandemia donde al parecer estamos regresando a semáforo rojo, debemos comprender que la promoción de la salud tiene una importancia esencial en la salud humana, que antes de pensar en curar a una persona debemos pensar en prevenir que esta enferme y que así tendremos una sociedad más sana, más productiva y más fuerte para enfrentar crisis sanitarias como las que hoy vivimos.

Un egresado de la UACM en la Licenciatura de Promoción de la Salud, maneja conocimientos básicos del ser humano y la naturaleza, tales como: Química, Anatomía, Fisiología, Psicología y Nutrición. Además de tener una gran comprensión sobre los fenómenos sociales y políticos, ya que esos les sirven para determinar políticas públicas en materia de salud; teorías epistemológicas, socioeconómicas, además de aspectos socioculturales. Para ello el promotor de la salud trabaja con métodos parecidos al de un sociólogo, hace uso de mecanismos de recolección de datos, estudios de campo, estadísticas, bitácoras, diagnósticos y cuenta con la capacidad de manejar grupos sociales.

El conocimiento de un egresado de promoción de la salud está respaldado por ocho semestres de estudio, más sus prácticas y trabajo comunitario realizado durante su paso por la UACM. Ante la crisis mundial en materia de salud que hoy vivimos es importante sumar esfuerzos e incorporar a los promotores a estas nuevas tareas de cambio. Combatir las enfermedades debe tomarse desde tres frentes: Las decisiones políticas, curando los males existentes (médicos) y erradicando los males que provocan las enfermedades mediante acciones de promoción de la salud. Solo así podremos avanzar a una sociedad más consciente y saludable.

En de conclusión y reflexión, debemos entender que durante el crecimiento del sistema neoliberal se privilegió la venta de productos chatarra, se adulteraron productos de primera necesidad y se contaminó el campo con métodos de producción transgénicos, además de que la promoción de productos nocivos para salud tuvieron más alcance geográfico, mediático y económico que los alimentos saludables. Ahora, en este siglo, la promoción de la salud no es una licenciatura pequeña, al contrario, es una licenciatura de las más completas e importantes para el rescate de la humanidad.

https://hansdigital.mx/opinion/la-promocion-de-la-salud-en-la-uacm/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.