Encuesta de Mejoredu revela inequidad en acceso a educación durante la pandemia

LAURA POY SOLANO / LA JORNADA

A pesar de las condiciones que impuso la pandemia por el nuevo coronavirus, 97 por ciento de los alumnos de educación básica continuó con sus estudios, pero seis de cada 10 de quienes cursaban primaria no tuvo un celular o computadora para hacer sus tareas, mientras 52 por ciento no accedió a libros de consulta adicionales a sus libros de texto gratuitos para realizar sus actividades escolares.

Los principales hallazgos del estudio Experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por Covid-19, que hoy dará a conocer la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) y en el que participaron 193 mil docentes, directores, padres de familia y alumnos de prescolar, primaria y secundaria, revelan que si bien 93.6 por ciento de los adolescentes que cursan su secundaria continuaron sus estudios, cuatro de cada 10 señalaron no haber tenido actividad en una o más materias.

Al respecto, Etelvina Sandoval Flores, comisionada presidenta de Mejoredu, destacó que estamos viviendo un nuevo paradigma educativo que obliga a reflexionar muchos conceptos, desde la práctica escolar y la evaluación, hasta la necesidad de generar un currículum de emergencia que permita la priorización de contenidos.

En entrevista con La Jornada, subrayó que los resultados de la encuesta, que forma parte de un proyecto que incluirá cinco estudios, nos plantean una forma derepensar la educación a partir de nuevas experiencias vividas en la pandemia. Reconoció que el carácter sorpresivo de la crisis sanitaria nos puso frente al rostro de las carencias que se enfrentan en el sistema educativo nacional, pero también reveló la iniciativa de los maestros y el compromiso de los padres de familia con la educación de sus hijos, y quienes han valorado más la labor que realiza el docente.

La encuesta, aplicada vía electrónica del 10 al 30 junio –por lo cual refleja las experiencias de los primeros tres meses de confinamiento y educación a distancia (ciclo escolar 2019-2020)–, destaca que la innovación de los docentes llevó a crear canales de YouTube y grupos en redes sociales que generaron escuelas virtuales.

Señala que 75.4 por ciento de los recursos más usados para la enseñanza fueron las actividades diseñadas por los maestros; 59.2 por ciento, los libros de texto gratuito; 57.8 por ciento, las carpetas de experiencias, y sólo 43.7 por ciento usaron como principal herramienta los programas de televisión Aprende en casa I.

Padres apoyan en primaria

El estudio, con participación de todos los estados, destaca que 94.5 por ciento de los padres apoyó a sus hijos que cursaban la primaria, pero sólo 69.7 logró acompañar a quienes cursaban la secundaria, tarea a la que se sumaron hermanos mayores y compañeros de clase, aunque 7.9 por ciento reportó no tener ningún acompañamiento para realizar sus actividades o tareas.

Sandoval Flores destacó que es necesario preparar al sistema educativo para futuras situaciones de emergencia y contender con las inequidades que aún se enfrentan, pues 57.3 por ciento de los maestros señaló que sus alumnos no tuvieron computadora, televisión, radio o celular para tomar clases durante la emergencia; 52.8 dijo que requirieron materiales que no tenían en casa y 51.4 por ciento informó que a sus estudiantes las actividades en línea y los programas de televisión y radio les resultaban aburridos.

Por ello, propone crear estrategias diferenciadas por nivel y por servicio educativo que consideren las desigualdades, pero también fortalecer la colaboración entre autoridades federales y locales, quienes desplegaron respuestas creativas y acordes con sus contextos, por lo que reiteró que se debe permitir un manejo del currículum que cumpla con directrices nacionales pero que también permita un manejo adecuado a las condiciones que identifiquen los maestros.

Entre los desafíos, se incluye que 46.3 por ciento de los profesores encuestados consideró que el programa Aprende en casa I fue insuficiente para que sus estudiantes siguieran adquiriendo los conocimientos, mientras 26.8 por ciento destacó que los contenidos estaban en una lengua diferente a la de sus estudiantes y otro 20 por ciento no accedió a sus libros de texto durante la contingencia.

https://www.jornada.com.mx/2020/11/17/politica/019n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.