Cuotas políticas y lealtades definen a titulares de finanzas en gobierno federal

EL FINANCIERO

En las áreas estratégicas en donde se decide cómo se usa el presupuesto al interior de cada dependencia del gobierno federal, se han acomodado todo tipo de perfiles políticos: desde personajes cercanos a los titulares de las instituciones, hasta un ex gobernador, un ex secretario de Hacienda estatal, hasta ex diputados y ex senadores.

Esas áreas se llaman ahora Unidades de Administración y Finanzas, pero antes se llamaban Oficialías Mayores.

No es algo nuevo colocar a los cercanos en esos puestos donde se maneja el dinero. En gobiernos del pasado fue una práctica común.

Por ejemplo, Jorge Márquez Montes, entre 2005 y 2011 fue el coordinador de asesores del entonces gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong, y luego fue oficial mayor en la Secretaría de Gobernación. Pedro Navarro Laflin, el último oficial mayor de la Procuraduría General de la República llegó a ese cargo un mes después de que Raúl Cervantes fue nombrado procurador en octubre de 2016, con quien trabajó en 2014, como Jefe de la Oficina de Administración de la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado, cuando Cervantes era senador y ocupó ese puesto. El oficial mayor de la Secretaría de Turismo, José Luis Mario Aguilar y Maya, acompañó al secretario Enrique de la Madrid desde 2015, pero antes trabajaron juntos de manera cercana en el Banco Nacional de Comercio Exterior, cuando estuvo encabezado por De la Madrid y Aguilar y Maya fue director general adjunto de Administración. En noviembre de 2018, un día antes de que iniciara el actual sexenio, se realizó una reforma para cambiar el nombre de Oficialías Mayores a Unidades de Administración y Finanzas y que sus titulares no fueran designados conforme a amiguismos ni recomendaciones, sino nombrados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Primero, a través de la Oficialía Mayor y después, por el secretario en persona. Con eso, se buscaba que el control de esos servidores públicos lo tuviera la Secretaría de Hacienda, además de que éstos tuvieran autonomía del titular de la dependencia a la que fueran asignados y ejercieran el gasto de manera austera, responsable e independiente. Sin embargo, en una revisión realizada por MILENIO a las trayectorias de los titulares de esas Unidades, se identificó que, en numerosos casos, esos cargos son ocupados más por políticos que por técnicos y por personajes que han ocupado puestos clave en las instituciones que encabezaron los actuales titulares de las dependencias. Los leales En Petróleos Mexicanos (Pemex), que para 2020 tuvo un presupuesto de 523 mil 425 millones de pesos, el director corporativo de Administración es Marcos Manuel Herrería Alamina y fue secretario particular del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, cuando éste fue Oficial Mayor del DF, en tiempos en que el jefe de gobierno fue Andrés Manuel López Obrador. En la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que para 2020 se le asignó un presupuesto por 456 mil 437 millones de pesos, Rubén Cuevas Plancarte, excontralor del gobierno del estado de Puebla, cuando Manuel Bartlett fue gobernador de la entidad, es ahora el director corporativo de Administración. En la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que para 2020 tuvo un presupuesto de 8 mil 723 millones de pesos, la Unidad de Administración y Finanzas la ocupa José Antonio Domínguez Carballo, quien fue director general de Asuntos Políticos en la Secretaría de Gobierno, un operador político, de Marcelo Ebrard cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal. En la Presidencia de la República, el titular de la Unidad de Administración y Finanzas, Denis Vasto Dobarganes, inició su carrera en cargos menores, como asistente y subdirector de Autorizaciones, en la Procuraduría Fiscal de la Ciudad de México, entre 2008 y 2016, para después ser asistente en la Secretaría de Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, presidido por López Obrador antes de ser candidato presidencial. Su hermano David Gregorio trabaja en Fonatur. Los políticos El titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, dependencia que en 2020 tuvo un presupuesto de 60 mil millones de pesos, es Alfonso Abraham Sánchez Anaya, veterinario, quien fue gobernador de Tlaxcala entre 1999 y 2005, y luego, de 2006 a 2012, senador. En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que dirige el chiapaneco Zoé Robledo y que para 2020 tuvo un presupuesto de 825 mil millones de pesos, el director de Finanzas, Humberto Pedrero Moreno, fue tesorero y secretario de Hacienda del gobierno del estado de Chiapas, cuando Manuel Velasco era el gobernador de esa entidad. El titular de Administración y Finanzas en Gobernación, Héctor Martín Garza González, fue diputado local en Tamaulipas de 2005 a 2007, regidor en Reynosa de 2002 a 2004, y antes subdelegado estatal del ISSSTE en Tamaulipas, cuando el director de ese instituto fue José Antonio González Fernández, que después fue secretario de Salud. Tiene un salario de 103 mil 837 pesos al mes. En la Secretaría de Bienestar, destaca que el titular de Administración y Finanzas es un excandidato de Morena al cargo de alcalde por Tepeji del Río, Hidalgo, Alonso Jiménez Reyes, cuya hermana Griselda es delegada de Bienestar en esa entidad. No aparece en la base de datos de Nómina Transparente. De chile, mole y… Un contraste se da en el caso del titular de Administración y Finanzas en la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, pues José Alfredo Cordero Esquivel, proviene del sexenio de Felipe Calderón, en el que fue director general de Administración y Finanzas del Seguro Popular de 2009 a 2011, y director general del programa Oportunidades y subsecretario de Administración y Finanzas del mismo en 2011 a 2012, cuando el secretario de Salud fue Salomón Chertorivski, hoy crítico del manejo oficial de la pandemia. Otro caso es el de la Secretaría de Educación Pública, una de las dependencias con mayores recursos presupuestales –326 mil 282 millones de pesos para 2020– donde el titular de la Unidad de Administración y Finanzas es Óscar Flores Jiménez, ha sido de todo en su carrera profesional: antes de ser nombrado en el cargo fue director de Comunicación Social del Canal Once y ha ocupado cargos en el sector educativo, como Director de Administración y Finanzas en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, de 2013 a 2016; director de Activación Física y Recreación en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, entre 2005 y 2006, pero también en la década de los 90 fue tesorero del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala, y subdirector y gerente de Finanzas en el Instituto Mexicano de la Televisión, entre otros cargos. En el resto de dependencias, la mayoría de titulares de las UAF han tenido una trayectoria profesional tanto en el área de Administración de entidades del gobierno federal, como en áreas de auditoría y control interno, y de acuerdo con su currículum no se detectan coincidencias con la carrera de los titulares de las instituciones donde laboran. Por ejemplo, en la Secretaría de Salud, otra dependencia con uno de los presupuestos más fuertes – 128 mil 826 millones de pesos para este año–, el titular es Pedro Flores Jiménez, quien el sexenio pasado trabajó en la Unidad de Control y Evaluación de la Gestión Pública en la Secretaría de la Función Pública y antes fue director general adjunto en la Coordinación y Dirección de Administración, respectivamente, del Instituto Nacional de Migración y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. En el caso de la Secretaría de Medio Ambiente, José Enrique Herrera García, ha hecho su carrera en varias dependencias; antes de ser titular de Administración y Finanzas fue director general de Programación y Presupuesto de Semarnat y en el sexenio pasado fue coordinador en la Dirección de Finanzas del IMSS, director de Presupuesto en la Procuraduría General de la República, donde también fue director general adjunto de Formación Profesional, director general adjunto de Planeación, Desarrollo e Innovación Institucional y subdirector de Recursos Financieros. ¿Mayor control? La reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en la que se decidió que los titulares de las Unidades de Administración y Finanzas fueran designados por el secretario de Hacienda se publicó el 30 de noviembre de 2018, un día antes de que iniciara el actual sexenio. “La dispersión de facultades y autoridades involucradas directamente con el ejercicio de recursos públicos para compras de bienes y servicios o pago de contratos de obra pública es otra fuente de corrupción. A mayor dispersión, menor capacidad de fiscalización y control”, se argumentó en la Exposición de Motivos de dicha reforma. Los lineamientos para regular la designación de esos titulares establecieron que el nuevo modelo, en el que se crearon las unidades de administración y finanzas, aplicaría a todas las secretarías, excepto las de Marina y de la Defensa Nacional, así como de la propia Secretaría de Hacienda. “Dicho modelo organizacional propiciará un mejor control respecto de los recursos que deben aplicarse para el gasto administrativo de la Administración Pública Federal”, explica el documento.

 

https://www.milenio.com/politica/cuotas-politicas-lealtades-definen-titulares-finanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.