Rectores de universidades públicas estatales demandarán hoy a diputados más presupuesto

JOSÉ ANTONIO ROMÁN / LA JORNADA

En un último y casi desesperado intento por lograr mayores recursos presupuestales para las universidades públicas estatales en 2021, la tarde de este martes rectores de varias de estas casas de estudio se reunirán de manera virtual con legisladores de las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública y de Educación, a fin de presentarles la difícil situación económica de las instituciones.

Se prevé que durante la reunión, vía Zoom, los rectores presenten, con números en mano, el deterioro progresivo que, al menos durante los pasados cinco años, ha tenido el presupuesto ordinario destinado al conjunto de la educación superior, pero en especial a las 35 universidades públicas estatales.

Otro punto medular es la desaparición de los fondos concursables a los que podían acceder estas instituciones, con dinero etiquetado para diferentes acciones como incrementar la matrícula y ampliar la infraestructura y la oferta educativa, así como avances en la calidad de la educación.

Por la mañana, también en la Cámara de Diputados, un grupo de seis secretarios generales de varios sindicatos agrupados en la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), se reunirán de manera presencial con algunos legisladores de las mismas comisiones para plantear una problemática similar.

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, quien participará en la reunión virtual, recordó ayer que en conjunto a estas 35 universidades les fue asignado, en el anteproyecto presidencial de egresos, un aumento de apenas 3.07 por ciento, cifra muy por debajo de la proyectada.

Y es que las estimaciones actuales ya ubican a la inflación en al menos 3.4 por ciento para el próximo año. Este fenómeno se ha presentado reiteradamente, lo cual implica una reducción del subsidio en términos reales para este subsistema de universidades públicas.

Respecto a los fondos extraordinarios, que en los años recientes han representado una vía de las universidades para allegarse recursos etiquetados, hoy casi han desaparecido, pues muchos de estos aparecen en ceros en el anteproyecto que se discutirá en San Lázaro.

Esta reducción ha sido tan grande que prácticamente se han extinguido, ya que pasaron de un monto asignado en 2015 de 11 mil 53 millones de pesos, a sólo 132 millones para 2021, situación que también ha influido en la crisis financiera que viven una decena de universidades públicas estatales que no tendrán fondos suficientes para cubrir las nóminas de su personal académico y administrativo en algunas quincenas que faltan del año ni pagar las prestaciones decembrinas.

https://www.jornada.com.mx/2020/11/03/politica/010n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.