Iberdrola quiere imponer el precio del gas: Bartlett

MILENIO

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, aseguró que la razón por la que no se ha alcanzado un acuerdo con la empresa Iberdrola para la construcción de la central eléctrica en Tuxpan, Veracruz, es porque ésta quiere comprar el gas al precio que ella quiera. 

Recientemente el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, descartó iniciar nuevos proyectos en México luego de que se detuvo la construcción de la planta con inversión de mil 200 millones de dólares (mdd) en Veracruz, y en comparecencia en la Cámara de Diputados Bartlett aclaró que el desacuerdo con la compañía es por los precios del gas.

“Nos exige a nosotros que le vendamos el gas al precio que ellos quieren y nosotros somos competidores en el mercado. ¿Le vamos a dar el gas, a mi competidor, al precio que él quiere? Pues no. No llegamos a un acuerdo con Iberdrola”.

El directivo sostuvo que la firma tiene unos contratos leoninos con la CFE y que le adeuda 10 mil millones de pesos “que les pagamos y que no nos dan la electricidad”.

Pese a la cancelación, afirmó que los veracruzanos no se van a quedar sin empleo, “porque ahí vamos a tener una planta nosotros, pero no nos pusimos de acuerdo con ellos, porque creen que la CFE debe de darles todos los servicios que ellos quieran y fíjense que somos competidores y yo no tengo porque subsidiar a mis competidores, tengo que ganar en una justa economía de mercado”.

MILENIO solicitó a Iberdrola su posición en relación con este tema, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta. Sobre la planta de Chicoasén II, en Chiapas, caso en el que la Corte de Arbitraje Internacional de Londres (LCIA) determinó que la CFE deberá pagar 240 mdd al consorcio integrado por Omega Construcciones, Sinohydro Costa Rica, Desarrollos y Construcciones Urbanas y Caabsa Infraestructura —por reparación de daños ante las pérdidas ocasionadas por la imposibilidad de construir la hidroeléctrica—, Bartlett afirmó que el fallo fue totalmente “injusto”.

Se “tuvo un conflicto con la empresa que desarrollaba la concesión y demandó a la CFE en un arbitraje internacional en el periodo anterior, de manera que se suspendió la construcción de la presa; el resultado del arbitraje fue contrario a la CFE”, expuso ante diputados como parte del análisis del Segundo Informe de Gobierno.

“No hemos llegado a ningún acuerdo con ellos, las condiciones que están poniendo no nos conviene, espero que recapacite y si no recapacita, vamos a volver a licitar la planta porque sí queremos hacer la planta de Chicoasén. Esas son las instrucciones del Presidente”, dijo.

En el tema de pandemia, Bartlett Díaz dijo que la CFE dejó de percibir cerca de 8 mil millones de pesos al evitar la migración de 6.4 millones de clientes que subieron su consumo por el confinamiento y mantenerlos en un esquema de tarifa subsidiada de uso doméstico. Indicó que a partir de la recuperación económica se tendrá una demanda de energía eléctrica que ayudará a superar la meta presupuestada de 450 mil millones de pesos en ingresos propios y con ello mejorará la rentabilidad de la empresa.

“La inmensa mayoría de los mexicanos, que están en esa tarifa, han consumido electricidad sin límite alguno y sin que el consumo creciente que han tenido deje de ser tarifa subsidiada”, agregó.

ENERGÍAS LIMPIAS

Sobre las energías limpias, dijo que la comisión no está en contra de ellas, pero sí de la preferencia de la energía de empresas privadas sobre las nacionales y habló del caso de las presas del río Grijalva, hidroeléctricas que generan energía limpia pero que están paradas por la política energética.  Te recomendamos: Energías limpias son “un sofisma”, dice AMLO “Estamos a favor de la energía limpia, tenemos Laguna Verde, la geotermia e impulsamos un mecanismo para repotenciar las hidroeléctricas. No estamos en contra de la inversión privada”, sino de subsidiarla.

CLAVES ELECCIONES EU

Un triunfo del partido demócrata en la presidencia o en el Legislativo de EU, puede llevar a que México dé un giro hacia el uso de fuentes renovables, señaló HR Ratings. PRESIÓN Los demócratas están contra el petróleo y gas natural, y si se prohíbe el fracking se puede reducir la oferta de estos hidrocarburos, lo que implicará presiones para la política en México.

CAMBIO DE ENFOQUE

La presión implicará que se cambie el enfoque energético y se fomente el uso de fuentes renovables; con ello se favorecerán los recursos naturales del país.

 

https://www.milenio.com/negocios/iberdrola-quiere-imponer-el-precio-del-gas-bartlett

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.