Frena pandemia visita anual a panteones para festejar a los difuntos

JOSEFINA QUINTERO MORALES / LA JORNADA

Los gobiernos central y de las 16 alcaldías convinieron suspender, por la pandemia de Covid-19, la tradicional velada que cada año se realiza el primero y el 2 de noviembre en los cementerios de la Ciudad de México, por lo que permanecerán cerrados los 117 panteones. Así se impiden las aglomeraciones y portazos que se han registrado, porque a punta de pistola, en algunos casos, han ingresado a los camposantos.

En las alcaldías Xochimilco, Tláhuac y Álvaro Obregón, donde hay gran arraigo por la veneración a la muerte, se anunciaron operativos de vigilancia. Asimismo, ante la inconformidad vecinal en San Lorenzo Tezonco por la disposición, autoridades de Iztapalapa mantienen el diálogo con los vecinos para evitar que realicen la celebración.

En Xochimilco, donde se ubica el mayor número de cementerios, 17, se analiza que en las dos semanas previas a los Días de Muertos puedan ingresar dos personas por tumba, informó Roberto Palomo, jefe de la unidad departamental de panteones de la alcaldía.

En esta demarcación aún se realizan cortejos fúnebres por las calles y con música de banda acompañan al difunto hasta el panteón. El 10 de mayo, un grupo de personas amagó con armas de fuego al personal del cementerio de Jilotepec e ingresaron familiares, amigos y vecinos, a pesar de que no está permitido. Acciones similares también se han visto en el panteón Dolores.

En el suroriente de la ciudad, las familias tienen por tradición, cada primero de noviembre, arreglar las tumbas, enflorarlas y pasar la noche en el panteón con música y velas para esperar la visita de sus muertos.

Foto

▲ Autoridades de la alcaldía de Cuauhtémoc y del gobierno federal inauguraron la romería de la flor de cempasúchil en el Palacio de la Flor, donde hay variedad de precios y tipos para adornar las ofrendas del Día de Muertos.Foto Luis Castillo

En el panteón de Jilotepec el registro de visitas en estas fechas superaba las 250 mil personas. Ante ello, Palomo apuntó que el próximo fin de semana se informará si la propuesta de visitas los días previos al primero y al 2 de noviembre se autoriza, lo cual estará limitado a dos horas por tumba y sólo será para el arreglo. Se aplicarán todas las medidas sanitarias y la restricción de que no podrán entrar niños, adultos mayores ni enfermos.

En San Andrés Mixquic, desde el 29 de septiembre se empezaron a suspender las actividades. La instalación del portal a la entrada del panteón fue suspendida.

Ante el incremento de enfermos de Covid y las muertes que ha habido, los mismos pobladores decidieron suspender los festejos para evitar la transmisión del virus y el riesgo de contagios por la llegada de visitantes.

El domingo anterior, San Andrés Mixquic apareció en la lista de colonias de atención prioritaria por los casos activos que reportó; pese a ello, los vecinos señalaron que hay personas que tras contraer la enfermedad lo ocultan para evitar el rechazo; no obstante, también hay personas que insisten en realizar actividades sociales.

Algunos vecinos han reprochado al padre de la iglesia que no haya cancelado las ceremonias religiosas. Ante ello, las autoridades preparan un operativo de vigilancia para inhibir la concentración de personas.

https://www.jornada.com.mx/2020/10/16/capital/028n1cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.