Un sexenio con un nulo crecimiento

EXCÉLSIOR

Pese a la mejora en las expectativas de crecimiento para México por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2020 y 2021, el organismo anticipa que los mexicanos terminarán el presente sexenio más pobres que como lo iniciaron.

Las recientes proyecciones del FMI señalan que la tasa de crecimiento promedio anual de México entre 2018 y 2024 será de 0.0%, por lo que la recuperación apenas compensará el impacto del covid-19, y será el peor desempeño desde el 0.1% del sexenio 1983-1988.

Esta situación hará que el PIB por habitante retroceda a una tasa promedio anual de 1.0% en el mismo lapso.

Con esto, el organismo internacional prevé que México perderá un lugar dentro de las economías más grandes del mundo, al pasar de la posición 12 a la 13 entre 195 países, superado por Turquía.

 

 

En cuanto al PIB por habitante, el FMI proyecta que el país retrocederá seis posiciones, al pasar del lugar 70 al 76, en el cual será rebasado por Serbia, China, República Dominicana, Bielorrusia, Tailandia y Costa Rica.

El organismo que dirige Kristalina Georgieva no anticipa una recuperación vigorosa para México después del rebote de 3.5% del PIB de 2021, pues prevé que el país crezca 2.3% en 2022; 2.2% en 2023 y 2.1% en 2024.

Con esto, el organismo proyecta que el PIB por habitante de México pasará de 20 mil 26 a 18 mil 890 dólares anuales entre 2018 y 2024, una pérdida acumulada de 5.7% en el actual sexenio.

 

 

CONSECUENCIAS

Analistas han anticipado que el principal impacto del desplome de la economía, y por ende del PIB por habitante, se verá en un deterioro en los indicadores de pobreza en el país, pues ya el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) anticipó que por causa de la crisis económica y sanitaria el país verá crecer en más de 10 millones de personas la pobreza extrema.

En tanto, otros organismos como la Comisión Económica para América Latina (Cepal) prevé que México sea el país con mayor aumento de la pobreza en la región.

El Producto Interno Bruto por habitante es un indicador usado para medir el nivel de ingreso de un país, ya que divide el PIB total entre el número de habitantes.

 

 

Por esta razón, el resultado es un ingreso promedio, dado que el PIB es una medida del ingreso nacional de los países.

Su importancia radica en observar cómo crece el ingreso respecto al crecimiento de la población, ya que el progreso se da en la medida en que el ingreso nacional crece a mayor velocidad a lo que lo hace la población.

El Fondo Monetario Internacional realiza la medición del PIB por habitante a escala global en dólares ajustados por paridad de poder de compra, lo que significa que se ajusta por la inflación y por el tipo de cambio de cada país, de tal manera que elimine las distorsiones que generan estas dos variables al convertir el PIB de moneda local hacia dólares.

Con esto, la comparación entre países es estadísticamente más sólida y robusta.

https://www.dineroenimagen.com/economia/un-sexenio-con-un-nulo-crecimiento/127575

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.