FBI desactiva secuestros que desestabilizarían a Estados unidos

LA RAZÓN ONLINE / LA RAZÓN DE MÉXICO

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) reveló un complot que tenía como objetivo secuestrar a la gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer.

Nuestros esfuerzos descubrieron planes elaborados para poner en peligro las vidas de los agentes de la ley, los funcionarios del gobierno y el público en general

Dana Nessel, fiscal general de Michigan

Los miembros de la milicia habían adquirido armas, realizado vigilancias a la gobernadora en su domicilio y se habían entrenado para secuestrarla o asesinarla junto a otros miembros del gobierno estatal de Michigan antes de las elecciones del 3 de noviembre.

El plan también incluía un ataque al edificio del capitolio estatal.

El plan de los miembros de la milicia, que había sido infiltrada por informantes del FBI, era juzgar a la mandataria por “traición” en un escondite de un lugar remoto de Wisconsin y no descartaban acabar con su vida.

Según dijo en rueda de prensa la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, los acusados, miembros de milicia Wolverine Watchman, tenían la intención de instigar una guerra civil al rededor del país y se enfrentan a varios cargos relacionados con terrorismo y conspiración para cometer un plagio.

El complot incluía planes para derrocar varios gobiernos estatales que los sospechosos creen que están violando la Constitución de Estados Unidos, incluyendo el gobierno de Michigan y Whitmer, según la denuncia federal.

El FBI inició una investigación a principios de este año, después de darse cuenta a través de las redes sociales de que un grupo de personas estaba discutiendo el derrocamiento violento de ciertos componentes gubernamentales y policiales, indica la denuncia.

“A través de fuentes confidenciales, agentes encubiertos y grabaciones clandestinas, las fuerzas del orden se enteraron de que determinadas personas estaban planeando secuestrar a la gobernadora y estaban actuando para promover ese plan.

“Este grupo utilizó medidas de seguridad operativa, incluida la comunicación mediante plataformas de mensajería cifrada y utilizó palabras y frases en clave en un intento de evitar la detección por parte de la policía”, revela el informe.

En ocasiones, Whitmer ha sido objeto de críticas violentas por parte de grupos de extrema derecha sobre su manejo de la pandemia de coronavirus.

Gráfico

“Todos podemos estar en desacuerdo sobre política, pero esos desacuerdos nunca, nunca deberían resultar en violencia”, declaró el fiscal federal Matthew Schneider, Distrito Este de Michigan.

Por su parte, la gobernadora Whitmer agradeció a los agentes que defendieron a su familia, y criticó, sin nombrarlo, al presidente estadounidense, Donald Trump, por no haber rechazado los actos de violencia de los grupos de ultraderecha durante los disturbios raciales.

“Apenas la semana pasada, el presidente de Estados Unidos se presentó ante el pueblo estadounidense y se negó a condenar los actos de los supremacistas blancos y los grupos de odio, como estos dos grupos de milicianos de Michigan”, dijo.

“Cuando nuestros líderes se reúnen, envalentonan o fraternizan con terroristas domésticos, legitiman sus acciones y son cómplices”, aseguró la gobernadora en una declaración.

https://www.razon.com.mx/mundo/fbi-desarma-secuestro-gobernadora-michigan-408196

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.