Riesgo de paro nacional ante falta de apoyo a universidades

JOSÉ ANTONIO ROMÁN / LA JORNADA

Ante la negativa del gobierno federal de otorgar recursos extraordinarios a las universidades en crisis financiera, lo que les impedirá cubrir la nómina de su personal en los últimos dos meses del año, la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu) analiza convocar a un paro nacional.

El organismo, que agrupa a 94 sindicatos universitarios y 280 mil trabajadores académicos y docentes de todo el país, realizará el día 15 una asamblea general de manera virtual, donde fijará una estrategia y las acciones que considere más convenientes para resolver este problema, el cual tomará tintes de conflicto laboral ante el incumplimiento en el pago de salarios y prestaciones de las quincenas de octubre, noviembre y diciembre.

Tras reunirse la víspera con el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro, y buscar un encuentro con integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, dirigentes sindicales de varias universidades estatales públicas expusieron la difícil situación de algunas de ellas, que se agravarán en 2021, también por escaso presupuesto, el cual no alcanzará siquiera a cubrir el índice inflacionario.

En un documento que pretenden entregar a los diputados, destacan que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, que no contempla ningún recurso extraordinario para 11 instituciones que enfrentan crisis financiera, sólo asigna un aumento de 3.07 –en conjunto– para las 35 universidades públicas estatales, cuando la inflación estimada es de al menos 3.4 por ciento.

Ante esta situación, Enrique Levet Gorozpe, secretario general de la Contu y dirigente sindical de los trabajadores académicos de la Universidad Veracruzana, dijo que la crisis que viven 10 casas de estudios superiores propiciará un conflicto de carácter laboral al no pagar salarios y prestaciones, lo cual representaría una violación al contrato colectivo y a los derechos de los trabajadores.

Esto daría pie a una inconformidad generalizada y a que nuestra organización realice acciones más enérgicas para encontrar la solución a los problemas, advirtió.

Además, criticó que en el PEF de 2021 tampoco se tomó en cuenta la asignación de recursos a importantes programas de fondos extraordinarios con que se atienden algunos de los graves problemas estructurales de las universidades.

https://www.jornada.com.mx/2020/10/08/politica/015n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.