Manzanillo, paraíso del feminicidio y la trata de mujeres

FRIDA SÁNCHEZ / LA RAZÓN DE MÉXICO

El 70 por ciento de los feminicidios que se cometieron en Colima entre enero y agosto de este año ocurrieron en Manzanillo. De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el estado hay registro de 10 asesinatos de mujeres en los últimos ocho meses, de esos, siete ocurrieron en ese destino turístico.

Estos números resultan también alarmantes al considerar los feminicidios registrados en los últimos cinco años en la demarcación que encabeza la alcaldesa Griselda Martínez, de Morena. El año pasado sólo se abrieron dos carpetas de investigación por ese delito, uno en agosto y otro más en diciembre.

En 2018 sólo se registró uno, en noviembre. Un año antes, en 2017, tres: en marzo, noviembre y diciembre. Mientras que en 2016 las autoridades tuvieron conocimiento de nueve asesinados por razones de género sólo en esta ciudad costera del Pacífico mexicano, y en 2015 un incidente, denunciado en julio.

Últimamente en Colima pasan tantas cosas. (…) No se me hace justo que cada vez se haga más grande esta bola de nieve que es desaparecer a las mujeres y matarlas. No queremos eso

Carmen Sepúlveda, Red de Desaparecidos de Colima

En términos generales, en la entidad gobernada por José Ignacio Peralta Sánchez, el incremento en este delito contra las mujeres responde a 150 por ciento, pues mientras en los primeros ocho meses de 2019 se registraron cuatro feminicidios, este año ya suman 10.

Los asesinatos de mujeres en esa entidad se suman a otro delito, que en ocasiones viene de la mano: la desaparición forzada y la trata. De manera reciente, el colectivo Red de Desaparecidos de Colima detalló que de 300 casos anotados en lo que va del año, 70 por ciento de las víctimas son mujeres, la mayoría de ellas menores de 28 años de edad.

Carmen Sepúlveda, de la Red de Desaparecidos de Colima, explicó a La Razón que cuando una mujer desaparece de manera forzada tiene más posibilidades de sobrevivir que un varón, ya que “cuando se las llevan las prostituyen, las ponen a trabajar en casa, o a tener hijos”. En entrevista, contó que desde toda su vida, al menos desde que llegó a Colima, donde vive desde hace 30 años, las mujeres deben entender que no pueden caminar solas o libremente por las noches o por lugares solitarios; sin embargo, con el tiempo, dichos delitos se han agravado hasta el punto de que se cometen a plena luz del día y en la vía pública.

Gráfico

La activista también destacó un caso reciente del que tuvo conocimiento en redes sociales, que ocurrió en la colonia Tabachines, en el centro de la capital, Colima, cuando un hombre se bajó de una camioneta a media avenida y obligó a una joven a que se subiera con él.

“¿En qué estamos viviendo, por qué hacen eso? Últimamente en Colima pasan tantas cosas. (…) No se me hace justo que cada vez se haga más grande esta bola de nieve, que es desaparecer a las mujeres y matarlas. No queremos eso”.

El último feminicidio que se registró en el estado ocurrió apenas el pasado 20 de septiembre, en la comunidad de Suchitlán, en el municipio de Comala. El hecho indignó más al tratarse de una mujer de 24 años embarazada, cuya vida fue arrebatada con un arma blanca.

  • El dato: El 20 de septiembre, María Herlinda —quien tenía varios meses de embarazo— fue asesinada a puñaladas en la comunidad indígena de Suchitlán, del municipio de Comala.

https://www.razon.com.mx/estados/manzanillo-paraiso-feminicida-acapara-70-casos-colima-406998

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.