Fidecine, de nuevo en riesgo, y del Fonca se sabe poco

RICARDO QUIROGA / EL ECONOMISTA

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2021 (PPEF 2021), entregado la semana pasada al Congreso de la Unión por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, obliga a revisar el estatus de los fideicomisos y mandatos de la administración pública sin estructura orgánica que, por decreto presidencial emitido el pasado 2 de abril, debían iniciar un proceso de extinción. La revisión es necesaria, dado que el estatus de cada uno, según su naturaleza, se encuentra en momentos distintos.

Para el caso del Ramo 48 Cultura son 14 los fideicomisos o mandatos involucrados, de los cuales algunos ya iniciaron su proceso de desaparición, mientras que otros, al menos de manera pública, su destino está en entredicho.

El Fideicomiso para el Fomento y la Conservación del Patrimonio Cultural Antropológico, Arqueológico e Histórico de México (Fideinah), hasta el corte del segundo trimestre de la SHCP, disponía de unos 587 millones de pesos; sin embargo, como es posible consultar en el portal del INAI, “el fideicomiso se extinguirá una vez que se hayan agotado los recursos comprendidos”.

Legislativo incumplió su palabra

El caso de los fideicomisos para el cine (Fidecine y Foprocine), a pesar de la certeza que el gremio del séptimo arte había logrado en mayo pasado de la Cámara de Diputados para recular sobre su extinción, su futuro de nuevo es incierto.

En dicho mes, el diputado Mario Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Morena, en conversación con la comunidad cinematográfica, garantizó la no extinción del Fidecine y, en cambio, se comprometió a fortalecer el mecanismo.

La garantía desde el Legislativo permitió al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) trabajar en un anteproyecto para la reforma de la Ley Federal de Cinematografía y establecer vías para la incorporación de los recursos y las convocatorias del Foprocine al entonces garantizado Fidecine, el cual, a su vez, se transformaría en un fondo único que, incluso se propuso, llevaría el nombre de Focine.

Sin embargo, el pasado lunes, en una conversación pública, María Novaro, directora de Imcine, explicó: “ahora todo indica que el Fidecine no se va a conservar, que se van a extinguir todos los fideicomisos y ante esa eventualidad hemos trabajado un plan B, que es que el Imcine mismo, como institución, sea el que siga adelante con las convocatorias de apoyo al cine mexicano (…) el legislativo ofreció conservar el Fidecine y ahora el legislativo, incluso la misma persona (Mario Delgado), ha planteado la posibilidad de su extinción”

El Fonca, en incertidumbre

En el caso del Mandato del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), la situación también es de incertidumbre. En abril pasado, después de la emisión del decreto presidencial, la propia Secretaría de Cultura federal aseguró que este fondo se incorporaría a la estructura orgánica de la dependencia.

No obstante, durante una conferencia efectuada también el pasado lunes, Carlos Villaseñor, uno de los expertos que año con año analiza a fondo los montos del PEF, explicó que “todavía no sabemos claramente si el Fonca ya desapareció o no desapareció. Lo que sabemos es que será una dirección general dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Cultural, pero no lo tenemos claro. Ahora, en lo que sí ha sido claro el secretario (de Hacienda), Arturo Herrera, es en decir que todos los guardaditos que habían localizado ya se usaron y ya se acabaron”.

Hasta el segundo trimestre, según los documentos de Transparencia Presupuestaria, el Fonca está vigente y en funciones, con un monto disponible de más de 182 millones de pesos.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.