En la CDMX, ocupación de camas en hospitales se ubica en 61%

HÉCTOR MOLINA / EL ECONOMISTA

La tendencia en los casos de Covid-19 que necesitan hospitalización han ido a la baja en la CDMX en su generalidad; aunque en días recientes se han presentado ligeros repuntes.

Entre el miércoles 24 de junio y el miércoles 1 de julio se pasó en la CDMX de 2,997 hospitalizados generales a 2,830, una baja de 167 casos, equivalente a 5.57% menos.

No obstante, en ese periodo se registraron alzas. El domingo 28 de junio se contabilizaron 2,822 casos de personas que necesitaron una cama de hospitalización general, esto es sin ventilador; un día después, el lunes 29, la cifra subió a 2,844, un aumento de 22 casos.

Al día siguiente, el martes 30 de junio, la cifra de hospitalizados no intubados se incrementó de nuevo a 2,890, un alza de 46 casos.

Si se cotejan las cifras entre el domingo 28 de junio (2,822) y el pasado martes 30 del mismo mes (2,890), se observa un aumento de 68 casos, un alza de 2.4 por ciento.

El incremento de los casos coincidió con la entrada en vigor del semáforo naranja en la CDMX, el lunes 29 de junio, que significó un relajamiento del aislamiento social.

Según los reportes dados por las autoridades a nivel federal, al 24 de junio se registró una ocupación de camas generales en la capital de 65% y en camas con ventilador de 51 por ciento.

Mientras que al corte del 1 de julio, hubo una ocupación de camas generales de 61% y de camas con ventilador de 49 por ciento.

Cabe recordar que el principal indicador para el cambio de color en el semáforo epidemiológico es el porcentaje de ocupación de camas, ya que en caso de que el promedio supere 65% de ocupación de camas generales, la capital puede volver al color rojo.

En cuanto a las instituciones con mayor disponibilidad de camas generales, hasta el pasado 30 de junio, de acuerdo con los reportes del gobierno capitalino, está en primer lugar Pemex con 106 camas disponibles, equivalente a 65% de las censadas en hospitales de la petrolera.

Nuevo León limita movilidad
Ante el aumento de contagios y defunciones por el Covid-19 en Nuevo León, el gobierno estatal anunció que se implementarán nuevas medidas para reducir la movilidad en el estado.

Ayer, en conferencia, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón sostuvo que, pese al aumento, no habrá toque de queda.

“Habrá medidas restrictivas para que podamos estabilizar nuestro sistema hospitalario (…) si las cosas siguen tendré que tomar la decisión de toque de queda, clarito se los digo”, advirtió.

El mandatario local presentó las cifras de la pandemia en la entidad, las cuales muestran que del 21 al 27 de junio, en la semana 26 de la epidemia, la ocupación de camas de hospitalización llegó a 55%; en comparación, una semana antes, en la 25, la ocupación fue de 38 por ciento. “Abrimos en la semana 24 y obviamente se nos duplicó la ocupación”, reconoció el gobernador.

En defunciones diarias, Nuevo León pasó de cinco en promedio, en la semana 23 de la epidemia, a 11 en la semana 26, lo que significa un riesgo alto. “Por esta razón tenemos que tomar medidas restrictivas”, sostuvo.

Entre las acciones anunciadas por el gobierno local, que se aplicarán a partir de hoy, es que los sábados y domingos se prohíbe que haya personas en las calles, a excepción de que lo estén por trabajo, compra de medicamentos y alimentos o traslados a hospitales.

De lunes a viernes sólo podrá haber personas en la calle por los motivos ya descritos a partir de las 10 de la noche, entre otras medidas.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/En-la-CDMX-ocupacion-de-camas-en-hospitales-se-ubica-en-61-20200703-0008.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.