Advierte la Ssa sobre lucro de laboratorios privados

ANGÉLICA ENCISO / LA JORNADA

A partir de este lunes, por segunda semana consecutiva, continúa el semáforo rojo de Covid-19 en todo el territorio nacional. Es el momento de máxima intensidad de la transmisión del virus y que nadie se confunda con la idea de que se abren espacios públicos, porque la cantidad de casos y hospitalizaciones va en aumento, sostuvo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

En la conferencia vespertina número 100, el funcionario destacó que tres cuartas partes de los servicios de diagnóstico los realizan empresas privadas, no me extraña que parte de la inquietud de más pruebas (de Covid-19) estuviera relacionada con esto.

Precisó que las pruebas rápidas dan alrededor de 70 por ciento de casos falsamente positivos, son inciertas, es casi como lanzar un volado al aire y puede ser un mercado lucrativo a pesar de su baja efectividad.

Ayer se confirmaron 117 mil 103 casos, 3 mil 484 más que el sábado, día en que se reportaron 113 mil 619. En relación con los decesos, la cifra de confirmación llegó a 13 mil 699, 188 más que un día previo, cuando hubo 13 mil 511. Es de recordar que los fines de semana se suman menos casos que los días hábiles.

López-Gatell también se refirió a que hay entidades en las que tienen más casos sospechosos de los que se han confirmado. En un adelanto del quién es quién en los estados se refirió al caso de Nuevo León, entidad en la que existen mil 915 casos confirmados, pero se cuenta con 4 mil 379 sospechosos. En Coahuila son 513 y 3 mil 610, respectivamente.

Ante el riesgo de la falta de atención a otras enfermedades, mencionó que se ha ocupado tan sólo 15 por ciento de lo acordado en el convenio con hospitales privados, que es para embarazos, cesáreas, endoscopías y hernias complicadas, entre otros padecimientos.

En relación con un segundo ciclo de transmisión de Covid-19, mencionó que podría darse junto con la temporada de influenza, entre octubre de este año y abril de 2021, por la similitud entre ambas enfermedades, en relación con la vía de transmisión, así como una eventual dependencia a temperatura fría.

Apuntó que no se prevé quitar pronto las reconversiones hospitalarias, porque sigue la presión al sistema de salud, largamente abandonado y deteriorado.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, recordó que el semáforo rojo significa que, por ejemplo, los hoteles operan a 25 por ciento para personas que se dedican a actividades esenciales; los restaurantes sólo pueden vender alimentos para llevar; parques, a 25 por ciento; mercados y supermercados sólo permiten el acceso a una persona por familia; escuelas, gimnasios y centros deportivos, sin actividad.

https://www.jornada.com.mx/2020/06/08/politica/003n2pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.