Sector médico: México tiene vasto potencial

ROBERTO MORALES / EL ECONOMISTA

México tiene grandes oportunidades para aumentar sus exportaciones de dispositivos médicos y medicamentos genéricos a Estados Unidos, lo que se ha evidenciado aún más con la pandemia del Covid-19, concluye un análisis divulgado por Wilson Center.

En el lado farmacéutico, México puede ofrecer oportunidades para una mayor producción de medicamentos genéricos que se exporten a los Estados Unidos.

La mayoría de los medicamentos importados por Estados Unidos provienen de Irlanda, China e India (con 80% de los ingredientes farmacéuticos activos provenientes de los últimos dos países). “Dados los costos de transporte, México debería ser un fabricante más competitivo”, afirman Andrew I. Rudman y Duncan Wood, coautores del análisis.

Al mismo tiempo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) puede ofrecer mayores garantías de calidad que sus competidores, cuyas plantas a menudo están sujetas a largas revisiones y suspensiones debido al incumplimiento de los estándares aceptables.

Ya México es un importante productor de medicamentos genéricos para el mercado interno y para la exportación a América del Sur, pero los fabricantes mexicanos han mostrado poco interés en ingresar al mercado estadounidense. Para ambos analistas, las alianzas con empresas estadounidenses podrían ser un primer paso útil hacia las cadenas de suministro integradas.

Las interrupciones en las cadenas de suministro de dispositivos y medicamentos causadas por el Covid-19 deberían servir para alentar a las empresas a explorar alternativas a su dependencia de China para estos productos esenciales.

Por otra parte, México alberga importantes dispositivos médicos y producción farmacéutica, pero su potencial y las ventajas inherentes, según Rudman y Duncan Wood, no se han aprovechado al máximo.

Los programas para mejorar las habilidades y desarrollar programas avanzados de aseguramiento de la calidad permitirían a México ascender en la cadena de valor de dispositivos médicos tal como lo ha hecho en las industrias automotriz y aeronáutica.

Si bien las empresas de dispositivos actualmente pueden encontrar y capacitar a los trabajadores para producir artículos y dispositivos básicos, lamentan la ausencia de un grupo de mano de obra altamente calificado que permita la producción de dispositivos más complejos.

La colaboración entre los fabricantes de dispositivos médicos, el gobierno federal y estatal, y la academia, podría abordar esta brecha de habilidades y, por lo tanto, permitir a las empresas aprovechar más la proximidad de México y reducir los costos de producción.

Estos programas de capacitación podrían ayudar a México a expandir su propia industria de dispositivos médicos, que “sigue siendo sorprendentemente pequeña” para un país del tamaño y nivel de desarrollo industrial de México.

Paralelamente, el papel de China como proveedor global de equipos médicos de protección personal, dispositivos médicos, antibióticos e ingredientes farmacéuticos activos significa que la reducción de la producción o las exportaciones de China podría generar escasez y mayores costos de suministros médicos críticos en los Estados Unidos.

También es probable que el brote genere escasez de materias primas de origen chino, insumos de fabricación, microelectrónica y productos terminados.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Sector-medico-Mexico-tiene-vasto-potencial-20200601-0020.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.