Hasta sanción penal por violar sanidad en restaurantes

KARLA MORA / LA RAZÓN DE MÉXICO

La reapertura de restaurantes y fondas en la Ciudad de México como parte de la Nueva Nornalidad, incluye normas sanitarias de operación y la posibilidad de imponer sanciones penales por riesgo de contagio a los clientes que no respeten las medidas de prevención contra el Covid-19.

De acuerdo con los Manuales para la Prevención Higiénica, elaborados por cámaras empresariales del ramo y el Gobierno de la Ciudad de México, el cliente tendrá que cumplir el protocolo correspondiente de limpieza.

Para garantizar esto, se recomienda a los negocios incluir una cláusula en el contrato que diga que “el cliente acepta cumplir el protocolo de higiene del establecimiento; de no ser así será remitido a las autoridades correspondientes, por Peligro de Contagio según el artículo 159 del Código Penal para el Distrito Federal”.

Dicha artículo perfila multa de quinientos a dos mil días o una sanción penal de tres meses a diez años de prisión, debido a que se trata de una enfermedad incurable.

A los restaurantes se les pide que los hostess, meseros y capitanes usen una careta plástica para protección del rostro, lo cual también aplica para el personal en barra, lavalozas y personal de bodega.

Gráfico

En estos establecimientos que tienen regularmente servicio de valet parking, los encargados deberán desinfectar áreas de mayor contacto como manijas, puertas, llaves, volante, entre otras. Asimismo, se suspende la operación de áreas infantiles, por lo que tampoco habrá niñeros.

Los restaurantes fomentarán el uso de reservación para evitar aglomeraciones en los tiempos de espera. Los clientes podrán esperar en los alrededores o en sus automóviles y se les avisará su turno vía móvil. En caso contrario se colocarán mínimo dos señalizaciones a 1.5 metros de distancia cada una para garantizar la sana distancia entre un cliente y otro.

Los encargados sugerirán al cliente el uso obligatorio de cubrebocas durante su estancia en el establecimiento y crearán una ruta de seguridad entre las mesas y comensales.

Gráfico

Suspenderán el uso de sal, pimienta y otros condimentos en las mesas, los cuales se proporcionarían en porciones individuales. Recomiendan utilizar un menú electrónico, desechables o desinfectarlos entre cada uso.

Se eliminarán sillas y mesas excedentes, con el fin de respetar el aforo permitido (que con el semáforo en naranja es de 30 por ciento de la capacidad, y en el color amarillo aumenta a 60) y sólo se permitirá hasta 10 clientes por mesa.

Para retirar la loza y cristalería, se recomienda usar un recipiente con tapa y llevar inmediatamente a lavar lo utilizado.

Para el cobro del servicio, se pide colocar barreras físicas entre el cajero y el cliente, y desinfectar monedas, billetes o tarjetas.

En caso de detectarse un cliente con síntomas antes de ingresar al negocio, se le deberá negar respetuosamente la entrada; en cambio, si los desarrolla durante su comida, se le debe aislar, realizar limpieza y monitorear a todos los que estuvieron en contacto con él. Detalla que próximamente se contará con “test rápidos a precios asequibles”, los cuales no serán obligatorios, pero sí recomendables.

  • El dato: La titular de la SECTEI, Rosaura Ruiz, aseguró que México tiene la obligación e infraestructura para crear una vacuna propia contra el Covid-19, en la cual ya trabajan varios institutos.

https://www.razon.com.mx/ciudad/carcel-comensales-acaten-reglas-covid-restaurantes-18091

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.