Habrá 200,000 nuevos empleos con intervenciones en 50 ciudades: Sedatu

LUIS MIGUEL GONZÁLEZ / EL ECONOMISTA

Son 25,000 millones de pesos para hacer mejoramiento urbano en 50 ciudades y eso permitirá generar más de 200,000 empleos, dice Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. “La cifra podría llegar hasta los 260,000. La estimación de los empleos que se podrían crear está basada en lo que logramos el año pasado”.

El programa de Mejoramiento Urbano pasó al centro del escenario, con el estallido de la crisis del coronavirus. El presupuesto se multiplicó por tres, respecto a los recursos originalmente previstos para 2020. “Las acciones se enfocarán en el centro y sur del país. El mayor impacto económico se verá en el segundo semestre del año y será muy fuerte en el último trimestre”, aseveró Meyer Falcón en conversación telefónica.

Este programa, agregó, tiene muchas ventajas, tomando en cuenta el impacto social. “Estamos pensando en intervenciones en zonas urbanas que lo necesitan mucho. Se dará preferencia a procesos productivos que no tengan prefabricados e impulsaremos el uso de materiales locales. Al estar enfocado en la construcción de infraestructura, puede generar muchos empleos de manera muy rápida. Una de las grandes ventajas de la obra es que requiere una gran cantidad de recursos humanos. A lo largo del siglo 20, la construcción de infraestructura se usó como un elemento contracíclico en momentos de crisis. Es el New Deal en Estados Unidos y la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial”.

Las intervenciones implican dotar de equipamiento a zonas que están en situación difícil, atender a poblaciones que tienen alto nivel de marginación. En algunos casos es desarrollar infraestructura para escuelas, primarias, secundarias, preparatorias, incluso preescolar. Para otros se trata de centros de salud, mercados, polideportivos, mercados, parques o plazas públicas. “Me gusta enfatizar la palabra ‘públicos’”. El problema principal que hemos encontrado en las zonas urbanas es la falta de oportunidades de desarrollo, ligadas a una falta de espacios y equipamiento adecuados. Estoy consciente de que no todos los problemas tienen un origen en una carencia física, pero sí tenemos espacios limpios, traslúcidos, bien ejecutado, es factible reducir los problemas urbanos y ayudar a que la gente tenga condiciones de vida más digna…los elementos no van sueltos”, explica Román Meyer, que estudió arquitectura y tiene un posgrado en Gestión Creativa y Transformación de la Ciudad.

El programa de intervenciones en el 2020 se enfocará en el centro y sur del país. En el 2019, se trabajó más en la frontera Norte. “No hay un diagnóstico a nivel de detalle” reconoce el secretario. “En trabajo de gabinete determinamos cuáles son las zonas que más necesitarían una intervención y luego hacemos trabajo de campo.

Hoy, en tiempos del Covid-19, se hace más trabajo de gabinete y reuniones virtuales”.

Esta dinámica de trabajo implica un riesgo de “imposición” de soluciones desde el centro, pero se puede minimizar con diálogo, afirma el funcionario: “Las soluciones deben de surgir desde el ámbito local. Buscamos un consenso entre los diversos actores. Hay atribuciones locales que debemos respetar y fortalecer, por ejemplo, en tareas de pavimentación y otros servicios básicos”.

¿Cómo cambiará la noción de espacio público urbano con el Covid-19?, le preguntamos. “Esta pandemia nos obliga a reestructurar la visión de un espacio público. Sabemos que las aglomeraciones incrementan los riesgos de contagio y que este riesgo se incrementa por las características del espacio urbano. Necesitaremos banquetas más amplias y mercados con pasillos mucho más anchos”

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Habra-200000-nuevos-empleos-con-intervenciones-en-50-ciudades-Sedatu-20200526-0020.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.