Gobierno: entre el subejercicio y la parálisis; recorte pone en riesgo la operatividad de varias áreas

EXCÉLSIOR

Uno de los impactos negativos que ha tenido la epidemia del covid-19 se encuentra en la reducción del margen de maniobra presupuestal que tiene el gobierno federal; en efecto, los niveles esperados en la caída en la economía han llevado al planteamiento de nuevos recortes presupuestales que pueden llevar a la semiparálisis o a la parálisis de áreas completas de la administración pública.

Por su fuera poco, en la presente administración no se ha conseguido resolver el problema del subejercicio presupuestal; una práctica de suyo negativa en las etapas de “normalidad”, que se profundiza en sus efectos y consecuencias en etapas de crisis como la que estamos atravesando.

Un nuevo duro recorte

A pesar de que el Presidente de la República ha mencionado en diferentes ocasiones que dispone de más de 400 mil millones de pesos extraordinarios para enfrentar la emergencia, la Secretaría de Hacienda anunció la semana pasada un nuevo recorte presupuestal de 75% en todas las partidas de materiales y suministros, así como de servicios generales de todas las dependencias del gobierno federal, excepto las de las áreas de salud y seguridad nacional y seguridad pública.

De acuerdo con el Analítico por objeto de gasto del Presupuesto de Egresos de la Federación, 2020, presentado por la Secretaría de Hacienda, el monto total de los llamados Capítulos 2000 y 3000 de los presupuestos institucionales de 16 dependencias federales asciende a 55 mil 416 millones de pesos. De esta suma, dividiendo en partes iguales cada mes del año, hasta mayo de 2020 debieron haberse ejercido alrededor de 23 mil 90 millones de pesos, restando para el periodo junio-diciembre 2020, una suma de 32 mil 326 millones de pesos. Si el recorte mencionado de 75% se aplica a esa suma, el monto es de 24 mil 244 millones de pesos, quedando para la operación de todo el gobierno de la República una suma de ocho mil 81 millones de pesos.

Frente a esto es importante decir que, si ya la operatividad del gobierno estaba comprometida y tenía serias deficiencias, la magnitud del recorte podría llevar a la parálisis de varias áreas, vinculadas, por ejemplo, al gobierno electrónico, a la atención al público, la entrega de apoyos y bienes y otras acciones que dependen de las áreas precisamente de mantenimiento, operación, transporte y telecomunicaciones que se pagan con esas partidas.

El arte de no saber gastar

De acuerdo con el Informe de las Finanzas Públicas del Primer Trimestre de 2020, presentado por la Secretaría de Hacienda, así como del reporte que sobre el mismo hace el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, los ramos de gasto en que mayores subejercicios se reportan son Turismo, con un subejercicio de enero a marzo de 2020, equivalente a -1,655 millones de pesos (69.1% del presupuesto asignado); Comunicaciones y Transportes, con un subejercicio de -1,119 millones de pesos (8.1% de su asignación trimestral); Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial, con -342.3 millones de pesos (-18.6%); y las entidades no sectorizadas, con -217.5 millones de pesos (-7.8% de su presupuesto trimestral).

Analizado por programa, el que presenta los peores rezagos es el programa Sembrando Vida. En el Anexo 10 del programa se dejaron de erogar 1,272.8 millones de pesos; en el Anexo 11, no se ejercieron 1,220.8 millones de pesos; en el Anexo 13 el subejercicio es de 366.2 millones de pesos; mientras que en el Anexo 14 no se ejercieron otros 366.2 millones de pesos.

 

https://www.excelsior.com.mx/nacional/gobierno-entre-el-subejercicio-y-la-paralisis-recorte-pone-en-riesgo-la-operatividad-de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.