Se desdice el Cenace: no hay emergencia eléctrica

JULIO GUTIÉRREZ Y ALEJANDRO ALEGRÍA / LA JORNADA

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), organismo gubernamental encargado del control operativo del sistema eléctrico nacional, emitió una declaración de estado de emergencia para la península de Yucatán, debido a que la demanda del fluido superó la capacidad de generación, aunque pocas horas después se desdijo y aseguró que su advertencia no tenía fundamento.

En un primer comunicado, aseguró que las plantas generadoras de la zona sur del país no contaban con el abasto suficiente de gas natural, requerido para producir electricidad, debido a la suspensión de los gasoductos que transportan el energético al sureste.

Pero horas después expresó que aunque ha habido limitaciones para proveer del energético a la zona sureste, en los próximos días se solicitará hacer el mayor esfuerzo para incrementar la oferta de gas natural y que se mejore la calidad del gasoducto de Energía Mayakán, con lo cual se incrementará la disponibilidad del hidrocarburo en las centrales de Mérida, Campeche y Valladolid, que proveen de electricidad esa región.

En el primer oficio expuso que la central de electricidad de Mérida no puede operar en los niveles máximos en las horas de demanda –es de ciclo combinado– si se descarga diésel, energético que también es usado para la generación.

Sin embargo, posteriormente apuntó que las limitaciones en la descarga de diésel fueron subsanadas con la instalación de un cabezal de descarga en ese lugar.

Al respecto, Erik Sánchez, especialista en energía, consideró que el país no cuenta con la infraestructura necesaria para hacer un proyecto de ese tipo, por lo cual los problemas de electricidad en la región podrían persistir.

El especialista comentó que en caso de no resolverse esa problemática, podría haber apagones programados, dado que no se cuenta con la capacidad para generar energía.

Mario Manuel Canales, presidente de la comisión de Energía de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, dijo que el estado operativo de emergencia dado a conocer por el Cenace no significa que vaya a suceder un apagón en la península de Yucatán; sin embargo, apuntó, la falta de gas es real.

Indicó que hay molestia entre el sector empresarial de esa parte del país, pero se debe a que las tarifas continúan siendo altas.

Las alertas sobre el estado operativo, añadió, siempre han existido, pero por vez primera se hizo pública y es bueno. Destacó que causó extrañeza que se haya atribuido parte del problema a la explosión en la plataforma marina Abkatun Alfa, pues sucedió en 2016.

Por la noche, Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad, aseguró que no existe riesgo alguno de apagones en la península de Yucatán, pues, según un estudio de la empresa, en esa región hay una capacidad de generación de 2 mil 618 megavatios y un requerimiento máximo de 2 mil 220 megavatios, es decir, hay un margen de reservas operativas de 17.8 por ciento.

https://www.jornada.com.mx/2019/06/19/economia/019n2eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.