Para crecer 4%, México necesita reajustar políticas públicas en la CDMX

ILSE BECERRIL / EL ECONOMISTA

Para que el país logre un crecimiento económico anual de 4%, objetivo de la actual administración federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, resulta necesario realizar un ajuste en las políticas públicas orientadas a los gobiernos locales, particularmente a la Ciudad de México, a fin de impulsar el desarrollo y evitar que continúe la tendencia de desaceleración en éste y los próximos años.

De acuerdo con el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, en el caso de la capital del país, motor económico del territorio nacional, los principales problemas que prevalecen son movilidad, desarrollo inmobiliario y sobre todo inseguridad, los cuales restan certidumbre a los empresarios para que aterricen proyectos de inversión que generen empleos y, por ende, pueden provocar que no se logre el crecimiento económico previsto.

La importancia de la Ciudad de México radica en que es la economía más grande del país, con una aportación de 17.5% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, que es el doble respecto al Estado de México, su competidor más cercano (8.9% del PIB), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Padilla Zenteno indicó que también la administración capitalina, por su relevancia en la República mexicana, debe realizar políticas públicas que encaminen la detonación de la actividad económica.

“Hemos insistido mucho en el crecimiento de la capital en materia de desarrollo urbano e inmobiliario; esta parte es fundamental (…) exige una revisión de atención del gobierno, cuidando los aspectos de corrupción”, mencionó .

“En materia de movilidad, seguimos insistiendo en que lo que requiere la capital del país es un transporte de calidad, eficiente, competitivo; para ello queremos insistir para que la jefa de Gobierno (Claudia Sheinbaum Pardo) oriente recursos importantes para el transporte concesionado.

Estamos perdiendo 130,000 millones de pesos en competitividad para la capital en temas de congestión, que equivalen a 33 millones de horas hombre al día. Viajamos casi cinco años en el transporte público; esto obliga a poner atención en mejorar el sistema de transporte”, expuso.

Coparmex, dijo su dirigente local, ha planteado con claridad cuál es la ruta para la sustitución y modernización, “que sea migrar a vehículos no contaminantes, que mejoren los tiempos de traslado para que mejore la calidad de vida. Además de una política transversal y trabajar más en la planeación que permita acciones completas”.

La semana pasada, el Gobierno de la Ciudad de México presentó el Plan de Reducción de Emisiones del Sector Movilidad, el cual pretende que para el 2024 se logre disminuir 30% de las emisiones contaminantes de fuentes móviles, a través de tres ejes: reducir los viajes que emiten más contaminantes, cambiar el transporte y la movilidad, y mejorar la tecnología existente para reducir emisiones. Se prevé que el esquema de movilidad que hay actualmente en la capital cambie a partir del 2020.

Suspensión de proyectos
En materia de generación de empleo, Jesús Padilla consideró que las medidas de austeridad del gobierno federal han frenado la creación de plazas en la Ciudad de México durante los primeros cuatro meses del año en curso.

“Vamos mal en empleo. De acuerdo con registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en los cuatro primeros meses del año se recortaron empleos; para la capital se generaron 20,202, es decir, 67% menos que el año pasado. La tendencia está; si algo está mal, hay que intentar corregir, hay capacidad de crecimiento. Si tenemos un problema de inseguridad y falta de oportunidades, queremos ver a dónde vamos con esto”, acotó.

La suspensión de obras, derivada de irregularidades según el Reglamento de Construcción de la Ciudad de México, y la falta de recursos federales fueron los principales factores que ocasionaron que en los primeros meses del 2019 la capital del país creara 20,202 trabajos asegurados en el IMSS, el nivel más bajo desde el mismo periodo del 2009, año de la crisis económica y financiera, cuando se perdieron 33,950 plazas.

Este comportamiento se debió, en gran medida, a la desaceleración en el sector de la construcción, uno de los principales generadores de empleo en la capital. Dicha industria registró 2,646 nuevos puestos, contra 17,546 en el periodo enero-abril del 2018, es decir, una caída de 84.9 por ciento. Ante este escenario, las autoridades locales sostuvieron que sí quieren generar puestos laborales, pero recibieron en malas condiciones la capital en materia de infraestructura.

Víctimas
Asimismo, según información de Coparmex, el porcentaje de empresas en la Ciudad de México que son víctimas de un delito alcanzó en el mes de febrero 32%, pero hacia los siguientes meses se ubica en casi 70 por ciento.

“No pueden seguir subiendo los problemas por elevador y las soluciones por escalera. Esto nos obliga a tener capacidad de coordinación, trabajar de la mano con autoridades capitalinas”, insistió Padilla Zenteno.

Reconoció que, aunque en seis meses no se puede determinar la orientación clave de un gobierno, el organismo se ha sumado a la exigencia de cambiar las actuales estrategias de seguridad.

Sin fuerza
A todo lo anterior se suma que la economía de la Ciudad de México dibuja un panorama de pérdida de ritmo.

Con cifras del Inegi se observa que la actividad económica de la capital mexicana creció 2.7% a tasa anual durante el 2018, resultado que significó el menor aumento en los últimos cuatro años; en el 2017 inició la tendencia de desaceleración.

Coyuntura
El presidente de Coparmex local aseguró que las medidas de austeridad implementadas por la actual administración federal, tales como la reducción de presupuesto en universidades y en los gobiernos estatales y municipales, frenan el desarrollo económico del país y “matan” las oportunidades de empleo y desarrollo.

“La austeridad ha ido impactando a todos los sectores; la crisis de salud, la crisis ambiental que también tuvo que ver con la carencia presupuestal para el combate a incendios y también la gente que ha sido despedida”, afirmó.

En este contexto, el empresario refirió que el crecimiento proyectado de 4% es insostenible si no se reorientan las políticas públicas, económica y de austeridad. “Si eso no se corrige, es imposible que podamos crecer a 4% (…) Vamos a rondar por 1% y cada vez se va bajando más la proyección”.

“Hay una desaceleración económica. El Producto Interno Bruto ha crecido en dos bimestres de manera marginal (…) Hay una desaceleración económica en donde los ahorros y la captación de recursos no alcanzan para proyectos como la refinería de Dos Bocas y para rescatar a Petróleos Mexicanos y entender que las calificadoras impactan en México. Lo que pasa internamente se suma a la incertidumbre internacional”, aseveró.

Padilla Zenteno hizo un llamado al gobierno federal para que se construya una agenda en pro del desarrollo económico del país que contenga temas como seguridad nacional; seguimiento puntual a la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, y reestructurar de forma estratégica y responsable el manejo de las finanzas públicas, de tal manera que se reasignen recursos necesarios dirigidos a la población más vulnerable.

https://www.eleconomista.com.mx/estados/Para-crecer-4-Mexico-necesita-reajustar-politicas-publicas-en-la-CDMX-20190612-0029.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.