La CFE y Pemex brillan en opacidad: estudio

KAROL GARCÍA / EL ECONOMISTA

Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ejercen sus labores con bajos niveles de transparencia corporativa, de acuerdo de acuerdo con el Índice de Transparencia de Empresas Productivas del Estado, que elabora México Evalúa.

Según el análisis, únicamente en 28% de las variables analizadas en el caso de Pemex y en 22% en el caso de CFE se observó una práctica buena o excelente de transparencia. Asimismo, de las 50 variables analizadas por el organismo para medir el nivel de transparencia, en 12 de ellas, es decir 24%, tanto Pemex como CFE obtuvieron cero de calificación.

El diagnóstico se realizó con base en la información públicamente disponible que las empresas han puesto a disposición del público en general, desde su creación, durante la reforma energética, de agosto del 2014 a noviembre del 2018.

Para determinar cuáles son los componentes de información se partió de los pilares del gobierno corporativo establecidos en las directrices de la OCDE y cómo la transparencia puede aportar a su cumplimiento. Así se generó una matriz compuesta de categorías y variables. Las categorías se basaron principalmente en la compilación de buenas prácticas internacionales de gobierno corporativo, así como de transparencia y rendición de cuentas de la OCDE. Las variables fueron trabajadas y adaptadas a la realidad mexicana a partir del estudio de fuentes secundarias especializadas en la evaluación de la transparencia corporativa en empresas, como: el Índice de Transparencia de las Empresas Públicas de Transparencia Internacional España (INDEP), la Guía de Difusión de Información para Empresas Estatales del Sector Extractivo del Natural Resource Governance Institute, y los 10 principios anticorrupción para empresas estatales de Transparencia Internacional.

De estas fuentes el eje vertical de la matriz quedó finalmente compuesto por seis directrices, 19 categorías y 50 variables de transparencia corporativa que fueron sujetas individualmente a un análisis de calidad de transparencia.

Resultados
De los resultados presentados por ambas empresas, el organismo concluyó que ni Pemex, ni CFE utilizan la transparencia o la difusión de información como una herramienta para generar mayor valor a la empresa.

“No se utiliza a la transparencia y difusión de información como una herramienta para generar certidumbre a socios e inversionistas, actuales y potenciales, ni para disuadir comportamientos al interior de las empresas para combatir la corrupción”, afirmó, “las empresas productivas del Estado no difunden información sobre compromisos y resultados en políticas relacionadas con responsabilidad empresarial, integridad y corrupción”.

Como recomendaciones, México Evalúa consideró que los consejos de administración de las empresas propiedad del Estado deben contar con la suficiente autoridad, competencias y objetividad para realizar sus funciones de orientación estratégica y supervisión de la gestión, y deben actuar con integridad y asumir la responsabilidad por sus acciones.

De ahí que determinaron que no parece ser el mejor mecanismo de control tener consejeros propietarios como son el secretario de Energía y de Hacienda y Crédito Público, ya que existen otros mecanismos de control para ejercer la función de propietario del Estado sin interferir en la administración y operación estratégica de la empresa. Además, los consejeros designados por el Ejecutivo deberían cumplir con los mismos requisitos relacionados con las cualificaciones que los consejeros independientes, sin exceptuar el caso de los secretarios de Estado, como se hace ahora. El consejo debe tener una participación en la designación del director de la empresa y se debe determinar cuál es el mecanismo de evaluación interna del consejo como órgano, así como de cada uno de sus miembros.

“Fortaleciendo su consejo de administración y definiendo su objetivo se puede sacar a las empresas de la corrupción”, dijo Fernanda Ballesteros, coordinadora de regulación y competencia de México Evalúa.

Sin embargo, se debe fortalecer también el andamiaje institucional que rodea y regula a estas empresas, por lo que la analista consideró durante la presentación del estudio que es urgente fortalecer tanto el rol como la regulación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Piden auténtico gobierno corporativo en Pemex
El análisis de transparencia de México Evalúa en que bajo distintos indicadores tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad obtuvieron resultados inferiores a 30% de las prácticas necesarias en materia de transparencia, abrió el debate sobre las urgencias de la estatal petrolera en materia de gobierno corporativo.

Durante la presentación del análisis, Miriam Grunstein, socia-fundadora de Brilliant Energy e investigadora de Rice University en Texas, explicó que por lo pronto, otorgarle mayores atribuciones a la dirección de la empresa y a la Secretaría de Energía sobre el consejo de administración únicamente refrendaría lo que ya existe, que es una operación bajo la más estricta verticalidad y opacidad en lo que corresponde a gobierno corporativo dentro de Pemex.

Gonzalo Monroy, director de la consultoría energética GMEC, advirtió cambios que a su parecer serán catastróficos para los intereses de Pemex: el posible retorno de la empresa a llevar a cabo licitaciones bajo la Ley de Obras Públicas, con lo que ignoraría todo el riesgo que conlleva su actividad y se obtendrían insumos y servicios que aunque baratos en el corto plazo, resultarían en daños irreversibles para las finanzas de la empresa en el futuro, además de que la nueva propuesta de Ley de Pemex (que fue turnada a comisiones en la Cámara de Diputados para su discusión) prevé reducir de 10 a cinco años la experiencia necesaria en materia energética de los consejeros.

Manuel Llano Vázquez Prada, fundador e investigador de CartoCrítica, advirtió finalmente que la empresa petrolera va a morir tarde o temprano derivado de la transición energética y declinación de los hidrocarburos. La ruta que por tanto debería estar siguiendo el gobierno es definir cómo morirá y qué beneficios dejará a sus propietarios. De ahí que un gobierno corporativo “debe establecerse con un enfoque de derechos humanos, cambio climático y transparencia”.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/La-CFE-y-Pemex-brillan-en-opacidad-estudio-20190214-0036.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.