El Chapo podría ir a la prisión ADX Supermax

AGENCIAS / LA JORNADA

En espera de la sentencia definitiva, pero ya con la certeza legal de su culpabilidad, el destino de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, podría ser la prisión ADX Supermax de Florence, Colorado, que alberga a algunos de los delincuentes más conocidos del país. Es una instalación tan segura y aislada que le dicen la Alcatraz de las Montañas Rocosas, según se analiza en Estados Unidos.

En México, en referencia al veredicto sobre Guzmán Loera, el presidente Andrés Manuel López Obrador externó su respeto a los procesos legales en otros países. No le deseo el mal a nadie, acotó antes de anunciar que esto puede servir de lección a los jóvenes para no guiarse por el lujo barato obtenido con conductas antisociales.

También expresó que si se presentan denuncias contra los funcionarios mencionados durante el juicio, se atenderán, pero mi postura es muy clara: pensemos hacia adelante. Me importa más que se desnude lo que fue el régimen neoliberal, la política de pillaje, el engaño y no buscar chivos expiatorios.

Además, garantizó que no se retirará la protección a un policía que detuvo al narcotraficante que está en Washington. Para toda la gente que está amenazada, incluidos periodistas o defensores de derechos humanos, se mantendrá la protección: es una obligación que tiene que ver con derechos humanos.

En tanto, en el mundo carcelario hay presos que plantean riesgos particulares y después está El Chapo, que es un caso aparte. Tiene una historia de fugas sin paralelo, que incluye dos de prisiones mexicanas de máxima seguridad antes de una nueva captura y su extradición a Estados Unidos.

Por ello, tras su casi segura condena a cadena perpetua, muchos se preguntan dónde será alojado este traficante todopoderoso habituado a escaparse. Encaja perfectamente en ese penal, afirmó Cameron Lindsay, quien dirigió tres prisiones, hoy jubilado. Me sorprendería mucho que no fuese enviado a la ADX.

Los expertos tienen pocas dudas del lugar donde El Chapo cumplirá su condena: la ADX Supermax de Florence, Colorado, se encuentra en una vieja ciudad minera al sur de Denver y aloja a los criminales más violentos del país, incluido Dzhokhar Tsárnayev, autor del atentado de la maratón de Boston. Unos 400 reos se pasan 23 horas en solitario, en celdas de 2.1 por 3.7 metros.

El senador republicano por Texas, Ted Cruz, ha insistido en que el gobierno de Estados Unidos debe aprobar una ley para que el dinero decomisado al narcotraficante mexicano se utilice para pagar el muro en la frontera que el presidente Donald Trump pretende levantar.

https://www.jornada.com.mx/2019/02/14/politica/013n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.