“Vamos a olvidarnos de las estadísticas sobre lectura”: Taibo II

ADRIANA GÓCHEZ / LA RAZÓN DE MÉXICO

Paco Ignacio Taibo II, encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica (FCE), discrepa de las estadísticas que refieren que en México se lee poco, entre las que se encuentran las del Inegi, que en 2018 revelaban que en el país se leían 3.8 libros en promedio. Para él, “la realidad es que sí se lee y se piensa que se lee menos porque las estadísticas están hechas por las ventas, ¿pero el libro prestado?, ¿la rola?”, expresó ayer a los medios, antes de dar inicio a las actividades de Fomento a la Lectura en el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Señaló que de momento su referente no serían este tipo de estadísticas, sino que éstas vendrían después. “En principio vamos a olvidarnos de todas las estadísticas que no se produzcan desde la realidad, ya tendremos estadísticas después de que hayamos lanzado el proyecto”, afirmó afuera de la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología en las instalaciones de Zacatenco del IPN.

También defendió la estrategia de bajar el precio de los libros y argumentó que ésta se complementaba con actividades de fomento a la lectura, como las que desde ayer, y hasta el próximo 15 de febrero se realizan en el IPN, donde se obsequian cerca de 190 libros y se ofertan títulos a precios que van desde 10 y hasta 300 pesos en el Librobús que se instaló.

“Esto del Poli es muy importante porque en las operaciones de fomento a la lectura se le dejaba de lado. Hay millares de mexicanos que pueden descubrir los placeres de leer, vamos a estar en todas las escuelas del Poli a lo largo del año con librobuses y animación”

Paco Ignacio Taibo II
Encargado de despacho del FCE
Aunado a estos descuentos y regalos, se realizan actividades como charlas con autores, lectura de poemas y el encuentro de rap literario.

“Alguien decía un día, no es el tema clave bajar el precio de los libros, yo decía no, es uno de los temas clave; tienes que organizar fomento, discusión, descenso del precio del libro, un trabajo en la enseñanza media, creo que es nuestro mayor problema, en las vocas, los bachilleres, los ceceaches, es llegar a decirle a los chavos: ‘te va a volar las neuronas, no te lo pierdas’, hablarle de otra manera del libro, no el libro como obligación”,
señaló el escritor.

Al ser consultado por los representantes de los medios acerca de los cambios que se están realizando al interior del FCE, precisó que no se renovaron los contratos en cargos de altos mandos, que se terminaron este mes.

“Estamos corrigiendo en todas las áreas y recanalizando el dinero para lo que tiene que ser: operaciones de fomento a la lectura como la que está empezando, libros baratos, coordinación entre Educal, la Dirección General de Publicaciones y el Fondo de Cultura Económica para evitar duplicidades; redujimos el salario de todos los altos funcionarios, simplificamos. No hay tarjetas de representación, cada uno se paga sus refrescos y sus comidas, no hay gasolinas para transporte, eliminamos la visión priista de un Estado lleno de superfluos, oropeles, alfombras rojas y tonterías”, detalló.

Respecto a la formalización de su nombramiento como director general del FCE, ahora que ya se aprobó en el Congreso la Ley de Entidades Paraestatales, que suprimió el requisito de ser mexicano por nacimiento para ser titular de algún órgano descentralizado, respondió: “a saber…”

“A estas alturas del baile, llegará tarde o temprano. Sigo siendo encargado de despacho hasta quién sabe cuándo, pero tampoco me preocupa, es un problema formal, ya está la ley, ya no hay obstáculo, estamos a la espera de que se publique, luego hace el nombramiento Presidencia y después ya formalmente. Llevamos 15 días dirigiendo el Fondo”, expresó.

Ayer, durante el arranque de actividades de fomento a la Lectura en el IPN, decenas de estudiantes hicieron fila para recibir de manera gratuita un libro, desde títulos como Las cuatro después de medianoche y Mago y cristal, de Stephen King; hasta Crescendo, de Becca Fitzpatrick; otros jóvenes también compraron los ejemplares que se remataban.

“¿Los están regalando?”, dijo sorprendida una alumna cuando vio a sus compañeros con los libros que habían adquirido. El único requisito era mostrar su credencial de estudiante o su tira de materias.

El Dato: El próximo jueves continúan sus jornadas de Fomento a la Lectura en Tixtla de Guerrero; y la próxima semana en Uruapan, Michoacán; luego será en Mérida, Yucatán.
Como parte de esta alianza en el FCE y el IPN, el director del Politécnico, Mario Alberto Rodríguez Casas, anunció que en la próxima brigada politécnica los jóvenes “no solamente van a ir a ayudar a nuestras comunidades, sino que también van a llevar paquetes de libros que Paco (Ignacio Taibo II) nos ha regalado para llevarlos a esas comunidades que tanto lo necesitan”.

Jornada literaria con 25 actividades
Se realizan en la unidad Zacatenco del Poli.
Poesía y música con Jorge Hernández (Martes 12 a las 12:00).
Sigfrido con Daniel de la Torre (Martes 12 a las 16:00)
Mesa del rol de la literatura amorosa: El vampiro de la colonia Roma (Miércoles 13 a las 13:00)

“Vamos a olvidarnos de las estadísticas sobre lectura”: Taibo II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.