Ex presidenta del COPRED agradece reportaje de enlace judío en 2013: “Se logró que por primera vez en México se reconociera el antisemitismo”

REDACCIÓN / ENLACE JUDÍO MÉXICO

Enlace Judío México e Israel- Hoy, en el marco de la ceremonia del Día Internacional de Recuerdo a las Víctimas del Holocausto en el Senado de la República, Jacqueline L’Hoist, ex presidenta del Consejo para la Prevención de la Discriminación de la CDMX (COPRED), agradeció un reportaje de Enlace Judío, realizado en la UACM en 2013. En efecto, nuestras cámaras captaron un foro pro palestino, organizado por el Programa de Derechos Humanos de dicha universidad y el Colectivo Palestinaya.

Por lo visto,y según rezaba el título, ambas instituciones se proponían solicitar “el rompimiento de relaciones (de México) con el Estado sionista de Israel”.

En dicho evento del 2013, una mujer del público (que más adelante reveló ser de Palestinaya y de CORSOPAL, Coordinadora de Solidaridad con Palestina), de nombre Raquel Rodriguez, dijo que el Holocausto fue un invento, de que no hubo cámaras de gas y nos consternaron sus palabras:

“… Si fuera cierto lo del Holocausto y hubieran matado así a millones de judíos, ya tuviéramos la suerte de que no hubieran más judíos en este planeta…”.

Nunca pensó que judíos estuvieran filmando sus declaraciones.

El caso fue llevada al recién creado COPRED y la trayectoria del reportaje se documenta en De la Cámara de video a la Cámara de Diputados: impacta a nivel nacional la labor periodística de Enlace Judío.

Acababa de nacer el COPRED. Jacqueline L’Hoist fue su primera presidenta y éste el primer caso juzgado.

Hoy, Jacqueline L’Hoist mencionó lo sucedido con estas palabras: “El reconocimiento del antisemitismo, como una conducta discriminatoria en la legislación de la ciudad de México, se logró que por primera vez en México se reconociera el antisemitismo y lo hicimos aquí en nuestra Ciudad, al emitir una opinión Jurídica al respecto y sancionar la conducta.

Está fue en una universidad que negaba el Holocausto, Al decir en un foro que: “si éste fuera cierto y hubiera existido y sí hubieran muerto más de 5.000.000 millones de judíos, la humanidad se hubiera liberado de ellos y no es así”. Hoy quiero agradecer a quienes en ese momento nos facilitaron video y brindaron la colaboración para este hecho tan trascendente en la vida de los Derechos Humanos de nuestro país.

A partir de entonces el antisemitismo dejó de ser algo fuera de nuestra realidad, los antisemitas siguen negando su existencia, pero lo reconocimos y nos apropiamos de nuestra responsabilidad para eliminarlo”.

Gracias por tu nobleza y tu amistad, Jacqueline.

Éstas son las palabras de L’Hoist Tapia esta mañana, en el recinto del Senado de la República:

“Hace unos meses estuve por primera vez en un campo de concentración, al llegar al principio no podía respirar, el aire era pesado y al final eran mis pies los pesados, no podían con la carga de lo que les habíamos hecho.

Nadie quiere ser víctima, ni de violación de Derechos Humanos, ni de ningún delito, Sin embargo, ahí están, las vemos, las escuchamos y miren que si en México hemos aprendido del dolor de ser víctima.

Es por eso por lo que vale reconocer las acciones que el gobierno está haciendo para con los cientos de víctimas que tiene este país.

Cuando revisé por primera vez la Ley para prevenir y eliminar la discriminación en la Ciudad de México, Saltaba a leguas la ausencia del antisemitismo y cuando pregunté por qué no estaba, la respuesta fue. ahí está el derecho al credo.

No, no es lo mismo que te odien por tu religión a que por una causa y una definición tan determinada.

Es fundamental la diferencia entre la libertad de credo y el antisemitismo, ya que, este último, incorpora diversas formas de rechazo y discriminación hacia las personas de origen israelí, así como a las personas de religión judía.

El reconocimiento del antisemitismo en nuestro país, cruza por reconocer, que es la “Comunidad judía DE México” y no EN México y realzar su derecho a pertenencia, como mexicanas y mexicanos que profesan un credo y una identidad; aunque es cierto que las personas judías no es un grupo en situación de vulnerabilidad,

Desafortunadamente las escuelas, pero principalmente las redes sociales, han sido espacios en donde reiteradamente se les discrimina y ahí, tenemos un reto importante: hay una gran diferencia entre la libertad de expresión y el llamado al odio.

El reconocimiento del antisemitismo, como una conducta discriminatoria en la legislación de la ciudad de México, se logró que por primera vez en México se reconociera el antisemitismo y lo hicimos aquí en nuestra Ciudad, al emitir una opinión Jurídica al respecto y sancionar la conducta.

Ésta fue en una universidad que negaba el Holocausto, Al decir en un foro que: “si éste fuera cierto y hubiera existido y sí hubieran muerto más de 5.000.000 millones de judíos, la humanidad se hubiera liberado de ellos y no es así”. Hoy quiero agradecer a quienes en ese momento nos facilitaron video y brindaron la colaboración para este hecho tan trascendente en la vida de los Derechos Humanos de nuestro país.

A partir de entonces el antisemitismo dejó de ser algo fuera de nuestra realidad, los antisemitas siguen negando su existencia, pero lo reconocimos y nos apropiamos de nuestra responsabilidad para eliminarlo.

Siempre es bueno legislar, el antisemitismo está en la Constitución de la Ciudad de México, Ya no puede ser más una broma, el hacer menoscabo de la dignidad de alguien, por ser una persona judía o de origen israelí.

Y aunque sabemos, que no existe ninguna legislación que, por el mero hecho de estar, elimine las conductas discriminatorias, sí sabemos que a las víctimas les da la posibilidad de hacer justicia.

Hoy acá en el Senado, también quisiera decir que como en otras partes del mundo, no deberíamos permitir que se negaran los holocaustos, Porque hacerlo, es no querer reconocer de los que somos capaces de hacer como humanidad y es no querer enfrentar nuestro racismo, homofobia, xenofobia; nuestra capacidad de exterminarnos.

Y recordando a las víctimas, no debemos olvidar que durante el holocausto murieron también cientos de miles de personas homosexuales y personas gitanas.

El 27 de enero, nos cimbra a todas y a todos porque nadie debe ser exterminado.

Por eso debemos repetirnos constantemente que las diferencias son eso diferencias, pero no defectos y que hoy es el día de recordar, pero también, el momento de arrancarnos nuestros prejuicios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.