Declaración internacional: Detener la escalada del conflicto político en Venezuela

SIN AUTOR / TERCERA INFORMACIÓN

“Unos doscientos intelectuales, organizaciones sociales y políticos de todo el mundo han publicado una declaración internacional en la que llaman a detener la escalada del conflicto político en Venezuela, rechazan la intervención imperialista y apoyan una salida constitucional y dialogada, ante la grave crisis que se vive en el país.

En la carta, se rechaza el autoritarismo y la represión del Gobierno de Nicolás Maduro, así como la auto-proclamación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como ‘presidente interino’ de Venezuela para encabezar un gobierno de transición, el 23 de enero de 2019. Se advierte que, la creación de un Estado paralelo abre el escenario para la profundización de la crisis y el desencadenamiento de un conflicto interno armado, una guerra civil con participación internacional.

Apoyan también alternativas como salidas negociadas, sea por mediación internacional (como la ofrecida por Uruguay y México, y/o a realización de un referéndum consultivo vinculante para que sea la población venezolana la que decida sobre la convocatoria a elecciones generales.

A continuación el comunicado integro con las primeras firmas:

DECLARACIÓN INTERNACIONAL

Detener la escalada del conflicto político en Venezuela. Contra la intervención imperial

Por una solución democrática, desde y para el pueblo venezolano

Venezuela vive una crisis sin precedentes, que se ha venido agravando paulatinamente en los últimos años, al punto de afectar dramáticamente todos los aspectos de la vida de una nación. El colapso de los servicios públicos, el derrumbe de la industria petrolera y la caída extraordinaria del PIB, la hiperinflación, el aumento vertiginoso de la pobreza, la migración de millones de personas definen esta crisis, entre otros factores. La conflictividad política ha escalado a niveles muy peligrosos, socavando el estado de derecho, el marco de convivencia social y la salud de las instituciones. La población del país se encuentra en un estado de absoluta vulnerabilidad.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha avanzado hacia el autoritarismo, suprimiendo de facto numerosas formas de participación popular que habían logrado establecerse desde los inicios del proceso bolivariano. Ha aumentado la represión ante las numerosas protestas y muestras de descontento social; ha secuestrado la vía electoral como mecanismo de toma de decisiones colectivas y se ha mostrado intransigente en su meta de aferrarse al poder a cualquier costo; y ha gobernado al margen de la Constitución, aplicando un estado de excepción permanente. Mientras tanto, se avanza en la profundización del extractivismo y en la aplicación de políticas económicas de ajuste que favorecen a corporaciones transnacionales, e impactan negativamente en la sociedad y la naturaleza.

En paralelo, los sectores extremistas del bloque de oposición que lograron encabezar distintas movilizaciones, han impulsado varios llamados a una salida forzada y radical del Gobierno de Maduro (en 2014 y 2017), lo cual ha generado serias confrontaciones violentas y ataques a infraestructuras. Esto ha contribuido al estrangulamiento de la vida cotidiana de millones de personas, y a una severa afectación a los marcos de convivencia pacífica.

Adicionalmente, en el marco de un auge y alineamiento de las derechas en América Latina, se intensificó la intervención foránea, principalmente del Gobierno de los Estados Unidos, el cual desde 2015 ha asumido una posición mucho más agresiva con Venezuela, a través de Órdenes Ejecutivas, declaraciones amenazantes, creación de lobbies regionales e internacionales contra el Gobierno de Maduro y sanciones económicas que impactaron en la economía nacional. Otros actores internacionales como China y Rusia han incidido significativamente en el curso de los acontecimientos a partir de sus propios intereses expansionistas y apetencias económicas y energéticas, configurando una situación geopolítica sumamente tensa.

La autoproclamación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como ‘presidente interino’ de Venezuela para encabezar un gobierno de transición, el 23 de enero de 2019, ha desatado una nueva escalada de la crisis. Este intento de crear un Estado paralelo en el país encontró un rápido reconocimiento del gobierno de los Estados Unidos, así como de otros países aliados como Canadá, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú, Ecuador, Paraguay, entre otros.

La creación de un Estado paralelo centrado en la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, apoyado por EEUU y el llamado Grupo de Lima, abre el escenario para la profundización de la crisis y el desencadenamiento de un conflicto interno armado, una guerra civil con participación internacional. Un escenario devastador para la población y para la República venezolana, la cual podría desmembrarse y ser objeto de rapiña por diferentes intereses internacionales, como ha sucedido en otras regiones del mundo como consecuencia de intervenciones imperialistas recientes.

La agresiva presión del Gobierno de los Estados Unidos, así como las confrontaciones diplomáticas entre este y el Gobierno venezolano, crean situaciones muy peligrosas.

La situación generada ya no sólo representa una amenaza a la posibilidad de democracia, sino a la vida de millones de venezolanos y a la estabilidad en la región. En una confrontación armada, son los pueblos los principales afectados, y más en la situación actual de Venezuela donde la población ya vive una enorme precariedad y violencia en el marco de disputas territoriales.

En este sentido, quienes firmamos,

Rechazamos el autoritarismo del Gobierno de Maduro, así como la represión gubernamental ante el crecimiento de las protestas en todo el país, por alimentación, transporte, salud, participación política, servicios públicos, salarios dignos, entre otros. El pueblo venezolano, que sufre la enorme precariedad y la represión actual, tiene derecho a protestar sin ser criminalizado por ello.
Rechazamos la autoproclamación de Juan Guaidó y la creación de un Estado paralelo en el país, que no traerá sino mayor conflicto y no soluciona los principales problemas que afronta el país.
Repudiamos cualquier atajo político anti-democrático que no tribute a una solución pacífica y decidida por el pueblo.
Rechazamos el intervencionismo estadounidense, así como cualquier otra forma de injerencia extranjera. Venezuela no debe convertirse en campo de batalla internacional. Es el pueblo venezolano quien debe decidir su destino. Invitamos a los pueblos a apoyar y acompañarlo en este sentido.
Hacemos un urgente llamado a la convergencia de actores políticos y organizaciones sociales para unir fuerzas con el fin de detener la escalada del conflicto político en Venezuela.
Instamos a promover escenarios de diálogo y buscar soluciones en las cuales el pueblo venezolano pueda decidir, democráticamente y desde abajo, su destino próximo; a reanudar con los procesos de democratización que había construido la revolución bolivariana en sus inicios. El hecho de que en la Organización de Estados Americanos (OEA) no se hayan obtenido los votos necesarios para apoyar la proclamación de Guaidó da indicios de que todavía hay espacio para un diálogo internacional.
Pedimos que la solución parta y se apoye en los principios de la Constitución de la República. Es fundamental reconstruir los marcos sociales, políticos e institucionales para el entendimiento.
Apoyamos las propuestas, formuladas desde Venezuela, de salidas negociadas ya sea por la vía de la mediación ofrecida por los gobiernos de Uruguay y México, y/o por la realización de un referéndum consultivo vinculante para que sea la población venezolana la que decida sobre la convocatoria a elecciones generales.
Invitamos a los actores políticos nacionales a promover canales para una salida de la crisis económica que está asfixiando al pueblo venezolano. Dichos canales deben contribuir a paliar las carencias básicas de la población y potenciar el resurgimiento de una economía que posibilite el desenvolvimiento de la vida y el bienestar social.
La salida a la profunda crisis que vive la sociedad venezolana debe ser pacífica, constitucional y restituir la soberanía al pueblo venezolano.

Enviar sus adhesiones con nombre, institución/organización y país a: declarvenezuela@gmail.com

Primeras Firmas

Edgardo Lander, Universidad Central de Venezuela (Venezuela)
Emiliano Terán Mantovani, Observatorio de Ecología Política (Venezuela)
Miriam Lang, Universidad Andina Simón Bolívar (Ecuador/Alemania)
Alberto Acosta (Ecuador)
Tatiana Roa Avendaño, Censat Agua Viva (Colombia) – Cedla UvA (Amsterdam)
Maristella Svampa, Universidad Nacional de La Plata (Argentina)
Arturo Escobar, University of North Carolina (Colombia)
Rita Laura Segato, Profesora emérita, Universidad de Brasilia (Brasil)
Vladimir Aguilar Castro, Universidad de Los Andes (Venezuela)
Joan Martínez Alier, Universidad Autónoma de Barcelona (España)
Raquel Gutiérrez Aguilar, Posgrado en Sociología ICSYH-BUAP (Mexico)
Carlos Walter Porto-Gonçalves, Universidade Federal Fluminense (Brasil)
Ashish Kothari, Kalpavriksh (India).
Oly Millán Campos, economista (Venezuela)
Enrique Leff, Instituto de Investigaciones Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México (México)
Mina Lorena Navarro, profesora-investigadora BUAP (México)
Klaus Meschkat, Leibniz Universität Hannover (Alemania)
Catalina Toro Pérez. Universidad Nacional de Colombia (Colombia)
Marco Arana Zegarra, Congresista de la República, Frente Amplio (Perú)
Massimo Modonesi, Universidad Nacional Autónoma de México (México)
Eduardo Gudynas, CLAES (Uruguay)
Sven Giegold, economista, miembro del Parlamento Europeo (Alemania)
Leonardo Bracamonte. Universidad Central de Venezuela (Venezuela)
Pablo Stefanoni, periodista (Argentina)
Felipe Milanez, Universidade Federal da Bahia – UFBA (Brasil)
Fernando “Pino” Solanas, Senador Nacional (Argentina)
Andrea Pacheco, Directora del Centro de Estudios de la Realidad Latinoamericana (Venezuela)
Vilma Rocío Almendra Quiguanás, Indígena Nasa-Misak, Pueblos en Camino (Colombia)
Emmanuel Rozental-Klinger, Pueblos en Camino (Colombia)
Ailynn Torres Santana, investigadora feminista (Cuba)
Mario Alejandro Pérez Rincón, Universidad del Valle (Colombia)
Patricia Chávez León – Territorio Feminista/ Docente e Investigadora UPEA (Bolivia)
Marxa Chávez León – Territorio Feminista (Bolivia)
Dunia Mokrani Chávez – Territorio Feminista (Bolivia)
Luis Tapia Mealla – Docente e investigador CIDES – UMSA (Bolivia)
Gabriela Merlinsky, CONICET (Argentina)
John Cajas-Guijarro, Universidad Central del Ecuador, FLACSO (Ecuador)
Domingo Hernandez Ixcoy, Maya K’iche (Guatemala)
Pabel Camilo López, CIDES-UMSA (Bolivia)
Grettel Navas, Universidad Autónoma de Barcelona (Costa Rica)
Nadia Urbinati, Columbia University (Italia)
Alejandro Bruzual, Presidente de la Sociedad Venezolana de Musicología (Venezuela)
Nina Pacari, ex Canciller del Ecuador (Ecuador)
Pierre Beaudet, Plataforme Altermondialista, Montréal, (Canadá)
Walden Bello, State University of New York at Binghamton (USA)
Ana Patricia Noguera, Universidad Nacional de Colombia (Colombia)
Liliana Buitrago, Observatorio de Ecología Política de Venezuela (Venezuela)
Pablo Quintero, Universidade Federal do Rio Grande do Sul (Brasil)
Ronald Cameron, Plateforme altermondialiste, Québec (Canadá)
Pablo Solón, Director Ejecutivo Fundación Solón (Bolivia)
Aideé Tassinari Azcuaga, Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), México
José María Tortosa, Universidad de Alicante (España)
Enrique Viale, asociación de Abogados Ambientalistas de Argentina (Argentina)
Carlos Eduardo Morreo, Australian National University & Institute of Postcolonial Studies (Australia)
Franck Gaudichaud, Universidad Grenoble-Alpes (Francia)
David Barkin, Universidad Autónoma Metropolitana- Unidad Xochimilco (México)
Carlos Forment, New School for Social Research (USA)
Gustavo A. García López, Escuela Graduada de Planificación / Universidad de Puerto Rico (Puerto Rico)
John Foran, University of California (USA)
Gabriela Massuh, escritora (Argentina)
Francesca Gargallo Celentani, escritora (México-Italia)
Dayaleth Alfonzo, investigadora agroécologa (Venezuela/Francia)
Horacio Tarcus, CeDInCI (Argentina)
Facundo Martín, Universidad Nacional de Cuyo/CONICET (Argentina)
Jeffery R. Webber, Goldsmiths, University of London (Inglaterra)
Anahí Durand Guevara, Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú)
Maxime Combes, economista (Francia)
Acción Ecológica (Ecuador)
Fundación Pro Defensa de la Naturaleza y sus Derechos (Ecuador)
Julio César Guanche, investigador (Cuba)
Nicholas Hildyard, The Corner House (Reino Unido)
Sarah Sexton, The Corner House (Reino Unido)
Larry Lohmann, The Corner House (Reino Unido)
Hiram Hernández Castro, académico (Cuba)
Patricia Pintos, docente e investigadora IdIHCS/UNLP (Argentina)
Thomas Posado, Universidad Paris-8 (Francia)
Andrés Kogan Valderrama, Observatorio Plurinacional de Aguas (Chile)
Ovidiu Tichindeleanu, IDEA / ABC Society (Romania)
Dianne Rocheleau, Clark University (USA)
María Paula Granda, The New School for Social Research (Ecuador)
Fabián Espinosa, SIT Ecuador / Desarrollo, Política y Lenguas (Ecuador)
Javier Reyes, Centro de Estudios Sociales y Ecológicos A. C. Michoacán (México)
Henry Veltmeyer, Universidad de Saint Mary´s (Canadá) y Universidad Autónoma de Zacatecas (México)
Gonzalo Díaz Letelier, Universidad de Santiago de Chile (Chile)
Arturo D. Villanueva Imaña, Sociólogo (Bolivia)
Mercedes Centena, Socióloga (Argentina)
Raúl Zibechi (Uruguay)
Norberto Manzanos, CONICET (Argentina)
Pablo Alabarces, Universidad de Buenos Aires (Argentina)
Hélène Roux, Universidad Paris 1 (Francia)
Markus S. Schulz, Centro Max Weber de estudios avanzados cultural y social (Alemania)
Edgar Isch López, académico y exMinistro de Ambiente del Ecuador (Ecuador)
Valentina Estrada Guevara, consultora social (México)
Federico P. Koelle D., (Ecuador)
Janet Conway, Brock University (Canadá)
Börries Nehe, Goethe Universität Frankfurt (Alemania)
Nicolas Kosoy, McGill University (Canadá)
Udeepta Chakravarty, New School for Social Research (USA)
Adrián Beling, FLACSO Argentina / Universidad Humboldt de Berlin
Federico Lorenz, Universidad de Buenos Aires, Argentina
Instituto de Estudios Ecologistas del Tercer Mundo, Ecuador
Cecilia Chérrez, Ecuador
Pablo Almeida, La Casa Tomada (Ecuador)
Alejandra Almeida
Roberto Espinoza, Red Descolonialidad y Autogobierno (Perú)
Cornelis J. van Stralen, UFMG – Federal University of Minas Gerais (Brasil)
Octavio Zaya, Atlántica Journal, Canary Islands (España)
Ravi Kumar, South Asian University (India)
Vinod Koshti, IPTA, New Delhi (India)
Silvia Bagni, Universidad de Bolonia (Italia)
Miguel Arconada, Ingeniero Geólogo, (Venezuela)
Anna Harris, Psychotherapist (Reino Unido)
Anwesha Sengupta, Institute of Development Studies Kolkata (India)
Ruchi Chaturvedi, University of Cape Town (Sudáfrica)
Federico Demaria, Universidad Autonoma de Barcelona, Catalunya (Italia)
Suso Pereira, Ecologistas en Acción (España)
Christian Kerschner, University Vienna (Austria)
Lucile DAUMAS, jubilada, (Francia)
Otávio Velho, Universidade Federal do Rio de Janeiro (Brasil)
Geneviéve Azam, Economista, Attac France (Francia)
Diego Andreucci, Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y Colectivo Entitle-Red Europea de Ecología Política (Italia)
Didier Prost, arquitecto urbanista (Francia)
Cândido Grzybowski, Presidente do Instituto Brasileiro de Análises Sociais e Econômicas (IBASE) (Brasil)
Jorge Rojas Hernández, Universidad de Concepción (Chile)
Boris Marañón Pimentel, UNAM (México)
Boris Alexander Caballero Escorcia, Universidad Autónoma Metropolitana (México)
K. Sudhir, Peoples Architecture Commonweal (INDIA)
Ariel Salleh, University of Sydney (Australia)
César Augusto Baldi, professor universitario (Brasil)
Hermann Herf, Welthaus Bielefeld (Alemania)
Matthieu Le Quang, Universidad Paris 7 (Francia)
Alberto Chirif, Antropólogo (Perú)
Carolina Viola Reyes, Uninomada Sur (Ecuador)
Virginia Vargas Valente, Articulacion Feminista Marcosur (Perú)
Flor Mercedes Rodriguez , Universidad Autónoma de la Ciudad de México (México)
Ksenija Hanaček, ICTA – Universitat Autònoma de Barcelona (España)
María Francisca Frisone Barrera (México)
Gladysmar Yuleina Carmona García (México)
Manuel Bayón, geógrafo (Ecuador)
Paola Maldonado Tobar, geógrafa, Fundación ALDEA (Ecuador)
Melissa Moreano Venegas, Universidad Andina Simón Bolívar (Ecuador)
Patricio Carpio Benalcazar, Fundación OFIS (Ecuador)
Pablo Ospina, Universidad Andina Simón Bolívar (Ecuador)
Manuel Pérez Rocha L., Institute for Policy Studies (USA)
Horacio Machado Aráoz, Universidad Nacional de Catamarca (Argentina)
Enrique Rey, Universidad Central de Venezuela (Venezuela)
Lucrecia Wagner, CONICET (Argentina)
Elizabeth Peredo Beltran, Psicóloga Social, (Bolivia)
Blas Sanchez Ovadilla, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales – UNT (Argentina)
Fabián Kovacic, Facultad de Ciencias Sociales – Universidad de Buenos Aires (Argentina)
Daniel Chavez, Transnational Institute (Uruguay/Holanda)
Marcos Arruda, Instituto PACS, Universidad Internacional de la Paz y el Programa Educación Gaia (Brasil)
Victor Corona, Universitat de Lleida, Catalunya (España)
Alessandro Peregalli, Universidad Nacional Autónoma de México (México)
Clebson Luiz de Brito, Universidade Federal do Rio Grande do Norte (Brasil)
Daniele Benzi, Prof. Visitante Universidade Federal da Bahia (Brasil)
Gerhard Dilger, periodista (Alemania)
Geronimo de Sierra, Universidad de la República Uruguay (Uruguay)
Marco Narea, Universidad Andina Simón Bolívar (Ecuador)
Virginia Unamuno. Universidad nacional de San Martín, Conicet (Argentina)
Danilo de Assis Clímaco, antropólogo brasileño (Brasil)
Ciska Raventós, (Costa Rica)
Iñigo Arrazola Aranzabal, Universidade Federal da Bahia (Brasil)
Melanie E L Bush, Adelphi University (USA)
Gerardo Hernández Naranjo, Universidad de Costa Rica (Costa Rica)
Jorge Olivari, politólogo (Uruguay)
Kristina Dietz, Freie Universität Berlin (Alemania)
Jean Sineau, Université Sciences Toulouse (France)
Robert Joumard, Université de Lyon (France)
Laurence Cox, National University of Ireland Maynooth (Irlanda)
Catherine Samary, Economista (Francia)
Gisela Richter, periodista jubilada (Alemania)
Nieves Ibeas Vuelta. Universidad de Zaragoza (España)
Marie-Catherine Desaulty, Professeur retraitée Fontenay aux Roses (Francia)
Christiane Hansen, Attac Munich (Alemania)
Joseph Daher, Université de Lausanne (Suiza)
Gabriela Ruales Jurado, Feminista (Ecuador)
Ana María González Luna C., Università degli Studi di Milano – Bicocca (Italia)
Henri Mermé, commission internationale d’Ensemble ! (Francia)
Boris Kagarlitsky, Director of Institute for Globalisation Studies and Social Movements – IGSO (Rusia)
Sandrine Revet, Sciences Po, Paris (Francia)
Rahul Basu (India)
Francisco Muñoz Jaramillo, Universidad Andina Simon Bolivar, Colectivo Montecristiti Vive (Ecuador)
Erika Arteaga Cruz, Asociación Latinoamericana de Medicina Social (Ecuador)
Médico Internacional
Ivete Caribe (Brasil)
Christoph Richert, (Alemania)
Jose Carlos Silva Macher, Pontificia Universidad Católica del Perú (Perú)
Nila Vigil Oliveros, Lingüista
María Eugenia Borsani – Universidad Nacional del Comahue – CEAPEDI (Argentina)
Jose Efrain Astudillo Banegas
Claire Bransky
Gina Vargas

https://www.tercerainformacion.es/opinion/opinion/2019/01/29/declaracion-internacional-detener-la-escalada-del-conflicto-politico-en-venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.