Abrirá la UNAM nueva ENES en Mérida y otorga 11 honoris causa

REDACCIÓN / CRÓNICA

La Escuela Nacional de Estudios Superiores ofrecerá las carreras Manejo Sustentable de Zonas Costeras, y Desarrollo y Gestión Interculturales ◗ Eduardo Matos Moctezuma, uno de los doctores honoris causa

El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó ayer la apertura de la nueva Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), en la ciudad de Mérida, donde se impartirán dos carreras: Manejo Sustentable de Zonas Costeras, y Desarrollo y Gestión Interculturales, y otorgó 11 doctorados honoris causa, entre ellos al arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

En la misma jornada de trabajo, el máximo órgano colegiado de la Universidad Nacional aprobó la creación de la licenciatura 121 de esa casa de estudios, nombró dos profesores eméritos y autorizó la transformación del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras a Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción.

La nueva ENES en la capital de Yucatán se une a las que fueron abiertas en los últimos seis años en León, Guanajuato, y Morelia, Michoacán. Es útil recordar que antes de la apertura de la ENES-León, en septiembre de 2011, habían pasado 35 años sin que la UNAM abriera alguna unidad escolarizada fuera de la Zona Metropolitana del Valle de México.

El nuevo campus universitario se construirá en un terreno de 10 hectáreas donado por el gobierno del estado y su crecimiento se realizará en varias etapas. La aprobación del Consejo Universitario también avaló crear la infraestructura necesaria para atender, a mediano plazo, a mil estudiantes de licenciatura y 200 de posgrado. Además de las nuevas instalaciones, también se ampliarán otras instalaciones que la UNAM ya tenía en Yucatán: la Unidad Académica Sisal.

Según el proyecto, presentado ante el Consejo Universitario en las instalaciones de la Antigua Escuela de Medicina, la nueva ENES Mérida iniciará con dos licenciaturas ya existentes: Manejo Sustentable de Zonas Costeras, y Desarrollo y Gestión Interculturales. Posteriormente se analizará la posibilidad de abrir las carreras de Ciencias Ambientales, Ciencias Genómicas, Ciencias de la Tierra, y Tecnologías para la Información en Ciencias.

La propuesta de creación de la ENES se presentó al Consejo Universitario junto con las opiniones favorables de los Consejos Académicos de las áreas de Físico Matemáticas y de Ingenierías, así como de las Ciencias Biológicas, Químicas y de la Salud, de Ciencias Sociales y de las de Humanidades y Artes. También, la aceptación de suficiencia presupuestal y viabilidad del proyecto fue respaldada por las secretarías Administrativa y de Desarrollo Institucional de la UNAM.

El Consejo Universitario también aprobó la creación de la nueva licenciatura en Negocios Internacionales, que es la carrera número 121 dentro de esa casa de estudios.

Como parte de un ajuste de la legislación interna, el Consejo aprobó modificar el artículo 2 del Reglamento General de los Centros de Extensión Universitaria, del que se deroga el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras que recientemente se transformó en la Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción. Asimismo, modificó los artículos 1, 9, 10, 13, 14 y 16 del Reglamento del Reconocimiento al Mérito Universitario y se introdujo en la legislación la figura de investigador extraordinario.

Once excepcionales y dos eméritos. Entre el vasto y diverso conjunto de investigadores que forman parte de la Universidad más grande del continente americano, el día de ayer se otorgó el grado de investigadores eméritos a dos líderes en los campos de las ciencias biológicas y las humanidades:

Federico Bermúdez Rattoni, del Instituto de Fisiología Celular, fue distinguido por sus descubrimientos en el campo de la neurobiología de la memoria, la plasticidad neuronal y el entendimiento de enfermedades crónico-degenerativas del cerebro como el Alzheimer.

Por su parte, Concepción Margarita Peña Muñoz, quien ha impartido cátedra casi cinco décadas en la Facultad de Filosofía y Letras, fue nombrada profesora emérita por su labor docente y de difusión de las letras y la lingüística ha contribuido a enaltecer la herencia cultural de la literatura novohispana.

Además de estos grados destacados, otros once intelectuales de México y el extranjero fueron aprobados por el Consejo Universitario para recibir el doctorado honoris causa. A cada uno de ellos les fueron reconocidos méritos excepcionales y contribuciones a la pedagogía, las artes, las letras y las ciencias. Ellos son el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, líder del proyecto de rescate del Templo Mayor de los mexicas y Premio Crónica 2017; la astrónoma Silvia Torres Castilleja, actual presidenta de la Unión Astrofísica Internacional; la geógrafa María Francisca Atlántida Coll Oliva, pionera en el estudio de la geomorfología del Golfo de México.

También se otorga el grado de doctor honoris causa a María de las Mercedes Guadalupe de la Garza y Camino, experta en arte y religión de los pueblos mesoamericanos; Luis Esteva Maraboto, precursor en el análisis de riesgo sísmico; el filólogo español Víctor García de la Concha, director honorario de la Real Academia Española; el abogado Enrique González Pedrero, primer director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

También recibirán el grado de doctores honoris causa el poeta Jaime Mario Labastida Ochoa, actual director de la Academia Mexicana de la Lengua; el novelista Leonardo Padura Fuentes, autor de El hombre que amaba a los perros, libro considerado un hito en la literatura en español; el fisiólogo Ranulfo Romo Trujillo, quien ha contribuido a explicar cómo el cerebro genera sensaciones, memoria y decisiones, y la historiadora Josefina Zoraida Vázquez y Vera, coordinadora de decenas de libros de texto gratuitos para primaria y secundaria sobre historia, geografía y civismo.

http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1041004.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *